Lunes, 26 Noviembre 2018 05:00

7+5 errores en eCommerce que evitar para no perder clientes

Escrito por  Teresa Alba
CMS:  Todos |  Versión:  Todas |  Nivel de dificultad:  Básico |  Tiempo estimado de lectura:  20 minutos
Valora este artículo
(1 Voto)

Los 7+5 errores en eCommerce que debes evitar si no quieres perder clientes

Cuando tienes una tienda online, la analítica y las métricas se convierten en tus grandes aliados.

Medir cada uno de los pasos que los usuarios dan dentro de tu tienda es la mejor forma de entender qué funciona y qué falla.

Aún así, puede que con todo bien analizado sigas sin alcanzar los objetivos propuestos, pues probablemente estés cometiendo alguno de los errores en ecommerce más habituales entre negocios que empiezan de cero una tienda online.

 

“Los errores más comunes en ecommerce pueden ser los culpables de que no consigas llegar a tus objetivos de ventas.”

 

Al crear una tienda online y publicarla es bastante habitual cometer ciertos errores. Ya sea por prisas o por desconocimiento, muchos negocios caen siempre en los mismos, pero lo importante es reconocerlos a tiempo y subsanarlos antes de que se conviertan en un problema peor.

¿Vemos de cuáles se tratan?

     

 Los 7 errores en tiendas online más catastróficos

Solucionar estos errores en ecommerce es necesario para que los usuarios se encuentren cómodos en tu tienda online y puedas convertirles en clientes.

Algunos de ellos son conceptuales, otros de diseño, pero todos ellos tienen algo en común; pueden hacer que tu tienda online no funcione y que los usuarios acaben marchándose al sitio de la competencia. Y no quieres eso, ¿cierto? ¡Pues vamos a de cuáles se trata!

 

 1) No definir un modelo de negocio

Uno de los errores más comunes está en la falta de definición del negocio en sí. Esto suele ocurrir cuando hay mucha prisa por empezar a vender, y se lanza todo rápidamente a la espera de nuevos ingresos (sin ni siquiera definir una estrategia).

 

“Las prisas nunca son buenas consejeras a la hora de poner en marcha un negocio, y menos si implica lanzar un ecommerce para vender productos físicos en Internet.”

 

Definir el modelo de negocio te ayudará muchísimo en temas logísticos, especialmente si te centras en uno de los tres tipos principales y no mezclas diferentes opciones, que es lo que puede complicar más la distribución:

Producción propia

Se trata del modelo en que se vende la producción que el mismo negocio saca adelante. No se necesitan proveedores externos en cuanto a productos terminados (salvo materiales), pero sí hay que tener en cuenta los niveles de stock, pues se suele trabajar sobre pedido.

Un ejemplo de ello son las tiendas de productos artesanales y hechos a mano, como Cuddles Barcelona que producen su mercancía una vez que se ha realizado el pedido.


Ejemplo modelo de producción propia


 

Bajo stock

Los ecommerce que funcionan bajo stock cuentan con un local o almacén en el que guardan todos los productos que ofrecen en Internet. A menudo son negocios que cuentan también con una tienda física y comparten el stock para ambos canales.

 

Dropshipping

Este estilo de negocio es uno de los más populares hoy en día, y de los más rentables con poca inversión.

Consiste en un modelo de ecommerce en el que no se cuenta con el producto físico en stock, pues se basa en el establecimiento de acuerdos con mayoristas, que son quienes se encargan del envío. Este es su funcionamiento:

El minorista se lleva un porcentaje de la venta por las gestiones, y puede utilizar su propia identidad corporativa en los envases, facturas, etc.

El mayorista evita así dedicarse a labores comerciales, siendo él el único responsable de disponer de stock y cumplir plazos.

Al margen de esto, hay otros negocios como los de afiliación (que no se consideran ecommerces como tal), y las combinaciones de diferentes tipos que a priori pueden funcionar muy bien, pero terminan generando improductividades y errores en el proceso logístico.

 

 2) No contar con un diseño web adaptado o responsive

Este error era más habitual antes, ya que cada vez estamos más concienciados del peso que tienen los dispositivos móviles en ecommerce. Aún así, siguen existiendo tiendas online que no terminan por hacer la conversión hacia un diseño responsive.

Esto es muy habitual en España, donde la compra online desde dispositivos móviles no termina de estar aceptada. Aún así, ten en cuenta que el tráfico de visitas a través de móvil no para de aumentar a nivel global.

 

“La compra no termina por ser una de sus utilidades, pero los dispositivos móviles cada vez se utilizan más para otros fines. De hecho, por ejemplo en España es donde más se utiliza el móvil y la tablet para navegar.”

 

Ten en cuenta que, aunque la compra final igual no termine realizándose, lo que sí es cierto es que los usuarios utilizan estos dispositivos para buscar información. Por ello, necesitan encontrar tiendas online fácilmente usables en las que poder resolver todas sus dudas.


Ejemplo diseño web adaptado o responsive


En el ejemplo puedes ver una tienda no responsive, que sencillamente muestra muy pequeños los mismos contenidos que en la versión de ordenador, y los enlaces son prácticamente inapreciables.

 

 3) Imágenes de producto en mala calidad

Entre los errores en ecommerce, este es uno de los que más suele molestar a los usuarios, pues cuando compramos por Internet no tenemos la oportunidad de experimentar sensorialmente a través del tacto, el gusto o el oído.

Esta carencia tenemos que sustituirla por una simple descripción de imágenes, por lo que ha de ser lo más exhaustiva y detallada posible.

Si a esto le añadimos el inconveniente de que las imágenes no sean de calidad, estaríamos pidiendo que nos compren prácticamente a ciegas. ¿Tú lo harías?

 

“Las imágenes de producto y sus descripciones deben transmitir toda esa experiencia de compra que no se puede vivir de manera física.”

   

  4) Ausencia de atención al cliente

De nuevo hay que tener en cuenta que la compra online es muy diferente de la compra física, y los usuarios a menudo se sienten más inseguros.

Antes de realizar una compra, son muchos los que comprueban las garantías que ofrece el ecommerce, pues necesitan saber si es fácil devolver un producto o cómo es el proceso para poner una reclamación.

 

“El servicio de atención al cliente de calidad, da confianza y seguridad a los usuarios a la hora de realizar una compra online.”

 

Si descubren que no hay servicio de atención al cliente, es muy probable que huyan de tu ecommerce, con su consecuente agravante del fenómeno “boca a boca”.

 

  5) Escasa variedad de sistemas de pago

En los errores de ecommerce, es habitual encontrar problemas relacionados con el sistema de pago. Y es que a veces, por comodidad para el negocio, se ofrece solo una forma de pago, creyendo que la sencillez lo pondrá todo más fácil.

Piensa que no todos los usuarios van a disponer de un método de pago concreto, ya sea pago con tarjeta, transferencia o contrareembolso.

 

“A la hora de solicitar a los usuarios que realicen una transacción online, se deben barajar todas las posibilidades para dar el mayor número de facilidades posibles.”

 

Ejemplo sistema de pago


Por ejemplo, PayPal es un sistema cómodo y seguro que facilita mucho las cosas al vendedor. Sin embargo, no todos los compradores tienen una cuenta en este servicio y, aunque la plataforma permite el pago con tarjeta como alternativa, los usuarios no llegan ni a intentarlo.

Lo óptimo es ofrecer al menos dos sistemas de pago diferentes para poder cubrir las posibilidades más comunes. Si ofreces más, estarás ampliando muchísimo tus posibilidades de vender.

 

 6) Lentitud en el servidor

Si hay algo que hoy en día quieren los usuarios de cualquier página web, contenga o no carrito de la compra, es que sea rápida, pues ya nadie está dispuesto a esperar.

Entre los errores en ecommerce está la mala elección de un servidor, pensando que va a hacer falta menos de lo que realmente es necesario. Algo muy habitual por pensar a corto plazo, y no tener en cuenta que poco a poco el proyecto irá creciendo.

 

“Contar con un buen servicio de alojamiento web, con espacio y velocidad suficientes para poder dar servicio a todas tus necesidades y las de tus clientes, es básico a corto, medio y largo plazo.”

   

  7) Confusión en la arquitectura web

Por último, otro de los errores en ecommerce más comunes, y que no gustan nada a los usuarios, son las estructuras complejas con muchos pasos.

 

“Una arquitectura sencilla ayuda a tener un ecommerce accesible, además de mejorar la experiencia de usuario.”

 

La confusión en la estructura o en la arquitectura web, suele venir de la mano de negocios poco definidos o sin una estrategia clara, en los que se van añadiendo los nuevos productos sin ninguna organización, siendo muy difícil de manejar para los usuarios.

 

 Otros errores en ecommerce a evitar

Hasta ahora hemos visto los 7 errores más grave que podemos encontrar en tiendas online, y que tienen una clara relación con la caída de ventas. No obstante, y por desgracia, no se trata de los únicos.

Existe otra series de problemas también bastante comunes y que, aunque no afectan directamente a las ventas, influyen negativamente en la reputación, en la experiencia de usuario y en el posicionamiento en motores de búsqueda.

 

  Galería de productos sin categorizar

Este error tiene mucho que ver con el de la arquitectura web. Se empieza una tienda con 4 o 5 productos, y parece que no hace falta crear categorías, pero eso no es más que una falta de previsión.

Con el paso del tiempo, la cantidad y variedad de productos en una tienda online puede llegar a ser muchísima, por lo que encontrarlos sin categorizar será muy confuso.

Si no quieres lanzar una tienda online con secciones vacías, puedes dejarlas ocultas. Según la tienda crezca, podrás activarlas y, así, todo quedará organizado.

 

  Descripciones de producto no detalladas

Ya te lo contaba líneas más arriba con las imágenes, y es que la descripción de productos también es esencial para que el usuario se haga la idea más fiel y detallada de lo que va a comprar.

Además, el texto de estas descripciones tienen una función SEO en todo este asunto, pues mejoran la experiencia de usuario y favorecen el posicionamiento de ciertas palabras clave.

 

  Falta de productos relacionados

Mostrar la sección de productos relacionados cuando un usuario está interesado en realizar una compra concreta, es algo que favorece a la estructura de enlaces internos del ecommerce, así como a la experiencia del comprador.

Aunque cruzar estos datos requiera de algún que otro plugin o desarrollo en la web, éste es otro factor positivo para el posicionamiento de un ecommerce, a la vez que se potencia la posibilidad de vender otros productos relacionados.

 

  Escasas llamadas a la acción

Las llamadas a la acción son muy útiles para indicar a los usuarios qué se espera de ellos y dirigir así el tráfico web hacia los puntos de tu tienda online que te interese potenciar.

Entre los errores en ecommerce, la falta de llamadas a la acción es uno de los más sencillos de solucionar. Solventándolo, pronto empezarás a notar sus beneficios, ya que influye sobre el funnel de ventas al dirigir el tráfico hacia él.

 

  Inversión en promoción limitada

Para poder tener un buen flujo de usuarios visitando tu tienda, tendrás que invertir en publicidad online, pues con la competencia que hay (sobre todo en ciertos sectores) no queda otra.

Si no promocionas tu tienda, los usuarios irán a la de la competencia, sin conocer que tienen otras opciones en las que poder comprar los productos y servicios que les interesan. Por este motivo, considera realizar acciones como:

  • Mostar anuncios de tus productos con publicidad en Google AdWords.
  • Invertir en social ads desde plataformas como Facebook para captar leads.
  • Realizar campañas de remarketing vía email para usuarios con interés.
  • Generar historias sobre tu negocio para Instagram Leads Ads.
 

  Cómo evitar estos errores en eCommerce?

Si te tuviera que dar un único consejo para evitar todo tipo de errores en ecommerce, te diría que tengas visión de futuro y no te quedes en el corto plazo.

Prepara tu tienda online y todo lo que ello implica para desarrollar un gran negocio. Aunque empieces con algo pequeño, tu tienda online puede ir creciendo y diversificando sus productos.

Tener todo previsto te va a facilitar contar con soluciones rápidas, dando siempre lo mejor a tus clientes. En caso contrario, tendrás que ir arreglando los diferentes errores poco a poco, dedicando mucho tiempo y ralentizando las mejoras.

¿Qué otros errores en ecommerce son para ti del todo imperdonables?, ¿añadirías alguna recomendación?

     

¿Te ha resultado interesante este artículo?

Suscríbete para recibir consejos exclusivos para WordPress



Teresa Alba

Teresa Alba

Consultora de Marketing Digital y Gestora de Contenidos freelance. Tiene formación universitaria en Gestión de Negocios Internacionales y Docencia. Actualmente es la responsable de Marketing de MadridNYC y administradora del blog Diseñocreativo.com
Twitter | Facebook

Sitio Web: diseñocreativo.com

Plugin Optimización de Imágenes Gratuito para WordPress