Miércoles, 19 Diciembre 2018 05:00

Black Hat SEO: ¿qué es y cómo puedes evitarlo?

Escrito por  Teresa Alba
CMS:  Todos |  Versión:  Todas |  Nivel de dificultad:  Básico |  Tiempo estimado de lectura:  20 minutos
Valora este artículo
(0 votos)

Black Hat SEO: ¿qué es y cómo puedes evitarlo?


El posicionamiento SEO es una de las principales preocupaciones de todo aquel negocio que cuenta con presencia online.

Para ti será especialmente importante si vendes por Internet y buscas dirigir el tráfico hacia a tu eCommerce.

Los problemas llegan cuando no se tiene experiencia y se acaban cometiendo infracciones penalizadas por Google, algo que puede ocurrir por desconocimiento o por mala praxis, pero en cualquier caso este tipo de acciones negativas, conocidas como Black Hat SEO, van a reportarte más problemas que alegrías.

 

Lectura recomendada:
Guía completa de penalizaciones en Google 2018

 

Google cuenta con sus propias normas a la hora de mostrar los resultados de una búsqueda, e infringir estas normas supone problemas graves para tu posicionamiento SEO.

Por ello, en este artículo veremos qué es exactamente el Black Hat y te ayudaré a entender mejor todo en torno a esta técnica:

     

 ¿Qué es el Black Hat SEO?


¿Qué es el Black Hat SEO?


No todo el mundo lo sabe, pero las técnicas y acciones de posicionamiento en Google, así como en otros motores de búsqueda, se pueden categorizar en dos tipos de estrategia:

  • Por un lado está el conocido White Hat SEO.
  • Por otro tenemos las prácticas de Black Hat SEO.

Literalmente, Black Hat SEO significa “sombrero negro SEO” (search engine optimization u optimización en motores de búsqueda).

La definición más exacta de este concepto es la que nos da Google, ya que es el gigante de Internet quién nos puede vetar por hacer uso de ello. Lo define como “acciones que manipulan los resultados de búsqueda”, lo que significa “cualquier cosa que mejore los rankings sin que Google esté directamente de acuerdo”.

 

“El Black Hat SEO hace referencia a aquellas técnicas poco éticas que utilizan algunas páginas, para mejorar su posicionamiento sin seguir las normas de Google.”

 

En contraposición, existe el White Hat SEO, que incluye las técnicas éticamente correctas, y que sí cumplen con las directrices marcadas por los motores de búsqueda para posicionar una página web.

 

  Diferencia entre Black y White Hat SEO

Si el Black Hat SEO se considera la manera de engañar para mejorar el posicionamiento, el White Hat SEO se puede entender como la forma de mejorar el posicionamiento siguiendo las normas de Google.

 

“El objetivo principal de aplicar prácticas de White Hat SEO, es hacer más relevante una página para los buscadores de manera natural.”

 

Para conseguir un buen White Hat SEO debes:

  • Crear contenido de calidad: Y este debe ser claro, útil para los lectores, y fácil de enlazar desde otras páginas. Es decir, útil también para el sector.
  • Cuidar el diseño: Teniendo en cuenta, además, la accesibilidad y la adaptabilidad a todos los dispositivos.
  • Tener en cuenta el código: Una buena estructura del HTML es básica, igual que utilizar las etiquetas adecuadas.
  • Evitar duplicidades de contenido: Tanto con otras páginas como dentro de tu propia web.
 

 ¿Por qué evitar las técnicas del Black Hat SEO?


¿Por qué evitar las técnicas del Black Hat SEO?


Ya ha quedado claro que el Black Hat SEO se considera una mala práctica y que Google lo penaliza, pero... ¿cómo afecta realmente esta técnica a tu página web?

Es bastante común pensar que mientras Google “no te pille”, puedes realizar Black Hat SEO y pasar por alto si es algo bueno o malo.

 

 Consecuencias del Black Hat SEO a corto plazo

Con el uso de las técnicas de SEO negativo, podremos mejorar nuestra posición en buscadores únicamente por un tiempo limitado, ya que nuestra página web contará con:

  • Enlaces de baja calidad.
  • Contenido duplicado.
  • Generación de un daño al SEO positivo de la página.
 

“Como popularmente se diría, el Black HAT SEO es pan para hoy y hambre para mañana.”

 

Por lo tanto, lo habitual es percibir una gran mejora en el posicionamiento durante los primeros días, que no perdurará.

Poco a poco, la situación de la página parecerá que se está “volviendo loca”, apareciendo cada día en una posición, hasta que aparezcan los efectos negativos a largo plazo.

 

 Consecuencias del Black Hat SEO a largo plazo

A largo plazo llegarán las penalizaciones algorítmicas. Es decir, Google se dará cuenta de las técnicas que estás utilizando y comenzará a penalizar tu posicionamiento.

En este caso, notarás como tu página web irá desapareciendo de los primeros puestos en los resultados de búsqueda de las keyword que te interesan, afianzándose en puestos mucho peores (de los que te costará salir).

Si sigues realizando este tipo de estrategias, puedes terminar siendo expulsado de los servicios de Google. Ten en cuenta que es el principal motor de búsquedas, y que además ofrece muchos otros servicios como G+, YouTube, MyBusiness, etc.

 

  Las 8 Técnicas Black Hat SEO más populares


 Las 8 Técnicas Black Hat SEO más populares


A pesar de las consecuencias que tiene el posicionamiento negativo, muchos negocios apuestan por él e intentan engañar a Google con técnicas de todo tipo.

Para asegurarte de que tu página web no sufre las terribles consecuencias que hemos visto más arriba, y evitar el Black Hat SEO, debes identificar en qué consisten sus técnicas más conocidas:

 

  1) Cloaking

Es una de las técnicas más desarrolladas y requiere de ayuda profesional, ya que es necesario tener bastantes conocimientos de programación para poder hacer cloaking sin que sea una chapuza.

 

“Consiste en mostrar diferentes contenidos teniendo en cuenta si quien nos lee es un usuario o un robot de buscadores.”

 

Con el cloaking se ofrece un contenido más natural a los usuarios, y otro mucho más forzado a los buscadores para, así, subir posiciones rápidamente. Lo malo es que cuando los robots detectan esta duplicidad, lo penalizan rápidamente.

 

 2) Keyword Stuffing

El keyword stuffing es una estrategia que inicialmente no estaba penalizada por Google, pero el abuso de este tipo de acciones terminó obligando al motor de búsqueda a categorizarlo como mala práctica.

 

“Se trata de rellenar el contenido lo máximo posible con palabras clave para obtener mejores resultados con esta falsa sobre-optimización.”

 

Cuando se empezó a trabajar en el SEO de los sitios web, se creía que una sobre-optimización era positivo, y se abusaba mucho de la alta densidad de palabras clave. Finalmente, Google ha terminado por penalizar también esta práctica, en favor de textos más sencillos y fáciles de leer.

 

 3) Spamming Keyword

Realizar spamming keyword está penalizado, y además resulta muy molesto para los usuarios, pues este tipo de acciones generan muy mala reputación.

 

“Consiste en incluir keywords a lo largo de las páginas web sin buscar que tengan sentido dentro de los textos, únicamente con el fin de posicionar.”

   

  4) Blackdoors

Con las blackdoors hablamos de técnicas de Black Hat SEO que ya no se centran solo en lo que haces en tu web, sino en cómo se ataca a la competencia para influir negativamente en su posicionamiento.

 

“Las blackdoors son puertas traseras que tienen algunas web muy vulnerables, por las que entra la competencia y mete información oculta y negativa en la web.”

 

Este tipo de “puertas traseras” se suelen utilizar para llevar a cabo otras técnicas de Black Hat en las páginas de competidores, con el fin de llevar hacia ellos las penalizaciones.

 

  5) Texto oculto

Este tipo de técnica no molesta a los usuarios y no afecta directamente a la reputación de la marca, pero sigue siendo algo muy penalizado por Google.

 

“Se trata de ocultar texto o palabras clave con el mismo color de fondo, con un tamaño muy reducido o desplazarlo hasta un punto que no pueda ser percibido por el usuario.”

   

  6) Spinning

Se podría traducir como copia o “corta-pega”, que es la expresión que más utilizamos para hablar de este tipo de acciones.

 

“Mediante herramientas profesionales, se cortan y pegan varios trozos de contenidos copiados para crear otro que parezca original”.

 

El plagio en Google está penalizado entre páginas, e incluso dentro de los contenidos de una misma web.

 

  7) Page Hijacking

Esta es una técnica muy avanzada de Black Hat que se hace también para atacar a los competidores y que, sin duda, es una de las menos éticas de todas.

 

“El Page Hijacking consiste en secuestrar una página, generando una nueva copia muy parecida para hacer creer al buscador que la copia es la original.”

 

De esta manera, se consigue penalizar a la web original hasta que ésta, o Google, se den cuenta del engaño. Es una técnica muy utilizada por aquellos que tratan de robar claves, cuentas bancarias, etc.

 

 8. Compraventa de enlaces

Ésta es una práctica muy difícil de detectar, ya que Google no encuentra la diferencia entre enlaces comprados y adquiridos de manera natural. Lo que le llama la atención es que los backlinks aumenten de manera sospechosa.

 

“La compraventa de enlaces se basa en realizar intercambio de enlaces con páginas web con un alto Page Rank o Autoridad de Dominio para mejorar la popularidad y mejorar en los rankings.“

   

  7 Tips para evitar el Black Hat SEO en tu web


 7 Tips para evitar el Black Hat SEO en tu web


Como ves, hay muchas técnicas de Black Hat que fuerzan que las acciones de SEO de los competidores sean negativas para provocar que sean penalizados.

Para evitar que esto pueda ocurrir en tu web, voy a darte una serie de consejos que mantendrán a raya a aquellos que intenten perjudicar a tu negocio:

 

  1. Realiza un análisis profundo de tu web

Utiliza herramientas que te ayuden a entender mejor qué es lo que ocurre en tu página web. Herramientas que te sirvan para medir el tráfico, de dónde viene, dónde salen de la web, cómo es la experiencia de usuario, etc. Por ejemplo:

  • Google Search Console.
  • Google Analytics.
  • SEMrush.

Gracias a este tipo de análisis, tendrás más control de todo lo que pasa en tu página web. Además, debes estudiar bien qué tipo de productos o servicios vendes, a quién te diriges y cómo son tus embudos de venta.

 

  2. Vigila los enlaces entrantes

Este es el aspecto con el que rápidamente te darás cuenta si alguien intenta hacer alguna acción poco ética en tu web. Cuando detectes enlaces que apuntan a tu web y no son buenos, ¡ponte alerta!

Los enlaces entrantes son muy positivos, siempre y cuando sean de calidad y vengan de páginas realmente buenas que puedan aportar valor añadido a lo que ofreces.

 

Lectura recomendada:
¿Qué es el Link Juice? Técnicas para optimizarlo en WordPress.

   

  3. Evita los bots

El uso de bots puede resultar muy atractivo por la cantidad de tiempo que ahorras en el trabajo del día a día. Sin embargo, este tipo de automatizaciones son lo más parecido a abrir las puertas de tu web.

Utiliza sólo herramientas de calidad, conociendo al desarrollador y con cuidado siempre de proteger tu página.

 

  4. Analiza las redirecciones

Piensa que muchas herramientas o contenidos que enlazas desde tu web pueden haber cambiado. Debes estar atento para modificar esos enlaces o eliminarlos, ver hacia dónde apuntan, y comprobar que siempre son redirecciones de calidad.

También debes analizar las redirecciones que haces dentro de tu propia página. Asegúrate que Google las entiende y no abuses de este tipo de soluciones.

 

  5. Comprueba los guest posts

Antes de publicar algo en tu propia página web, asegúrate de comprobar que es texto original, que los enlaces tienen sentido y son de calidad, y que lo que estás lanzando realmente interesa a tus lectores.

 

  6. Monitoriza tu marca

Una buena monitorización te va a ayudar a entender en todo momento qué se dice de tu marca, qué relación tienes con usuarios y con competidores, y qué camino llevas.

Puedes utilizar herramientas como Hootsuite o Rankur para crear informes de escucha que más tarde podrás analizar. Integra este tipo de tareas en tu día a día para estar siempre al día de lo que pasa en torno a tu negocio.

 

  7. Optimiza tu SEO on-page continuamente

La mejor forma de controlar que no haya técnicas de posicionamiento negativo dentro de tu web, es optimizando constantemente el SEO de manera consciente y llevando las riendas de la situación.

Un desarrollo SEO constante y de calidad, le demostrará a Google que valoras tu web y le dedicas tiempo. Así será más difícil que el motor de búsqueda se confunda ante plagios u otros ataques.

 

  Conclusiones sobre el Black Hat SEO

¿Se puede considerar el Black Hat SEO como el enemigo del verdadero posicionamiento web? No siempre es así. Como hemos visto con el “keyword stuffing” a veces se debe a un mal uso de las herramientas que Google nos brinda.

Precisamente por eso, es tan importante conocer qué técnicas se consideran adecuadas y hacia dónde se dirigen las nuevas tendencias.

El posicionamiento SEO avanza constantemente, y requiere entrega para poder estar al día y entender bien qué debes hacer en tu web.

Desde mi punto de vista, lo mejor que puedes hacer para conseguir salir en los primeros puestos de Google, es seguir sus recomendaciones y evitar técnicas poco éticas, ¿no te parece?


¿Te ha resultado interesante este artículo?

Suscríbete para recibir consejos exclusivos para WordPress



Teresa Alba

Teresa Alba

Consultora de Marketing Digital y Gestora de Contenidos freelance. Tiene formación universitaria en Gestión de Negocios Internacionales y Docencia. Actualmente es la responsable de Marketing de MadridNYC y administradora del blog Diseñocreativo.com
Twitter | Facebook

Sitio Web: diseñocreativo.com

Plugin Optimización de Imágenes Gratuito para WordPress