¿Qué son las DNS y cómo funcionan?

 

Qué son DNS

 

Domain Name System o DNS es un protocolo de Internet que tiene como función la resolución de nombres de dominio, traduciendo estos mismos en IPs.

Cada dominio tiene asignado unos DNS (Nameservers), permitiendo traducir el nombre de dominio a la IP correspondiente.

Los DNS o Nameservers son nombres o dominios que suelen estar formados por dos o más partes. Un ejemplo de DNS sería el siguiente:

  • ns5061.webempresa.eu
  • ns5062.webempresa.e

 

¿Para qué sirven los DNS?

 
Los DNS permiten conocer donde está alojado el contenido de una web, traduciendo el nombre de dominio, por ejemplo webempresa.com, a una IP.

Esta traducción es necesaria debido a que nuestra web está alojada bajo una IP ¿y por qué no accedemos directamente a la IP?

El problema de la IP, es que es bastante más compleja de recordar que un nombre de dominio y es más impersonal, por ello usamos el nombre de dominio.
 

Servidores implicados en la resolución de DNS

 

Solucionador de DNS o servidor primario

 
Este servidor es el encargado de realizar consultas a otros servidores en nombre del cliente.
 

Servidor Raíz

 
El servidor raíz es el encargado de traducir/solucionar el nombre de dominio en una IP.

Además, el servidor raíz estaría en el nivel más alto de la jerarquía de DNS.

Este servidor enviará al agente a un servidor más específico.
 

Servidor de nombres TLD

 
El servidor de nombres TLD es un servidor específico para los dominios de nivel superior (Top level domains o TLD).
 

Servidor de nombres autorizados

 
El servidor de nombres autorizados contiene toda la información sobre el nombre de dominio al que se quiere acceder, sirviendo al navegador de toda la información solicitada de la web.

Entenderemos mejor el papel que juega cada uno de ellos al ver cómo funcionan los DNS.
 

¿Cómo funcionan los DNS?

 
Los DNS entran en juego desde el momento que decides visitar una página web.

Por ejemplo, si queremos ir a la web de webempresa.com, tendremos que escribir el nombre del dominio en el navegador o en el buscador. Una vez realizada la petición para acceder a la web, el navegador necesitará conocer la dirección IP del servidor donde está ubicada la información de la web.

Para conocer esa IP, el navegador comprobará si esta información está en la caché de DNS del equipo desde que se realiza la petición.

La caché DNS guarda en un historial las direcciones IP de las webs que son visitadas desde el equipo, agilizando el proceso. Si no tenemos guardada la dirección IP en la caché de nuestro navegador, tendrás que realizar la petición al servidor DNS.

La consulta se hará a un servidor DNS primario (será tu proveedor de internet). En el caso de que no esté la información en ese servidor, se tendrá que consultar a otros servidores DNS.

La primera consulta será para el servidor raíz (encargados de los dominios TLD). Éste le responderá diciendo en qué servidor ha delegado la autoridad sobre los dominios .com.

La segunda consulta será sobre el servidor autorizado en el que el servidor raíz delegó la información.

Una vez que el navegador tenga la IP del servidor web donde se encuentra la información del dominio, solo tendrá que dirigirse a esa dirección para extraer la información.
 

Tipos de registros de DNS

 
Para la resolución de nombres de dominio hay que buscar registros DNS en la base de datos del servidor de DNS. Dentro de estos registros podemos encontrar varios tipos diferentes con funciones diferentes:

  • Registro A: En la mayoría de ocasiones las resolución de DNS se realiza mediante este registro, contiene la iPv4.
  • Registro AAAA: Son similares al registro A, pero en vez de usar la iPv4 usan la iPV6.
  • Registro SOA: este registro contiene información sobre la transferencia de zona, encargada de la propagación continua de DNS.
  • Registro CName: contiene un nombre alternativo de dominio auténtico (un alias), apuntando a otro registro A o AAAA.
  • Registro MX: Identifica el servidor de correo.
  • Registro NS: Son los encargados de comunicar la información del DNS de un dominio.
  • Registro TXT: Permite incluir información en formato texto.
  • Registro SRV: Sirve para agregar datos específicos sobre el sistema de nombres de dominio como el nombre, prioridad, etc.
  • Registro LOC: Mediante este tipo de registro se puede especificar la ubicación física del servidor.