¿Qué es un hosting y cómo funciona?

Qué es un hosting y cómo funciona


¿Estás empezando a desarrollar alguna aplicación web? ¿Eres primerizo en crear tu website?

Es posible que te veas abrumado por la cantidad de información que te puedes encontrar en internet y no sepas bien qué servicios vas a necesitar para poner en marcha tu proyecto digital.

Para aclarar estos conceptos, vamos a conocer en este artículo cuál es el servicio básico que necesitas para crear una web WordPress, Joomla! o PrestaShop y cómo funciona: hablamos del hosting o alojamiento web.


¿Qué es un hosting o alojamiento web?

Entendemos que estás comenzando, que tienes pocos conocimientos así que intentaremos que puedas entender en qué consiste sin entrar en detalles técnicos.

Antes de nada, es importante que sepas que toda aplicación web está compuesta de una serie de ficheros y directorios que contienen la información de la misma. Desde la más sencilla que será un fichero .html a algún CMS (gestor de contenido) como puede ser Wordpress.

Estos datos, al igual que ocurre con cualquier aplicación que tengas en tu ordenador, deben estar guardados en algún sitio.

Aquí entra en juego el hosting. El alojamiento web no es otra cosa que un medio que te permite tener almacenado tu sitio web y que está disponible las 24 horas en todo el mundo.


¿Para qué sirve un hosting?

Llegados a este punto te estarás preguntando, “entonces... ¿qué diferencia hay entre tener mi página web en mi ordenador y hospedarla en un servicio de hosting?”

Las empresas de hosting tienen máquinas (llamadas servidores) específicas para el hospedaje de webs, por lo que te garantizan y aportan características esenciales que con un ordenador no podrías obtener. Veamos cuáles son:


  Uptime

A diferencia de tu ordenador, para poder dar servicio a un sitio web es necesario que los servidores siempre estén encendidos y conectados a internet. Ten en cuenta que, al final, lo que quieres es que tu página web esté disponible siempre en todo el mundo.

Por tanto, se necesitará una conexión y un ancho de banda profesional que otro tipo conexiones domésticas no te pueden aportar. Cualquier error, parada en el ordenador o en la conexión a internet, haría que tu website se caiga.

Hosting: uptime



  Rendimiento

Los proveedores de hosting como Webempresa,(hosting España) disponen de servidores específicos enfocados en el servicio web y permiten optimizar el rendimiento y el funcionamiento de las aplicaciones.

Hosting: rendimiento



  Facilidad de uso

La mayoría de hosting ya tienen preparados todos los servicios necesarios (servidor web Apache, bases de datos MySQL, etc.) para dar servicio a la página. De esta manera, una vez que la alojes en los servidores, tu aplicación entra en funcionamiento.

Además de esto, disponen de un panel de control (por ejemplo de cPanel) desde el cual puedes gestionar todo lo relacionado con el hosting de manera sencilla: administrador de archivos, gestión de las cuentas de correo, copias de seguridad, etc.

Hosting: facilidad de uso



  Seguridad

Ya sabrás, que una página web es elemento muy jugoso para los “ciber-malos”, pues pueden utilizarla para realizar envíos de SPAM, obtener información y datos vulnerables, etc.

Los proveedores de servicios de hosting disponen de una serie de medidas de seguridad como pueden ser antivirus o firewalls, entre otros, que te ayudan a mantener tu sitio web seguro para que sea mucho más difícil de vulnerar que si lo tienes en tu propio equipo. ¡Evita riesgos!

Hosting: seguridad


¿Cuál es el funcionamiento de un hosting web?

Como hemos visto, un hosting está compuesto de unos servidores (máquinas) que almacenan los archivos que conforman la página web y tienen todos los servicios necesarios para que desde cualquier equipo se pueda visualizar e interactuar con ella.

Pero, ¿cómo accedemos a la misma?

Los servidores del hosting son identificados por una dirección IP. Como ésta es algo difícil de recordar, entran en juego los dominios. Estos dominios están conectados a otros servidores DNS (servidores de nombres de dominios) que son los que van a traducir a qué IP deben “mirar” para cargar la web.

Básicamente y a groso modo, cuando alguien escribe una dirección (dominio) en el navegador de su equipo, éste se conecta a sus DNS configurados y traduce la dirección a la IP del servidor.

El servidor recibe la petición de acceso y envía los paquetes de datos con la información de la página web alojada para que sea visualizada en el equipo desde donde se hizo la petición.

En este punto, se tiende a confundir el dominio (pepito.com) con la propia aplicación web y el hosting, pero los tres son independientes.

Aunque no se tratará en este artículo, sí que hay que tener claro que el dominio es solo el nombre de cada sitio, que se puede configurar para que “mire” hacia un hosting (gracias a sus servidores DNS) y así cargará la web que haya hospedada en el alojamiento al que apuntan.


Conclusión

Con todos estos datos podemos concluir que el hosting es uno de los pilares básicos para poder montar tu proyecto web.

El alojamiento web es el lugar donde vas a tener todos los archivos de tu aplicación alojados para que sea accesible desde todo el mundo y en todo momento. Podríamos equiparar el hosting con un hotel para tus páginas webs.

El hotel (alojamiento web) te ofrece un servicio para que puedas alojarte con comodidad en él y donde resguardar tus pertenencias (webs).

Éste te garantiza seguridad para que no te roben, funcionamiento de luz, agua caliente, internet y otros servicios que te permitan estar en él. Además, te ofrece un soporte para cualquier problema que puedas tener, de manera que tu estancia sea lo más agradable posible.

¿Tienes alguna otra duda sobre qué es un hosting y cómo funciona? Pregúntanos en soporte, te escuchamos.