Hosting, seguridad y actualizaciones para WooCommerce

por | Dic 9, 2019 | WooCommerce

Entendiendo Hosting, Seguridad y Actualizaciones para WooCommerce

 

La vida está llena de elecciones; algunas son más fáciles y otras más difíciles.

Si tienes un proyecto pensado para una tienda online, y lo que quieres es crear una tienda WordPress con su plugin de WooCommerce para poder vender tus productos o servicios, pero no sabes nada de servidores, seguridad básica para tu web, y te pierdes con las actualizaciones, sigue leyendo.

A lo largo de este artículo te voy a mencionar aspectos básicos que tienes que conocer para poder tener la habilidad de elegir tú mism@ el hosting (servidor web) que más se adapte a tus necesidades.

Prefiero hacerlo así, y no directamente darte un listado de hostings que creo que merecen la pena (como el de Webempresa por ejemplo).

Lo que quiero es que tengas tu propio criterio, y para ello necesitas nociones básicas y/o un tanto avanzadas, para entender lo que vas a comprar, y básicamente, enseñarte a pescar (en lugar de darte el pescado directamente).

Lo primero que veremos van a ser las claves para elegir un buen hosting, que se encargue de mostrar tu tienda de WooCommerce al mundo entero.

Acto seguido te voy a dar unas nociones básicas de seguridad para tu tienda online, que deberás tener en cuenta tanto a nivel interno (en tu web) como a nivel externo (en tu hosting).

Por último te hablaré de las actualizaciones (updates) de WooCommerce y plugins en general, para que entiendas por qué a veces es necesario actualizar y a veces no.

  Elección de un hosting bueno para WooCommerce

Ya te habrás fijado en que uso la palabra inglesa hosting y no servidor, pero es lo mismo.

Los que ya hayan leído otros artículos míos en Webempresa, sabrán que me gusta más usar la “jerga” inglesa, ya que luego, a la hora de buscar soporte o información, es más fácil hacerlo en inglés. Si no hablas nada de inglés, te vendrá bien conocer este tipo de palabras.

¡Pero vamos con el tema central del artículo, que si no me voy por las ramas enseguida!

 

Necesidades de tu tienda online

Ojalá fuera más fácil, si no se tiene mucha idea de tecnología, elegir el mejor hosting para tu proyecto WooCommerce.

Irónicamente, mucha gente sin ninguna idea de “Internet” se aventura en proyectos como tiendas online, ellos solos, y pretendiéndolo hacer todo bien desde el principio hasta el final.

Es por ello que te recomiendo que lo primero de todo, respondas a estas preguntas mentalmente:

  • ¿Qué tipo de web necesitas?
  • ¿Qué tipo de producto o servicio vas a vender?
  • ¿Qué público va a visitar tu tienda online?
  • ¿Vas a necesitar alguna funcionalidad específica para tu tienda online?

Espero que tengas claras las respuestas a estas preguntas, porque te ayudará muchísimo a la hora de entender y tener en cuenta los siguientes aspectos para elegir un buen hosting para tu proyecto:

Velocidad y confiabilidad

Uno de los aspectos clave para elegir un buen hosting para tu tienda online de WooCommerce es la rapidez de carga de la web.

Hay muchos factores que influyen en dicha carga, pero uno de los más importantes es la de respuesta del servidor.

Esto quiere decir que cuando alguien visita tu web, está “llamando” a los archivos que están alojados en tu hosting, y el hosting “busca” ese contenido y le “responde” a tu visitante mostrándole dichos archivos. Es esa capacidad de “respuesta” la que tienes que tener en cuenta.

Otro aspecto importante en este apartado es el tiempo que tu servidor esté “disponible” para mostrar tu web a las visitas que tengas.

Hoy en día, es lo más normal que un servidor ofrezca una “disponibilidad” mínimo del 95%. Es decir, casi 24 horas al día (imagina que tu web solo estuviera disponible menos del 50%, es decir, unas 8 horas al día).

Escalabilidad

Escalabilidad

De cara a la elección de un hosting, es muy importante que puedas “empezar pequeño” e ir “creciendo”.

Esto quiere decir que no hay que contratar un super ordenador para tu proyecto web, si ni siquiera sabes si va a funcionar o no.

Mi recomendación es que contrates el plan más básico (que no quiere decir malo), y que vayas expandiendo las características de tu hosting conforme lo vayas necesitando. Puedes echar un vistazo a los planes de Hosting Elástico de Webempresa

Lo bueno es que hoy en día la gran mayoría de hostings ofrecen esta posibilidad, y lo puedes ir ampliando tú mism@ en el panel de control correspondiente a tu cuenta.

Seguridad

Seguridad

El tema de la seguridad de tu servidor es fundamental.

Ojo, no hablo de la seguridad de tu web en sí (que también, como veremos más abajo), si no de la seguridad que ofrece la empresa de hosting que contrates.

Normalmente este tema está muy cuidado por las empresas del sector, pero siempre tienes que verificar que se ofrecen buenas medidas de seguridad contra ataques, hackeos, etc.

Es por ello que tienes que pensar que, si encuentras un hosting super barato (quizás lo que cuesta un bocadillo), ten cuidado porque lo que ofrecen normalmente no será de mucha calidad.

Atención al cliente / Soporte

Soporte

Para mí es uno de los puntos claves al contratar un hosting, sobre todo para WordPress, y sobre todo para WooCommerce.

Por mucho que sepas de “Internet”, siempre llega un momento en que le sucede algo a tu web, y no sabes qué es.

Es por ello que contar con una atención al cliente y soporte exquisitos (rápidos, amables y eficaces), es de lo más importante a tener en cuenta por tu parte.

Siempre he dicho que mi experiencia con Webempresa ha sido fantástica en este aspecto, y al contratarles (y seguir con ellos) ha sido y es el factor principal para decantarme siempre por ellos.

Precio

Precio

El precio influye, y mucho. Pero aquí no hablamos de “caro” o “barato”. Me gusta más hablar de “precio bajo” y “precio alto”.

Un hosting “barato” te va a ofrecer algo de muy poca calidad, sin soporte, que no es seguro, y no funcione la mayoría de las veces.

Sin embargo, un hosting “de precio bajo”, te ofrecerá la máxima calidad, pero con una configuración acorde con lo que contrates.

Esto quiere decir que, si contratas un paquete “básico” cuyo precio es bajo (unos 100 euros al año), tendrás un servidor de calidad, pero con espacio limitado, o quizás un bandwidth limitado.

Y es que, como hemos comentado anteriormente, si tu proyecto es “básico” al principio, no hace falta contratar un hosting de precio elevado. ¡Sería como conducir un Ferrari por una ciudad!

 

Entendiendo conceptos técnicos

Entendiendo conceptos técnicos de hosting

A continuación te voy a describir con palabras hiper-mega-sencillas qué significa cada una de estos elementos que tu hosting tendrá a nivel físico, y los cuales llegará un momento en que tengas que “elegir” o al menos entender qué son, para ver si un hosting te compensa frente a otro.

Disclaimer para los haters: ¡La descripción que uso para cada elemento es muy de andar por casa, no voy a introducir nada técnico!

La RAM

La RAM es la adrenalina de un servidor. Es el bombeo de sangre que hace que fluya la velocidad por cada centímetro de cable del ordenador de tu hosting.

Con mucha memoria RAM (Random Access Memory) será posible hacer muchas tareas al mismo tiempo, como por ejemplo, que 100 personas compren al mismo tiempo un producto cada una, en tu tienda online.

De esta manera, ninguna de esas 100 personas, con una buena memoria RAM (el ordenador, no las personas), sufrirá ningún tipo de error, y completarán el pago por tus productos o servicios de una manera correcta.

 

Los discos SSD

Tu web son archivos. Cada archivo contiene una información diferente.

Todos estos archivos se almacenan en diferentes carpetas en el ordenador que hayas “alquilado” a tu hosting. Ese almacenaje en un ordenador se hace en unos discos, que antiguamente eran “HDD” (Hard Disk Drive) y lo común hoy en día es que sean SSD (Solid-State Drive).

Para entender rápidamente la diferencia entre ambos, los HDD equivaldría a escuchar música con un CD que da vueltas en un aparato reproductor de CDs, y los SSD equivale a escuchar música en tu móvil con Spotify.

No hace falta explicar pues, las ventajas de los SSD.

Un disco SSD permitirá que los datos almacenados en él, sean leídos por el hosting mucho más rápido. Es por ello que uno de los primeros elementos que tiene que tener sí o sí tu futuro hosting son, discos SSD.

El Bandwidth

El Bandwidth (o ancho de banda) es lo que en algunos programas cómicos de la TV llaman “El Cable Gordo“.

Tu web es pura información (almacenada en archivos como hemos visto anteriormente), y toda esa información tiene que llegar a unos pocos, unos cientos o unos miles de usuarios, dependiendo de lo mucho o poco visitada que sea tu web.

Cuanto más “Gordo” (cuanto más ancho de banda) hay en tu configuración de hosting, más información va a poder intercambiarse en una unidad de tiempo.

Esto quiere decir que, si tienes poco bandwidth, y tu web la visitan un millón de personas al mismo tiempo, tu servidor no va a poder repartir información a tiempo a todas, y tu web “se va a caer” (no se cargará a muchísimos de ese millón de visitas).

Para hacerlo más gráfico mentalmente: no puedes tener un único repartidor de pizza en una ciudad, si esa noche has tenido 600 pedidos. El pobre no va a poder dar a basto con todo en una sola noche, y mucha gente se quedará sin pizza.

Los dominios

Los Dominios Pizza (perdón, chiste malo por el ejemplo de antes). Los dominios creo que los tienes bastante claros, y sin conocerte.

Un dominio es la manera “fácil” de decirle a un explorador de Internet, a qué ordenador físico alojado en algún sitio del planeta se tiene que conectar, para leer archivos (una web) y visualizarlos en tu pantalla.

Para que lo veas visualmente:

  • https://www.dominiodemariano.com
  • https://150.220.223.56.2/webmariano (los números raros es el “nombre” del ordenador donde está la la web de Mariano, cuyos datos están alojados en una carpeta dentro de ese ordenador que se llama “webmariano”).

Ambas direcciones van a la misma web, pero la primera es más fácil de recordar.

Mucha gente piensa que un dominio es una web en sí, o que hay que tener un dominio en el mismo hosting que tienes los archivos de tu web, pero no, esto no es necesario. Puedes tener un dominio en una empresa de dominos en Australia, y tus archivos web en otra empresa española, y la web seguirá funcionando igual de bien.

Además puedes tener múltiples dominios mostrando el contenido de tu web al mismo tiempo, aunque en muy rara ocasión esto se hace, porque no tiene mucho sentido.

En relación a una contratación de hosting, lo que sí que te beneficia es que muchos planes vienen con un dominio incluido en el precio, como en Webempresa. Puedes revisar también aquí cómo registrar tu dominio.

Los emails

Cuando veo una tienda online cuyo soporte es un email del tipo nombredelatienda@gmail.com, me dan ganas de tirarme por la ventana (menos mal que vivo en una casa baja).

Si a tu web se accede mediante un dominio, por favor, haz emails con tu dominio (es fácil hacerlo desde cPanel), o, ya que tu hosting tiene que tener un soporte muy bueno, pídeles a ellos que lo hagan por ti.

Si te gusta muchísimo Gmail, puedes configurarlo de manera que los correos enviados a tu email corporativo, lleguen a Gmail, y puedas contestarlos desde el propio Gmail (haz una pequeña búsqueda en Google, es fácil configurarlo).

El Uptime

Hemos mencionado más arriba la confiabilidad a la hora de contratar un hosting.

Uno de los factores importantes es el tiempo que tu web esté disponible a los  usuarios, que ya hemos dicho que no baja del 95% en la gran mayoría de los proveedores de hosting.

Simplemente que sepas, que ese “tiempo” se llama “uptime” en inglés.

Los certificados SSL

A nivel de seguridad, es muy importante (casi obligatorio por Google) tener un certificado SSL instalado en tu dominio web.

Un certificado SSL (Secure Sockets Layer) encripta la información que se intercambia a través de ese “Tubo Gordo” entre tu hosting y el usuario que te visite.

Este certificado es clave si en tu tienda online aceptas pagos por tarjeta de crédito.

Puedes leer más sobre esto en mi artículo sobre Certificados SSL.

La IP

¿Recuerdas los numeritos raros que he mencionado en el apartado del dominio en este artículo?

Todos esos números conforman la IP (Internet Protocol) de tu ordenador. Esto no es más que el “DNI” del ordenador que contiene tu web.

Si tu plan de hosting es en un hosting compartido, estarás compartiendo esa misma IP con muchas otras webs. Si tienes una “IP Dedicada”, sólo tú tendrás el poder sobre dicha IP.

 

  Entender la seguridad onsite y offsite en tu tienda online

Tal y como acabamos de ver en el apartado anterior (y el más importante de todo este artículo) es muy necesario entender la diferencia entre la seguridad que te ofrece un hosting y la que tienes que gestionar tú mism@ en tu web o tienda online.

No me voy a extender en este punto, pero cuando vayas a contratar un hosting, busca estas palabras entre los componentes del plan que vayas a elegir:

  • Firewall
  • Antivirus
  • Protección Anti-Hackeos
  • Copias de seguridad automáticas
  • Certificado SSL

Si el servicio hosting además cuenta con extras, no te lo pienses dos veces, porque quiere decir que se preocupan muchísimo por la seguridad de sus clientes.

Webempresa, por ejemplo, tiene su CiberProtector, el cual yo uso en mis webs y me va genial.

 

Seguridad en el hosting

 

Con el hosting ya contratado, y una vez instalada tu tienda online con WooCommerce, podrías utilizar plugins relacionados con la seguridad WordPress, ya que hay algunos muy específicos para este gestor de contenidos.

Aquí hay un artículo del blog de Webempresa muy completo, en cuanto a la seguridad en WordPress que te recomiendo leer.

 

  ¿Actualizar o no plugins en WooCommerce?

Actualizaciones en WooCommerce

Los desarrolladores de plugins de calidad trabajan duro en cada nueva versión que sacan de sus productos.

Una buena empresa que venda un plugin premium para WordPress, tiene presente, por lo general, cualquier tipo de vulnerabilidad que ponga en peligro las webs de sus clientes, y tienen una rápida reacción ante dichas vulnerabilidades, enviando actualizaciones de sus plugins.

Una de las reglas básicas de WordPress, para “toquetear” plugins y plantillas de otros, es no hacerlo directamente sobre los archivos originales, pues en futuras actualizaciones, se reemplazarán con las nuevas versiones.

 

  Conclusiones

Son muchos los aspectos a la hora de contratar un hosting para tu proyecto de tienda online con WordPress y WooCommerce.

Lo recomendable es conocer todos los tecnicismos, al menos por encima, para poder hacer tus propias indagaciones, comprar precios, planes, y elegir el adecuado.

Lo más importante que tienes que tener en cuenta es una combinación que se adapte al tamaño y objetivo de tu proyecto, teniendo en cuenta aspectos de seguridad y siendo precavidos a la hora de actualizar plugins y plantillas.

Espero que te haya resultado útil este artículo, y ¡nos vemos en el siguiente!