Miércoles, 23 Septiembre 2015 23:49

Diseño y Desarrollo Web Detallista: más allá de uno mismo

Escrito por 
CMS:  Todos |  Versión:  Todas |  Nivel de dificultad:  Básico |  Tiempo estimado de lectura:  5 minutos


diseño y desarrollo webHablemos de Diseño y Desarrollo Web desde un punto de vista centrado en el detalle, en generar en sentimiento positivo en tus lectores y visitantes. Detalles como notificar los comentarios, agradecer el primer comentario o cuidar al máximo la usabilidad marcan la diferencia. Descúbrelo en este post.

Existe un fenómeno muy curioso y que es aplicable en muchos aspectos, tanto en el mundo profesional como en el personal. Tiene que ver con “hacer lo que todos esperan que hagas”. Si no lo haces, causarás una muy mala impresión.

Pero hacerlo, por mucho esfuerzo que te lleve, no es más que cumplir con tu obligación, nadie te vitoreará por ello, nadie te recordará por ello.

Es algo así como respirar. Si no lo haces, pues la palmas. Pero hacerlo pasa desapercibido. Nadie, ni siquiera tu, reparas en la energía y veces que lo haces ni en lo importante que es para tu supervivencia. Simplemente lo haces. ¿Verdad?

Pero hoy, en realidad, vamos a hablar de … ¡Ostras! ¡Perdón! ¡Mecachisenlamar! ¡Que no me he presentado! Si es que, con lo nerviosito que estoy, he entrado así a saco para ver si acallo los latidos acelerados que me provoca el honor y orgullo que siento de haber sido invitado en este blog. Madre mía, ¡el blog de Webempresa!.

Me llamo Víctor Campuzano, soy Director de Publicidad y Marketing Online en Grupo Graphic, una agencia de publicidad murciana donde invierto mucho cariño y dedicación.

Al mismo tiempo, y no con menos cariño, escribo una bitácora personal donde comparto mis vivencias en el mundo del Growth Hacking, el Marketing Online y el Blogging tratando de aportar mi propia personalidad que se caracteriza por mezclar profesionalidad con desenfado a partes “casi iguales”.

Y. ¿sabes qué? Tanto en una como en otra de mis facetas, existe un aspecto al que siempre dedico mucha atención, que siempre cuido al máximo y que es para mi una prioridad absoluta: los detalles.


¿Hablamos de ello?

Los detalles marcan la diferencia en todo proceso de negocio.

Si lo analizas desde la perspectiva de todo el esfuerzo que necesitas invertir para “cumplir con lo normal”, lo que te he dicho al principio de este artículo te habrá dejado una pequeña sensación amarga. Es injusto, ¿verdad?

Sin embargo, desde otra perspectiva, puedes verlo como una gran oportunidad ya que, con pequeños detalles, con muy poco esfuerzo (pero con mucha empatía) puedes llegar a provocar ese “efecto Wow” que convierta una visita en una conexión más personal, más emocional. Y eso es magia.

Los detalles son algo que marca la diferencia, que dejan huella y, por suerte, son algo que puedes cuidar y trabajar en casi cualquier parte de casi cualquier proyecto.

Todo aquello que conlleva una interacción con una persona es potencialmente un momento que puedes convertir en mágico para dejarle huella y ganarte un huequito en su corazón.

¿Y no es eso lo que todos buscamos en esta era en que el Marketing ha de ser más emocional que nunca?

Aspectos imprescindibles para un diseño y desarrollo web detallista.

Si, en casi cualquier punto de casi cualquier proyecto. Los detalles son insignificantes pero lo son todo. Pasan desapercibidos pero dejan huella. Nadie los espera, pero todos los agradecen.

Así que no existe una receta mágica, una checklist de cosas que tengas que tener en cuenta pues todo depende de tu capacidad de ver más allá, de desgranar cada parte y proceso de tu proyecto y encontrar qué detalle cabe ahí, que enamoraría a tu usuario.

No obstante, si me lo permites, déjame mencionarte algunos aspectos que, en todo proyecto web, considero imprescindibles que podrán ayudarte a convertirlo en algo que transmita seriedad, dedicación y empatía.

  • Velocidad y rendimiento. Vale, ya vamos estando hartos de oírlo, lo reconozco. Pero es que es cierto que es algo muy importante. Si bien es cierto que a pocos nos preocupaba antes de que Google anunciase que es un factor de sus rankings, en realidad este aspecto encierra el no querer desagradar a tus lectores, haciéndoles esperar innecesariamente y tampoco consumir más de sus recursos (megas de su conexión móvil, por ponerte un ejemplo) que los necesarios. A no ser que tu web tarde siglos, nadie te avisará de que va más o menos lenta.
    Nadie te lo exige pero, si tu web va muy rápida, la sensación desde el primer momento será muy positiva.

  • Seguridad. Otro aspecto oculto, que todos asumimos que está cubierto y que nadie te exigirá directamente, salvo que le pidas sus datos más personales. Cuidar la seguridad de tu sitio web o de tu blog hará honor al cariño por tus visitantes, por tus lectores y por tu propia imagen. Hazlo siempre, pues si alguna vez me siento “amenazado” al entrar en tu blog, jamás volveré.

  • Errores de usabilidad. Otro aspecto a tener muy en cuenta son esos pequeños errores y detalles que a veces asumimos. Que no se muestre un error, por ponerte un ejemplo o que éstos no sean claros. Que un usuario no sepa cómo continuar o que se vea una parte pequeña de tu web o blog mal en su dispositivo.

    Algo que, de ocurrir, todos aceptamos pero que, cuando no ocurre, deja una sensación de plenitud, de profesionalidad muy grande.
  • Traducción completa. Yo, que soy muy detallista, “me dejo llevar por los demonios” cuando me encuentro partes sin traducir de una web o de un blog.

    Es algo que no impide su uso y que pasa tan a menudo que todos permitimos pero que, a mi entender, deja la sensación de “hecho con prisas”. ¿Me sigues? Cuando algo está creado con cariño, cuando eres de quienes miran cada detalle, no te dejarías un “Leave a comment” por ahí, no lo soportarías. ¿Verdad?

  • Cada proceso con personalidad. Para mí es algo súper importante y que requiere dedicación y cuestionarse todo lo que ocurre y puede ocurrir en tu blog o web.

    Cada proceso, desde los mensajes de error a los correos de notificación, las llamadas a la acción o los textos de los formularios tienen que ser eco de tu personalidad o la de tu marca.

    Si usas un lenguaje muy formal en toda tu web pero luego, al mostrar un error, dices algo así como “Uppps, los robots a veces tienen fallitos, vuelve a intentarlo después de un café” estarás provocando una ruptura de personalidad. Se notará que no hay un todo unido, que hay varias personalidades o que has construido todo ese proyecto “juntando cosas independientes”.
    Ya ves, detalles que marcan la diferencia.

  • La sorpresa. Aquí es donde no hay límites, donde tu propia creatividad puede hacer de cada proceso algo mágico, algo único. Fíjate, para que me entiendas bien, en este pequeño ejemplo: En una tienda online, existen tantos “pasos estándar” que solemos dejarlos tal cual, como una norma de facto incuestionable. Añadir a la cesta es eso, sin más.

    Pero, ¿y si lo miras con ojos curiosos? ¿Y si te planteas cómo está la persona que lo hace en ese momento? ¿Podría ser que tenga prisa? ¿Podría ser que se sienta inseguro o insegura al comprarlo? ¿Por qué tiene que sumarse un número a un icono con una cesta en vez de otra cosa, como un mensaje que se deslice?
    ¿Qué pasa cuando alguien se equivoca al poner los datos? ¿Todos los mensajes tienen que ser iguales? Piénsalo, tienes un montón de lugares y procesos, en cualquier tipo de web o blog, donde puedes aplicar ese detalle, donde puedes enamorar.

Y estos son unos pocos porque, por suerte, jamás revisarás tu propia web sin encontrar un nuevo detalle que mejorar. Te lo dice alguien que lo vive a diario.


Conclusiones

Bueno, bueno, bueno. ¡Pero que ya llegamos al final! Que fuerte, que cortito se me ha hecho.

La verdad es que podría tirarme toda una semana contando detalles que puedes aplicar pero no quiero “contaminarte” con mis ideas. El objetivo de este post es, en realidad, despertar tu interés por los detalles y recordarte que, aunque todas las webs parezcan iguales, ninguna es igual.

Eso si, ten cuidado y no me malinterpretes que te veo viniendo a Murcia a pegarme pescozones para castigarme por haberte convertido en una persona perfeccionista que nunca acaba un proyecto.
No, nada más lejos de la realidad. Los detalles son fruto de una mejora continua, de una preocupación y deseo constante por mejorar pero no debe anteponerse a tus resultados. Como dicen muchos (yo no me acuerdo quien lo dijo por primera vez): mejor hecho que perfecto. ¡Eso es muy importante!

Así que, haz tu web o tu blog, acábala pero no la olvides, no la des por perdida e intenta aplicarle mejoras continuamente.

Haz “creación web detallista”, enamora a tus visitantes y lectores, haz historia en este caótico y saturado Internet…

¡Y disfruta con ello tanto como yo he disfrutado escribiendo agradecido este post para estos grandes profesionales que irradian detallismo por los cuatros costados!


¿Te ha resultado interesante este artículo?

Suscríbete para recibir consejos exclusivos para WordPress, Joomla y PrestaShop



Victor Campuzano

Growth Hacker no soy, pero lo vivo. De mi blog no vivo, pero ahí si que soy como soy. Marketing Digital, Creatividad y Blogging con pasión y desenfado.

Sitio Web: www.vcgs.net/blog/