Hosting Compartido: Ventajas y Desventajas

Hosting Compartido: Ventajas y Desventajas


Seguramente, alguna vez te has encontrado con el término hosting compartido y, aunque tienes una idea genérica de lo que es el alojamiento web, no te ha quedado claro a qué se refiere este término y qué implica para tu página.

Vamos a despejar dudas con este artículo para conocer en profundidad qué nos puede proporcionar ese alojamiento web compartido y qué ventajas y desventajas tiene.


El servicio de hosting compartido está principalmente recomendado para nuevos proyectos, blogs, webs corporativas y tiendas online que no requieran almacenamiento masivo de datos o configuraciones especiales del servidor.


El alojamiento web compartido es el tipo de servicio en el que se comparten los recursos tanto de software como de hardware de un servidor.

Es decir, tú utilizas un espacio privado y exclusivo dentro de ese servidor en donde se te asignan un porcentaje de recursos a utilizar dependiendo del servicio que tengas contratado con tu proveedor de hosting.

Esos recursos compartidos son: sistema operativo, IP del servidor, memoria RAM, espacio en disco, ancho de banda, transferencia mensual y disponibilidad (Uptime).


Veamos un ejemplo:

Un hotel con muchas habitaciones = Servidor con muchas cuentas de hosting.

En ese hotel tú compras un espacio (hosting) que tiene sus propias ventajas: tener una habitación y en esa habitación poder alojar a más de una persona dependiendo de los beneficios que tengas disponibles (multidominios).

Tú puedes escalar según tus necesidades ya que existen habitaciones pequeñas y grandes.

Tu hotelero tiene que encargarse de que tú estés cómodo y seguro en tu habitación.

En el hosting compartido ocurre lo mismo: tu proveedor tiene que prever infecciones, ataques y darte un servicio rápido (servidores veloces) para que puedas dormir tranquilo.

Hosting compartido


Hosting compartido


Ventajas del hosting web compartido

Veamos ahora qué beneficios nos reporta contratar un plan de alojamiento web compartido.

  Fácil manejo

No es necesario que tengas conocimientos avanzados para poder empezar con tu proyecto web ya que este tipo de servicio te facilita el manejo de las aplicaciones a través de paneles de control o acceso privado de clientes donde tu mismo tendrás el control total de tus ficheros y servicios.

  Precio económico

Es el tipo de servicio más económico, donde podrás empezar con el desarrollo de tu web a un precio muy accesible contratando realmente lo que necesitas.

  Escalable

El servicio de Hosting web compartido te permite iniciar con un plan básico y escalar según tus necesidades sin que se produzca ningún corte de servicio.

Si es un nuevo proyecto no necesariamente tienes que contratar un plan con muchos recursos, a medida que tu proyecto crezca podrás ir escalando.

  Soporte técnico

La mayoría de proveedores de hosting ofrecen un servicio técnico para la gestión de tu servicio de alojamiento web compartido, correos y dominios. Además de eso, algunos ofrecen soporte sobre las aplicaciones para las cuales están optimizados sus servidores.

  Son multidominios

Esta característica dependerá de tu proveedor pero la mayoría de ellos permiten alojar más de una web en tu mismo plan de hosting teniendo en cuenta el espacio en disco, transferencia mensual y recursos asignados en tu plan contratado.

  Gestión y mantenimiento del servidor

En este sentido no tienes de qué preocuparte, ya que tu proveedor de hosting, como Webempresa, se encarga del mantenimiento y actualización del servidor.


Desventajas del Hosting web compartido

Llegamos a la sección de inconvenientes que pueden tener algunos servicios de alojamiento web compartido.

  Exceso de consumo o malas intenciones por parte de otros usuarios

Algunos proveedores no tienen implementadas las medidas de seguridad necesarias (como el aislamiento de cuentas que hay en Webempresa), de modo que si existe algún fallo o exceso de consumo por parte de otros usuarios, esto puede afectar al resto de cuentas alojadas en ese servidor.

  Software y hardware compartido

Todos los recursos a nivel de servidor, como son el sistema operativo, espacio en disco, transferencia mensual o IP del servidor (entre otros), se comparten con el resto de usuarios.

  Recursos limitados

La mayoría de proveedores no te permiten personalizar un plan según tus necesidades, cada proveedor tiene limitaciones en cuanto a recursos de memoria RAM, CPU, cuentas de correo, bases de datos, tamaño de bases de datos, espacio en disco y transferencia mensual.

  Fallo de seguridad

Es posible que en un evento puntual exista un fallo de seguridad a nivel de servidor, corte de energía, hackeo, entres otros. En ese caso se verán afectadas todas las webs que se encuentren alojadas en el mismo.

  Personalización en configuraciones del servidor

Esta opción no la tienes disponible ya que cualquier cambio que se realice en el servidor, puede afectar al resto de usuarios.

  Responsabilidad

La responsabilidad no siempre dependerá de tu proveedor de hosting ya que también debes tomar medidas de seguridad por tu propia cuenta para que tu web no sea vulnerable a cualquier tipo de ataques a través de instalación de plugins o códigos maliciosos.


Conclusiones

En definitiva, deberías tener en cuenta una serie de características a la hora de contratar a tu proveedor de hosting compartido:

  • Excelente relación calidad/precio.
  • Instalación automática de las aplicaciones para desarrollo web.
  • Sistema de copias de seguridad.
  • Debes asegurarte que sea un servicio de hosting elástico, donde no tengas que preocuparte por el crecimiento que tenga tu proyecto.
  • Soporte técnico las 24 horas: es muy importante ya que en cualquier momento puede ocurrir alguna incidencia o fallo con tu sitio web y necesites ayuda de un profesional.
  • Medias de seguridad implementadas a nivel del servidor, como son el enjaulado de cuentas (sirve para que el consumo de recursos no afecte a las demás cuentas de Hosting), sistema de antivirus, instalación de certificados SSL.
  • Que incorpore discos SSD para minimizar los fallos y aumentar la velocidad de tu web.
  • Que te proporcione herramientas extra para la optimización de tu web y te permita sacar el máximo partido a tu proyecto.
  • Documentación: es muy importante que tu proveedor cuente con su propio blog, guías o tutoriales para que puedas buscar soluciones por tu cuenta.

Recuerda que antes de contratar tu servicio de alojamiento web compartido es muy importante que definas cuáles son las necesidades que tiene tu proyecto web y qué proveedor de hosting cumple con los recursos necesarios, principalmente de espacio en disco, transferencia mensual y soporte.