Descuento 20% Diciembre
Plugin Optimización de Imágenes Gratuito para WordPress
Viernes, 18 Noviembre 2016 08:48

Marketing de Contenidos, aplícalo en la web de tu negocio

Escrito por 
CMS:  Todos |  Versión:  Todas |  Nivel de dificultad:  Básico |  Tiempo estimado de lectura:  5 minutos


Marketing de Contenidos


Sí, has leído bien, marketing de contenidos. No me refiero a la creación de contenido, ni tampoco a la curación de contenidos, ni siquiera al contenido a secas.

Voy a hablarte del marketing de contenidos que no es otra cosa que la estrategia concreta que debes aplicar para crear contenido que atraiga a la audiencia que deseas y conseguir mejorar su marca de empresa o marca personal.

Me explico: no todo lo que escribes en tu blog o web es marketing de contenidos y de hecho, no todo debería serlo. Por ejemplo, un catálogo de productos es contenido, un apartado de noticias de tu sector también lo es, incluso la publicidad y las imágenes son contenido y también los avisos legales.

Sin embargo, el marketing de contenidos es aquel contenido que dedicas especialmente a un objetivo concreto, a un destino especial, a un usuario específico. Para ello, deberás crear toda una estrategia enfocada hacia esa finalidad que te has propuesto: vender un producto en especial, anunciar un nuevo servicio, potenciar la descarga de tu último infoproducto

 

¿Y cuáles son los beneficios del marketing de contenidos?

Una buena estrategia de marketing de contenidos aplicada correctamente puede traer muchos beneficios a tu negocio o a tu marca personal.

El más importante de ellos es que podrás conectar mucho mejor con tu público objetivo ya que habrás realizado un estudio previo para saber a quién te diriges, qué es lo que quiere y cómo puedes ofrecérselo.

Y no solamente esto sino que también conseguirás atraer a público nuevo que quizá hasta ahora no se había sentido seducido por el contenido que creabas antes. Esta nueva audiencia, además de interesarse por el producto y servicio en cuestión que hayas potenciado, puede convertirse en cliente al descubrir todo lo que ofreces. ¿Empiezas a ver el anzuelo con el cebo y los pececitos a su alrededor?


Atraer público objetivo

Por último, indudablemente el marketing de contenidos mejorará la imagen de tu marca personal o marca de empresa ya que te estarás presentando ante tu público objetivo como la solución a sus problemas y necesidades y no como un ente ansioso por vender y hacerse rico.

 

Marketing de contenidos: una carrera de fondo

Como te estarás imaginando, el marketing de contenidos no es algo que se plantee y se ponga en marcha en una tarde y tampoco suele dar resultados a corto plazo. Un buen estudio de tu público objetivo puede llevarte horas de investigación y de lectura en busca de tendencias, gustos y, sobretodo, necesidades.

Cuanto más afines en esta investigación, mejor llegarás a tu audiencia y más eficaz será tu estrategia de marketing de contenidos.

Pero no solamente tenemos que centrarnos en las personas a las que queremos “pescar” sino también en el modo en que vamos a hacerlo. ¿Son hombres, mujeres o hay de todo? ¿Qué edad tienen? ¿Qué hobbies tienen? ¿A qué se dedican?

Busca a tu buyer persona, el prototipo de tu cliente perfecto, y úsalo para definir tus estrategias

Te pondré un ejemplo: imagina que en tu web tienes a la venta cuchillas de afeitar. ¿Te diriges de la misma forma a un ejecutivo de 50 años que los fines de semana juega al pádel que a un chico de 22 años que está acabando sus estudios en la universidad?

O a lo mejor lo que ofreces son zapatos de mujer. ¿Tienen las mismas necesidades una mujer de 45 años con dos hijos que una chica de 20 años que aún vive con sus padres?

Una vez que decidas a quién tienes delante, es el momento de decidir todo lo que viene después: el tono, el gancho, incluso la estética de tu contenido. No tengas miedo de dejar a un lado a una parte de tu público habitual: recuerda que el marketing de contenidos tiene un objetivo concreto.

 

Marketing de contenidos también en las redes sociales

Por supuesto puedes trasladar tu estrategia también a tu plan de Social Media, especialmente si usas campañas de publicidad como Facebook Ads en los que la segmentación del público es clave.

Sin embargo, hay algo que debes recordar: el contenido de las redes sociales no te pertenece y siempre va a haber alguien que decida qué hacer con él. Si Facebook decide que tu anuncio no cumple las normas o alguien lo denuncia, puede retirarlo, independientemente de que hayas pasado horas diseñándolo.


Marketing de contenidos

En cambio, en un sitio alojado en un buen hosting no vas a tener ese problema porque tú eres dueño del contenido y tienes mucho más poder de decisión (a menos que infrinjas la ley pero estamos hablando de sentido común…)

Utiliza las redes sociales como una parte de ese gancho que tiene que atraer a tus futuros clientes: el destino debe ser tu blog o tu web, ese rincón que has preparado minuciosamente para que tu plan tenga éxito.

Y no lo olvides: las redes sociales son un lugar estupendo para investigar acerca de tu público objetivo, ¡aprovéchalas! Usa las publicaciones en Facebook, Twitter o Instagram para medir las reacciones de tus fans, para hacerles preguntas, para ver qué es lo que más les gusta...

 

Marketing de contenidos para fidelizar clientes

Hasta ahora estamos hablando de atraer nuevos clientes a tu blog o web pero el marketing de contenidos también puede orientarse a la fidelización de aquellos que ya tienes enamorados con tus productos o servicios.

De hecho, no estaría mal que de vez en cuando crearas una estrategia de fidelización: cupones, descuentos, cualquier tipo de contenido exclusivo que sepas que les va a encantar… En fin, tú les conoces, tú eres quien mejor sabe de qué forma puedes mantenerlos a tu lado.

Es más, un nuevo producto o servicio puede estar dirigido también a esa parte del público que ya forma parte de tu clientela. Por ejemplo, imagina que tienes un e-commerce de complementos para mujer y que hace tres meses sacaste a la venta un bolso amarillo que fue todo un éxito.

Ahora, has decidido sacar un foulard que hace juego con ese bolso así que uno de tus posibles reclamos podría ser algo como: "¿Te gustó nuestro bolso Pluma de Canario? ¡Pues no te pierdas ahora el foulard que complementará tu look más llamativo?¿". Es un ejemplo bastante random pero creo que se entiende

 

Lo que no es el marketing de contenidos

A lo mejor te estás liando un poco entre tanto término “marketero” que corre por ahí así que, como ya he explicado qué es el marketing de contenidos, voy a explicarte qué no es marketing de contenidos. El inbound marketing, por ejemplo, no es marketing de contenidos sino que éste es una parte de aquél. Es decir, el inbound marketing es una estrategia que engloba a su vez muchas otras estrategias y una de ellas es el marketing de contenidos.

El copywriting tampoco es marketing de contenidos sino una técnica de escritura dedicada a atraer al lector. ¿Que puedes aplicar el copywriting en tu estrategia de marketing de contenidos? ¡Claro! Pero no son lo mismo.

Y lo mismo podría decirse del storytelling, una de las técnicas estrella de los últimos tiempos, el arte de contar historias para enganchar a la audiencia. No es marketing de contenidos porque no es obligatorio ofrecer tu contenido en forma de historia, pero sin duda es una estrategia que deberías probar en algún momento.

Generar empatía y cercanía con tus potenciales clientes a través de una historia personal o alguna anécdota relacionada con tu empresa te ayudará a que se acorte la distancia entre tu audiencia y tú.

Por último, cualquier técnica de venta agresiva y directa tampoco puede englobarse dentro del marketing de contenidos. De hecho, lo que caracteriza a esta estrategia es que no vas a convencer a la gente de nada, no te vas a poner en su camino exigiéndoles que miren tus productos, que contraten tus servicios…

Truquillo: una buena forma de saber qué necesidades tiene la gente es hacer en Google una típica búsqueda "¿cómo... " y dejar que la búsqueda predictiva te dé algunas pistas

Simplemente vas a aparecer en plan casual, paseando, curiosamente mostrando aquello que ya sabes que necesitan porque para eso les has estado investigando.

Piensa que tu cliente no tiene que sentirse acosado ni perseguido sino al revés: debes hacerle sentir que te preocupas por él, que estás pendiente de sus necesidades y problemas y que estás dispuesto a solucionarle la vida.

Que sí, que la gente no es tonta y sabe que en realidad quieres venderles algo pero la forma de hacerlo mediante el marketing de contenidos es tan suave y tan poco invasiva que no se van a sentir engañados ni persuadidos.

 

En tu mano está que sientan tu estrategia como una caricia con guante de seda o como irritantes toquecitos de dedo en el hombro.

     

¿Te ha resultado interesante este artículo?

Suscríbete para recibir consejos exclusivos para WordPress, Joomla y PrestaShop



Laura Díaz

Soy Community Manager en empresas del sector turístico y de la salud, también trabajo para una editorial como redactora para dos de sus revistas y además gestiono varias webs. Mi objetivo es ayudar con mi experiencia a todos aquellos que incursionan por primera vez en el mundo del Social Media.
Facebook | Twitter

Sitio Web: lauradiazblog.com

Plugin Optimización de Imágenes Gratuito para WordPress