Jueves, 10 Octubre 2019 07:00

Por qué deberías usar SKU en tu tienda online

Escrito por  Antonio Fernández Alonso
CMS:  Joomla! |  Versión:  Todas |  Dificultad:  Básico |  Tiempo lectura:  1 minuto
Valora este artículo
(5 votos)

Por qué deberías usar SKU en tu tienda online WooCommerce


Disponer de una tienda online no consiste solo en proporcionar una plataforma que permita localizar los productos, consultar sus fichas y guardarlos en el carrito de la compra para comprarlos y pagarlos posteriormente.

Además, también es necesario gestionar los productos de forma eficaz y eficiente, tanto a efectos de inventario como de seguimiento. Y nada mejor para ello que disponer de un código que identifique cada producto que vendamos de forma inequívoca.

Tanto si vas a crear una tienda online WooCommerce, por ejemplo, como si ya está operativa, la gestión del inventario y del catálogo de los productos mejorará significativamente si adoptamos e implementamos esta codificación. De hecho, es tan importante que tiene su propio nombre: SKU.

Aunque este código casi nunca resulta de interés para los usuarios (en pocas ocasiones utilizarán este código para reconocer o buscar un productos), para el propietario del sitio web resulta una herramienta crucial para poder tener una rápida y correcta identificación de los productos en todo el proceso de venta.

En este artículo, vamos a ver qué es el SKU, las ventajas que aporta al incorporarlo a nuestra plataforma de comercio electrónico, cómo podemos implementarlo con WooCommerce y cómo, a pesar de la creencia habitual, incluso las tiendas online pequeñas pueden beneficiarse de su uso.

     

 ¿Qué es SKU y para qué sirve?

Las siglas SKU viene de la expresión inglesa “Stock Keeping Unit” que se podría traducir como “Unidad de mantenimiento de stock”, lo que ya da una idea de su propósito final: administrar el inventario de nuestro stock.

Una definición formal de SKU sería que se trata de un código alfanumérico (es decir, formado por letras y números) utilizado en las tiendas (tanto online como offline) para identificar de forma única a sus productos, sus tipos y sus variaciones, tanto para gestionar el inventario como para garantizar que los productos correctos se envían a los compradores.

Así, el SKU se podría considerar con el “DNI de los productos”; es decir, dado un SKU, sabemos exactamente a qué producto, qué tipo y qué variación nos estamos refiriendo. De tal forma que, dado un producto, sólo podrá tener un SKU e, inversamente, dado un SKU, solo podrá referenciar a un único producto.

La gestión del inventario mediante códigos SKU’s ayuda a rastrear y localizar los productos de nuestro catálogo fácilmente y, especialmente, sus variantes (como, por ejemplo, color o talla), sin tener que depender del nombre, la descripción del producto o cómo estén implementadas estas variaciones en la plataforma de comercio electrónico.

Pero no solo se trata de hacer un seguimiento del inventario. También se trata de tener un sistema que podemos utilizar para conocer mejor las preferencias de nuestros clientes y ayudarnos a definir estrategias que mejoren nuestras ventas online.

Los códigos SKU son definidos por cada tienda online; es decir, no hay una institución global que asigne SKU’s a los productos y sus variantes.

Para construirlos, el administrador del catálogo de productos debe diseñar una nomenclatura de SKU que defina cómo crear el código SKU de un producto, basado en sus características, como categoría, marca o nombre del producto, variantes, etc.

Esto significa que dos tiendas online que vendan los mismos productos y variantes, cada una utilice diferentes SKU’s, según como lo hayan definido. Sin embargo, esto siempre es así; por ejemplo, cuando las tiendas online adoptan y copian los códigos SKU’s de sus proveedores.

 

¿El código SKU sirve para todas las tiendas online?


Por qué deberías usar SKU en tu tienda online WooCommerce: ¿sirve para todas las tiendas online?


Asumámoslo: llega un momento en la trayectoria del propietario de una tienda online en crecimiento en que la variedad y cantidad de productos se vuelve difícil de rastrear, localizar y analizar.

Por ejemplo, una pregunta tan sencilla como “¿Cómo se venden las variantes de un producto?” puede convertirse en una consulta interminable a lo largo de la base de datos, para localizar y contabilizar las ventas de cada variante.

Con un SKU bien definido y diseñado, este proceso es tan fácil como hacer una única búsqueda con el SKU de las variantes de ese producto.

A pesar de su utilidad manifiesta, muchos propietarios de tiendas online consideran que no necesitan disponer de un código SKU, por diversas razones, como:

  • El catálogo de la tienda online tiene un pequeño número de productos y variantes, de forma que el propietario lo tiene todo “a la vista” y no necesita ese tipo de identificación.

  • El número de ventas no es elevado, por lo que cualquier análisis de la evolución de las ventas y preferencias de los usuarios se realiza con bastante facilidad.

  • Los productos del catálogo no tienen ninguna variante, son los que son, por lo que no se aprovechan todas las ventajas del SKU.

Si bien estas objeciones son válidas (relativamente), también suponen un obstáculo en la evolución y crecimiento de nuestra tienda online. Quizás hoy, bajo estas condiciones, no saquemos provecho de todas las ventajas del SKU, pero podemos limitar el crecimiento de nuestras ventas en el futuro.

Porque llegará un momento, si seguimos creciendo, que necesitaremos disponer del SKU, tanto para garantizar la gestión adecuada del inventario como para alcanzar el máximo potencial de ventas.

Se podría argumentar que siempre se podrá añadir en el futuro, cuando haga falta y la tienda online sea más grande, pero entonces nos encontraríamos con una catálogo de productos mucho mayor y habría que revisar y actualizar cada producto para incorporar su SKU: puede ser fácil y rápido con 10 productos, pero una tarea interminable para cientos o miles de productos y variantes.

Por tanto, sin importar el tamaño de una tienda online, lo que se venda o a quién se venda, debemos utilizar SKU desde un primer momento. Después de todo, la plataforma de comercio electrónico WooCommerce lo incorpora como parte de las características de los productos y tan solo debemos editarlo.

 

 ¿Cómo generar el código SKU en nuestra tienda online?


¿Cómo generar el código SKU en nuestra tienda online?


Hemos comentado anteriormente que, por norma general, cada tienda online puede (y, en general, debería) crear su propia estructura de códigos SKU’s.

Ahora bien, esta codificación no debe hacerse a la ligera ni aleatoriamente, sino siguiendo unos criterios básicos para garantizar tanto la unicidad del SKU como su escalabilidad a medida que se amplía el catálogo de productos y sus variantes.

Podemos generar los códigos SKU tal como queramos, pero deberíamos utilizar un sistema homogéneo y estructurado para organizar el catálogo de productos y sus variantes.

No hay restricciones en cuanto a su longitud, pero dado que pretendemos ser capaces de reconocer los códigos SKU’s, deberemos optar por una codificación que sea fácil de leer y memorizar, utilizando combinaciones de números y/o letras bajo un determinado patrón.

Para conseguirlo, asignaremos un significado a cada carácter o secuencia de caracteres dentro del código SKU, acorde a algunas de las características del producto y sus variantes.

Por ejemplo, si nos decidimos por un código SKU de 8 caracteres, los dos primeros caracteres podrían referirse a la categoría del producto; los dos siguientes, a la subcategoría; los siguientes dos caracteres, al color del elemento; y los dos últimos caracteres, sería un identificador numérico secuencial.

Es necesario definir con antelación cómo será la codificación SKU según la estructura de nuestro catálogo de productos y nuestras necesidades o intereses para segmentarlo.

Además, debemos prever posibles ampliaciones del patrón de codificación, por lo que siempre deberemos dejar espacio para añadir nuevas categorías, variantes, etc.

Es mejor no precipitarse en esta asignación y pensarlo con detenimiento, porque modificaciones a posteriori, cuando todo nuestro catálogo ya está codificado con SKU, puede resultar en cambios masivos sobre éste que requerirían bastante tiempo y proclive a errores de recodificación.

 

Ejemplo de una codificación SKU

En una tienda de ropa, se podría hacer la siguiente codificación sobre la estructura del catálogo y las características de los productos:

  • Categorías: Hombres, Mujeres, Niños, Niñas…
  • Subcategorías: Camisas, Pantalones, Faldas, Vestidos…
  • Color: Azul, Verde, Rojo…
  • Talla: S, M, L, XL…

Para una camisa de hombre, color rojo y talla L, una codificación SKU válida podría ser: HO-CA-RO-L-001, donde:

  • HO corresponde a la categoría Hombres.
  • CA corresponde a la subcategoría Camisas.
  • RO corresponde al color Rojo.
  • L corresponde a la talla XL.
  • 001, es una numeración secuencial que se incrementa con cada nuevo producto.

Como podemos ver, a partir de este código SKU conocemos todas las características principales del producto y sus variantes, y es bastante fácil de recordar. La numeración final, sin ser imprescindible, nos ayuda a evaluar el tiempo de permanencia del producto en nuestro catálogo.

Los guiones utilizados en el código SKU no son imprescindibles y podemos obviarlos, aunque en algunos casos puede facilitar la lectura del código (en este caso, por ejemplo, para reconocer claramente la talla del producto, que tiene una longitud variable).

 

Recomendaciones para crear una codificación SKU eficiente


Recomendaciones para crear una codificación SKU eficiente


La primera recomendación, y más importante, ya la hemos visto en la sección anterior: dotar de significado al código SKU, de forma que sea fácil reconocer qué producto y variante está identificando con solo leerlo.

Aunque hay total libertad para crear nuestra propia codificación SKU, seguir las siguientes recomendaciones pueden evitarnos problemas a la hora de gestionar, implementar o utilizar los SKU’s:

  • Reutilizar SKU’s. Normalmente, no es necesario reutilizarlos (es decir, que un SKU identifique otro producto) pero cuando hacen referencia a productos obsoletos, que hace años que no vendemos, puede ser una buena opción en vez de tener que recrear una nueva codificación en caso de ampliación del catálogo.

  • Los 2-3 primeros caracteres deben corresponder a la categoría principal del catálogo. El resto de caracteres del código se van asignando en función de las características y variantes del producto, siempre en el mismo orden y disposición.

  • No utilizar el cero cómo primer carácter del código SKU. De hacerlo, corremos el riesgo que, durante el tratamiento informático de la información, ese cero se deseche y cambie la referencia del producto; por ejemplo, que el código “0123456789” se interprete como “123456789”.

  • Utilizar letras siempre que sea posible y debemos procurar que guarden relación o sean abreviaturas del concepto o característica que codifican, puesto que así serán mucho más fáciles de recordar; por ejemplo, la secuencia “MU” para representar la categoría “Mujeres”.

  • Evitar el uso de letras que parezcan números, para que no haya errores ni confusiones al leerlo y transcribirlo. Por ejemplo, la letra “i” mayúscula se puede confundir con la letra “ele”, o la cifra “cero” con la letra “o” mayúscula.

  • No utilizar los códigos del fabricante o proveedor. Como estos códigos ya cumplen el criterio de unicidad, podemos sentirnos tentados de utilizarlos, pero en tal caso, perderíamos la oportunidad de darle a nuestro SKU una interpretación emparejada con la estructura del catálogo de productos y sus variantes.

  • No sobrecargar el código con demasiados significados. Debemos evitar codificar todos los detalles de un producto, sino solo los más relevantes. En caso contrario, resultaría un código muy largo y sería más difícil de recordar el significado de cada secuencia interna de caracteres.
 

 Cuatro razones comerciales para utilizar SKU’s


Cuatro razones comerciales para utilizar SKU’s


Hasta ahora, hemos destacado que los códigos SKU son útiles para gestionar el inventario y stock de nuestro catálogo de productos y sus variantes. Pero además de mejorar la logística, también puede impactar directamente en nuestro volumen de ventas:

 

Búsqueda de productos

Una fuente importante de las visitas a una tienda online vendrá desde los resultados de los buscadores. Los clientes potenciales realizan búsquedas para averiguar dónde pueden comprar lo que necesitan, además de obtener el mejor precio o el envío más rápido.

Cuando los usuarios han reducido sus opciones a un producto específico, no es raro que busquen su código de identificación en Google para verificar el precio final o encontrar más tiendas.

Y ahí radica la necesidad de tener SKU’s: si no lo hacemos, la tienda online no aparecerá entre los resultados y perderemos la oportunidad de una venta. Compradores recurrentes

Imaginemos un cliente compra algunos de nuestros productos y está muy satisfecho con ellos, hasta el punto que está dispuesto a comprarlo de nuevo. ¿Cuál es la forma más rápida para que lo busquen?

Podrían escribir el nombre del producto o su descripción en el cuadro de búsqueda de la tienda online o en un buscador, con el riesgo de que elijan otras tiendas de la competencia.

Los clientes recurrentes que tienen acceso al SKU pueden utilizarlos para llegar directamente a los productos. Todo lo que tienen que hacer es copiar y pegar el código de sus correos electrónicos de confirmación de pedido, y llegarán a la página del producto que les interesa.

Esto es especialmente útil para los compradores desde dispositivos móviles, que tienen que utilizar pantallas más pequeñas para escribir las consultas.

Para ellos, copiar y pegar un código SKU es mucho más fácil que saltar entre aplicaciones para obtener el nombre y escribirlo manualmente en un cuadro de búsqueda o en el buscador.

 

Proveedor de otras tiendas

Muchas tiendas online amplían su rango de ventas vendiendo sus productos a otras tiendas a través de la venta al por mayor (B2B o Business-To-Business) y casi con seguridad nos exigirán que tengamos códigos SKU, para facilitar la integración con su propio sistema.

La forma de diferenciar los productos será a partir de los códigos de los artículos y necesitan esas combinaciones únicas de letras y números para determinar cuál es el producto que realmente quiere el cliente y dónde pueden obtener más.

Aún cuando hoy no vendamos a otras tiendas, disponer de códigos SKU’s ayuda a prepararnos para esa posibilidad, en que podemos suministrar productos a otras tiendas y que lo necesitan para operar adecuadamente.

 

Información para revendedores

En el punto anterior, destacábamos la importancia del SKU para que otras podamos proveer a otras tiendas. Además de esto, las SKU también son utilizadas para encontrar información de productos, precios al por mayor, imágenes y otros datos online.

Al igual que los clientes recurrentes, es más rápido y directo para un minorista hacer las búsquedas por SKU. Si somos mayoristas de otras tiendas, podrán usar el SKU para obtener rápidamente cualquier información de nuestros productos.

Si no disponemos de códigos SKU, estaremos lastrando la operatividad de estos compradores minoristas, hasta el punto que prefieran cambiar de proveedor mayorista y dejar de ser nuestros clientes.

 

 Cómo utilizar códigos SKU en WooCommerce

Añadir SKU’s en WooCommerce es muy fácil. Dada la importancia que tiene disponer de esta codificación, WooCommerce incluye en su instalación por defecto un campo para introducirlo en cada producto y sus variantes.

En el caso de una tienda online de nueva construcción, la edición del código SKU se hace simultáneamente a la creación de las páginas de los productos, basado en cómo hayamos definido la codificación del SKU.

A partir de ahí, cada vez que se añada un producto, debemos incluir el SKU siguiente el mismo procedimiento.

Ahora bien, si la tienda online ya está operativa y no hemos utilizado códigos SKU, la actualización de los productos puede ser un proceso largo y tedioso, proclive a errores. Afortunadamente, tenemos plugins que nos pueden ayudar en esta tarea.

En el siguiente vídeo, vemos cómo editar el SKU de un producto en una tienda online con WooCommerce y cómo utilizar un plugin para asignar automáticamente un SKU a los productos de una tienda online que ya estaba operativa:

 

   

 Conclusiones

Aunque pueda resultar superfluo añadir un código SKU a los productos de una tienda online, hay buenas razones para hacerlo. No solo facilitan la gestión del inventario, sino que aumentan el potencial de ingresos y ayudan a los clientes de todo tipo a encontrar y comprar nuestros productos.

A la hora de diseñar la codificación SKU, debemos asegurarnos de cumplir estos propósitos:

  • Que cada producto y variante tenga un único código SKU. A la inversa, que un código SKU haga referencia a una única combinación de producto y variantes.
  • Que la nomenclatura utilizada para el código SKU se pueda interpretar fácilmente para identificar a qué producto y variante corresponde.
  • En general, la codificación SKU debe seguir una estructura similar a la organización del catálogo de productos y las variantes disponibles; sin embargo, debe evitarse que sea demasiado largo, puesto que dificultaría su interpretación por parte de las personas.

Se tiende a pensar que los SKU’s son solamente útiles para las grandes tiendas online. Si bien es cierto que son éstas las que pueden sacar su máximo provecho, implantar una codificación SKU a un catálogo de productos ya construido puede ser una tarea complicada y proclive a errores.

Por dicho motivo, aunque la tienda online vaya a ser, inicialmente, de pequeño tamaño, el esfuerzo de añadir el SKU es tan reducido (se realiza al mismo tiempo que se crean las páginas de producto en WooCommerce) que debería hacerse desde el primer momento.


¿Te ha resultado interesante este artículo?

Suscríbete para recibir consejos exclusivos para WordPress



Antonio Fernández Alonso

Antonio Fernández Alonso

Consultor SEO y Profesor colaborador del módulo SEO del Programa de Social Media Marketing de la Universidad de Sevilla (SMMUS). Ingeniero Superior de Informática, especializado en el desarrollo de estrategias de Posicionamiento Web para PYMES, y el gestor de contenidos WordPress.
Twitter | Facebook

Sitio Web: www.afernandezalonso.com/

Plugin Optimización de Imágenes Gratuito para WordPress