Lunes, 17 Septiembre 2018 03:00

Cómo elegir un buen nombre de dominio para tu proyecto web

Escrito por  Maite Mercader
CMS:  Todos |  Versión:  Todas |  Nivel de dificultad:  Básico |  Tiempo estimado de lectura:  15 minutos
Valora este artículo
(0 votos)

Cómo elegir un buen nombre de dominio para tu proyecto web


Empezaré confirmando uno de tus temores: No es fácil encontrar el nombre ideal para un proyecto web.

En general es difícil buscar un nombre para cualquier proyecto. ¿No crees?

En el momento en que tu idea empieza a tomar forma y estás decidido a convertirlo en un proyecto web, nos podemos enfrentar con el temido síndrome de la hoja en blanco. Suele aparecer cuando intuyes que algo va a tener una duración en el tiempo y quieres darle el mejor de los nombres.

¿Cómo elegir un buen nombre de dominio para tu proyecto web?

Por eso, en este artículo queremos mostrarte algunas estrategias que te ayuden a acercarte a ese nombre perfecto..

Pero, antes de ello, déjame que te haga algunas aclaraciones.

     
  • 1. Fíjate que antes no te hablé del nombre de la web, te estoy hablando de tu proyecto web. Lo voy a llamar así porque el nombre que elijas será para la web y sus secciones, pero también para las direcciones de correo electrónico.
  •  
  • 2. Es posible que no elijas el nombre ideal en el primer intento. No te preocupes. Todo el trabajo web que tengas hecho no se va a perder si decides cambiar de nombre.
  •  
  • 3. Un proyecto web no tiene por qué estar centrado en un único nombre. Podrás combinar varios nombres que resulten interesantes para dar luz a tu imagen en Internet.
  •  
  • 4. Te dije antes que no vamos a hablar del nombre que le darás a una web sino a un proyecto web. Pues bien,  a partir de ahora me referiré a ese nombre con la palabra Dominio.

Podríamos añadir varias aclaraciones más, pero no te quiero hacer esperar. Vamos a ver qué es el dominio, qué estructura tiene y qué estrategias deberías tener en cuenta para elegir el dominio ideal.

¿Qué es el dominio web?


El dominio es una palabra o conjunto de palabras unidas que usamos para mostrar una web en los navegadores y para enviar mensajes de correo electrónico.

Los usuarios de Google, cuando quieren llegar a una web, solo tienen que escribir qué están buscando y pulsar sobre los resultados de esa búsqueda. Para poder aparecer en esos resultados, Google necesita saber el nombre de tu dominio. ;)

¿Cómo se estructura un dominio?

¿Cómo se estructura un dominio?

Un dominio se compone de una palabra o conjunto de palabras unidas, al que sigue un punto y una extensión. Cada vez que haya algún cambio en la palabra o en la extensión, estaremos hablando de un dominio diferente.

Por ejemplo: webempresa.com es un dominio diferente de webempresa.es

El dominio es el nombre que verás en la barra de direcciones de un navegador. En la imagen anterior podemos ver el dominio webempresa.com en la barra de direcciones del navegador.

El dominio es necesario para poder tener una web, pero no es la web.

El dominio también lo usaremos al escribir un correo electrónico. Tendrás primero el nombre del buzón, luego la arroba y finalmente, el nombre del dominio.

Por ejemplo, cuando escribes a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. está llegando tu mensaje al buzón comercial del dominio webempresa.com

El símbolo @ (arroba) hace de separador entre el nombre del buzón y el dominio.

El dominio es necesario para tener correo electrónico pero no es el correo electrónico.

Para poder tener una web y cuentas de correo electrónico necesitas tener, además del dominio, un hosting activado. En este enlace te lo explicamos: ¿qué es hosting y cómo funciona?

Ahora que ya sabes qué es un dominio, veamos qué recomendaciones seguir para seleccionar el mejor dominio para tu proyecto web.

Elegir el mejor dominio para tu proyecto


Aquí os dejo un listado con mis 10 consejos o recomendaciones:

  1. Piensa una frase y concéntrala en una palabra o varias unificadas.
  2. Acorta esa palabra al máximo.
  3. Quítale cualquier letra que se repita.
  4. Quítale los números, guiones y cualquier carácter específico de tu país (acentos, ñ, etc.).
  5. Dile a tu padre que lo pronuncie.
  6. Deja que pasen dos horas y dile a tu padre que te vuelva a decir el nombre.
  7. Dile a tu madre que te lo escriba.
  8. Pide ayuda a tu familia y amigos.
  9. Selecciona y comprueba que te gusta el resultado.
  10. Registra el dominio principal y dominios alternativos.

Vamos a desengranar estas recomendaciones que te hago y verlas más en profundidad.

Piensa una frase y concéntrala en una palabra

Piensa en el posible nombre de tu dominio

El dominio puede ser un texto que refleje tu nombre de marca pero también puede enfocarse en el objetivo de tu proyecto.

Dependiendo del proyecto web te interesará más un tipo de nombre u otro. De forma genérica podemos encontrarnos que:

     
  • En webs corporativas el dominio coincide con el nombre de la marca/empresa.
  • En webs de venta online el dominio coincide con el nombre del producto o con el nombre genérico del tipo de producto.
  • En webs formativas el nombre de dominio coincidirá con la materia objeto de estudio.
  • En webs personales (como blogs) el dominio corresponde con el nombre y primer apellido del titular.

Un nombre de dominio no puede contener espacios en blanco (¡ojo con esto!). Tienes que buscar una única palabra que sea auténtica, que defina bien tu proyecto.

Debido al alto volumen de dominios registrados, es posible que el nombre que te interesa  no esté disponible. Puedes buscar una combinación de palabras clave que definan bien el objetivo de tu proyecto web.

Cuando te pido que pienses una frase te estoy pidiendo una reflexión sobre las palabras clave que darán personalidad a tu proyecto.

Anota esas palabras clave. El dominio puede ser una de esas palabras o la combinación de varias. Tu dominio reflejará la idea fundamental de tu proyecto web.

Acorta esa palabra al máximo

Busca un nombre de dominio corto. Una longitud adecuada ayudará a los usuarios a recordar tu nombre de dominio.

También evitarás que se cometan errores tipográficos si lo teclean directamente.

Una palabra de 10 ó 15 caracteres es suficiente. Intenta no superar esa cifra.

Quítale cualquier letra que se repita

Deberías evitar que hayan sonidos de difícil pronunciación. Si combinas palabras, es posible que la última letra de una sea la primera letra de la siguiente.

Te aconsejo buscar palabras que al unirse no tengan ese efecto.

Una palabra que sea fácil de pronunciar tiene muchas más probabilidades de ser recordada. Nuestro pensamiento, y por ende nuestros recuerdos, se construyen con el sonido de las palabras.

Quítale los números, guiones y cualquier carácter específico de tu país.

El cerebro humano no recuerda muy bien la combinación de números y letras. Solo tienes que pensar lo que les cuesta a algunas personas de tu entorno recordar la matrícula de su propio vehículo.

¿Cómo se estructura un dominio?

Tu dominio debería ser una combinación de las letras de A a la Z.

A día de hoy tenemos los dominios IDN (formato especial para adaptarse a los alfabetos de diferentes lenguas) pero no te aconsejo que incluyas en tu dominio acentos o caracteres como la Ñ o la Ç  ya que te pueden dar problemas con el correo electrónico.

Por otra parte, esos caracteres no están disponibles en todos los teclados. Puede ser una dificultad si tus usuarios están fuera de España o si tienes que expandir tu proyecto web a nuevos horizontes.

Caracteres prohibidos en un nombre de dominio

Tu dominio no puede contener la coma, ni el punto, ni punto y coma ni símbolos de admiración o de interrogación. Tampoco se puede usar el guión bajo. No puedes usar en un nombre de dominio:  &  % $ / (  ) ,  ;  .  :  _ =  ¿? " ¡! 

El dominio puede contener un guión medio pero no puedes usarlo para empezar ni para acabar tu nombre de dominio.

Dile a tu padre que lo pronuncie

Desde luego es una pequeña broma que te estoy haciendo. La idea es que tu dominio tiene que ser fácil de pronunciar.

Puedes pedir a diferentes miembros de tu familia o amigos que pronuncien tu dominio en voz alta. Si tienen dificultades, deberías plantearte un cambio.

Vas a tener que hablar de tu proyecto con muchas personas. Un efecto deseado es también que muchas personas hablen de tu proyecto web.

Es un motivo importante para que busques un nombre de fácil pronunciación ¡Ahora estás a tiempo!

 

Deja que pasen dos horas y dile a tu padre que te vuelva a decir el nombre

Comprueba que el nombre elegido es fácil de recordar.

Tu dominio es el nombre con el que te van a reconocer. RE-Conocer o volver a conocer. Le has dicho a alguien de la familia el nombre de dominio, lo conoce.

Ahora tienes que comprobar si unas horas más tarde lo REconoce.

Te aconsejo evitar anglicismos y algunas tendencias que, además de dificultar el recuerdo, pronto puedan quedar en desuso y pueden ser una traba para llegar a nuevos públicos.

Dile a tu madre que te lo escriba

Un dominio es una palabra que tenemos que escribir.

Evita letras poco definidas o de poco uso como h, x, w, y...

Piensa en los anuncios de radio de algunas empresas. Salvo que se trate de marcas muy consagradas ¿cuántas veces tienen que decir letra a letra el dominio?

Pide ayuda a tu familia y amigos

Explica tu proyecto a un círculo de confianza. Pídeles que te digan palabras que lo definan. Seguro que aparece alguna que no tuviste en cuenta.

También te puedes ayudar de un diccionario de sinónimos (hay bastantes opciones online). Anota esas palabras en post-it  y luego ve descartando las menos representativas o interesantes.

 

Selecciona y comprueba que te gusta el resultado

Una vez hayas depurado las palabras y te queden sobre la mesa sólo 4 ó 5 post-it ve haciendo combinaciones con esas palabras. Aplica los consejos que hemos visto antes y anota los resultados más destacados.

  

Registra el dominio principal y dominios alternativos

 

No dejes pasar ni un minuto. Quizás el dominio que te interesa no estará libre cuando lo vayas a registrar.

Mi consejo es que registres el dominio con la extensión .com y si tu proyecto se enfoca a un país concreto, elige también la extensión nacional:

Cada país tendrá su propia extensión.

¿Cómo puedes registrar un dominio?

¿Cómo puedes registrar un dominio?

Para registrar un dominio fíjate en si está libre. Si es así, podrás contratar el registro.

Con el dominio principal registrado, comprueba si están disponibles otros dominios interesantes para tu proyecto.

Conclusiones

Como has visto en este artículo, el dominio es la palabra o agrupación de palabras que va a definir tu proyecto web. Con ella te reconocerán los usuarios. La usarán para enviarte correos electrónicos y la teclearán en el navegador web para llegar a tu página.

Busca un nombre auténtico, clarificador y fácil de recordar y registra otros nombres adicionales que también sean óptimos para tu proyecto web.

Cuando salga tu proyecto a  la luz, podrás hacer que la web se vea tanto desde el dominio principal como desde los otros dominios que tengas registrados.


¿Te ha resultado interesante este artículo?

Suscríbete para recibir consejos exclusivos para WordPress



Maite Mercader

Maite Mercader

Equipo de contenidos de Webempresa.com


Lo último de Maite Mercader


Plugin Optimización de Imágenes Gratuito para WordPress