Plugin Optimización de Imágenes Gratuito para WordPress
Lunes, 06 Agosto 2018 09:30

SEO OffPage: ¿qué es y cómo optimizarlo?

Escrito por  Antonio Fernández Alonso
CMS:  Todos |  Versión:  Todas |  Nivel de dificultad:  Medio |  Tiempo estimado de lectura:  20 minutos


¿Qué es el SEO off page y cómo optimizarlo?


Cuando se habla sobre optimización del posicionamiento orgánico en buscadores (SEO), siempre se distinguen dos grandes áreas: SEO OnPage y SEO OffPage.

La diferenciación de ambas partes tiende a resumirse de una forma bastante escueta: el SEO OnPage se centra en todo lo que se puede hacer directamente sobre el sitio web, mientras que al SEO OffPage se le deja todo lo que se puede hacer “ahí fuera”.

En el caso del SEO OffPage, lo primero, y prácticamente lo único, en que se piensa es en el Link Building, la construcción de una red de enlaces entrantes que aúpen nuestras posiciones en los resultados de búsqueda.

Pero esta simplificación esconde dos aspectos fundamentales en el SEO OffPage: que no todos los enlaces son iguales (y no solo en el sentido de que sean do-follow o no-follow, como ya veremos) y que en él hay mucho más además de solo conseguir enlaces.

En este artículo vamos a profundizar en el concepto de SEO OffPage, su relación con el SEO OnPage (¡sorpresa, no son independientes!), cómo analizar la efectividad de nuestra estrategia SEO OffPage y diversas técnicas, herramientas y estrategias que podemos utilizar para mejorar sus resultados.

¿Qué es el SEO OffPage?


Como adelantábamos en la introducción, equiparar SEO OffPage con Link Building, como se hace habitualmente, es una simplificación con la que estamos recudiendo el SEO OffPage a lo que es solo una de sus partes.

Aunque el Link Building sea un elemento importante del SEO OffPage, y durante mucho tiempo era suficiente para cumplir nuestros objetivos, olvidar el resto de acciones que podemos realizar puede limitar el alcance de nuestras estrategias e impedirnos lograr los objetivos que nos hayamos marcado.

Tenemos que adaptar la definición del SEO OffPage a los nuevos tiempos, en que los algoritmos de búsqueda ya tienen la capacidad, aunque todavía sea limitada, de analizar y comprender el significado del contenido de las páginas y deducir relaciones más allá de los enlaces explícitamente colocados.

En otras palabras, hacer SEO OffPage ya no sería simplemente construir enlaces, sino hacerlo en un contexto coherente con la imagen o propósito que queremos asociar a nuestro sitio web o nuestra marca.

Así, en una definición más completa, el SEO OffPage engloba cualquier acción de marketing digital que llevamos a cabo externamente a un sitio web de forma que mejore su posicionamiento orgánico para sus palabras clave relevantes.

En esta definición ya que claro que el Link Building se perfila como una más de esas acciones de marketing digital que podemos realizar. Una muy importante, sí, pero no la única y que, en sectores muy competidos, podría no ser suficiente.

Objetivos del SEO OffPage

Visto que el SEO OffPage es algo más que Link Building, veamos a continuación que otros aspectos debemos contemplar en una estrategia integral de SEO OffPage:

  • Disponer de una estructura de enlaces entrantes desde sitios web de relevancia, principalmente relacionados con nuestro sector aunque no necesariamente, que a su vez nos otorguen autoridad y popularidad, al transmitirnos parte del Link Juice de los sitios de origen, además de convertirse en una importante fuente de visitas cualificadas.

  • Conseguir mayor visibilidad y notoriedad dentro de nuestro sector, independientemente de que pueda aportar más enlaces a nuestra estructura. Es decir, que seamos conocidos y reconocidos en sitios web de prestigio afines a nuestra actividad o al perfil de nuestro público objetivo.

  • Tener mayor representatividad y difusión en las Redes Sociales que aporten valor añadido a nuestra actividad; esto es, no limitarnos a tener presencia simbólica en las RRSS, sino una presencia dinámica en aquellas que tengan sentido para nuestra actividad y que frecuente nuestra audiencia.

  • Desarrollar una marca de confianza dentro de nuestro sector, que nos haga llegar visitas cualificadas, ya sea a través de enlaces externos o cualquier otro medio (como búsquedas orgánicas, perfiles sociales, anuncios patrocinados o directamente por la marca) que puedan utilizar los usuarios.

Como se puede ver, algunos de estos puntos se puede extender a otros conceptos muy conocidos, como la estrategia Social Media o el marketing de contenidos.

Esto no significa que el SEO OffPage los absorba y pierdan su identidad propia, sino que cualquier estrategia, sea Social Media o de Contenidos, no se puede hacer de forma separada a una estrategia de posicionamiento, sino integrada, sobre unos planteamientos comunes y con los mismos objetivos.

Por decirlo en pocas palabras: una estrategia SEO OffPage basada exclusivamente en recopilar el mayor número posible de enlaces entrantes, sin ton ni son, conseguirá resultados muchos peores que si la integramos con todas las consideraciones anteriores.

Objetivos del SEO offpage


¿Qué es necesario para poder hacer un buen SEO OffPage?

En el esfuerzo de diseñar y ejecutar una buena estrategia SEO OffPage, podemos olvidar que necesitamos unos cimientos que respalden y consoliden sus objetivos, que no es otro que nuestro propio sitio web, lo que nos da identidad y presencia en Internet.

Podríamos decir que los objetivos del SEO OffPage estarán limitados hasta donde llegue nuestro sitio web: un sitio web pobre, de baja calidad, conseguirá que el alcance de nuestro SEO OffPage también sean pobres y de baja calidad.

Por el contrario, un sitio web rico, de calidad, útil, abrirá muchas puertas a nuestras posibilidades de actuación en nuestra estrategia.

¿Y qué es lo que define que un sitio web tenga calidad y sea útil? Este punto ya cae de lleno en otra área fundamental de la optimización del posicionamiento orgánico, el SEO OnPage.

Para conseguir resultados, un buen SEO OffPage debe estar respaldado por un buen SEO OnPage. El primero no se puede entender sin el segundo.

Sin embargo, lo recíproco no es cierto, un buen SEO OnPage nunca nos podrá asegurar un buen SEO OffPage, sino que nos brinda la oportunidad de conseguirlo si lo trabajamos bien.

A grandes rasgos, y reduciéndolo a los aspectos más destacados del SEO OnPage, para conseguir un buen SEO OffPage antes debemos disponer de un sitio web con los siguientes requisitos:

  • Contenidos de calidad. Por agresiva o extensa que sea nuestra estrategia SEO OffPage, si el usuario que llega a nuestro sitio web queda decepcionado de su contenido, sean productos, servicios o atención personal, su visita no consolidará en ningún resultado, más allá de una estadística sin valor real.

  • Experiencia de usuario. Aun teniendo un contenido de calidad, el usuario debe ser capaz de navegar a través del sitio web con facilidad, a través de una estructura intuitiva y sin problemas o errores durante la navegación.

  • Competencia y palabras clave. Una pobre optimización SEO OnPage a la hora de identificar las palabras clave o analizar cómo posiciona la competencia, puede hacer que perdamos oportunidades de atraer enlaces o visitas porque no se asocia nuestro sitio web o marca con las palabras clave que corresponden a nuestra actividad.

    O, en el sentido contrario, atraiga una audiencia o enlaces que solo aumente estadísticamente el número de visitas, sin otro efecto.

¿Para qué sirve el SEO OffPage?


Posiblemente esta pregunta pueda parecer trivial, para optimizar el posicionamiento orgánico (como su propio nombre, “SEO”, indica); sin embargo, el SEO OffPage tiene otros efectos que, en cualquier caso, acaban incidiendo en una mejora del posicionamiento del sitio web, sea directamente o indirectamente.

Decimos que también “indirectamente” porque el efecto que el SEO OffPage tenga en el posicionamiento se repercute a través de otras métricas o consideraciones, relacionados con la experiencia de usuario y su intención de búsqueda.

  • Mejorar la autoridad del sitio web, que incide directamente en el posicionamiento, sobre todo a través del “link juice” transmitido desde sitios web relacionados con el nuestro y que a su vez tengan autoridad dentro del mismo sector (es decir, un enlace desde un sitio web de mucha autoridad pero sin relación no tendrá el mismo valor).

  • Conseguir notoriedad, popularidad, confianza, relevancia… O cómo queramos llamarlo. En definitiva, se traduce en que nuestra marca sea reconocida y asociada con ciertos criterios (subjetivos) de calidad, de forma que tanto nuestra audiencia como nuestra competencia nos identifique dentro de nuestro sector como una marca de referencia.

  • Aumentar las visitas cualificadas. Quizás el aspecto que más se pasa por alto. Si hacemos un buen trabajo de optimización OffPage, nuestra marca, junto con nuestros enlaces, tendrá prevalencia en medios asociados con nuestra actividad, por lo que cualquier visita que llegue a través o por ellos ya estarán predispuestos a completar una conversión en nuestro sitio web.

Page Rank: Cómo analizar y evaluar el SEO OffPage


Hasta ahora hemos hablado de la importancia de hacer un buen SEO OnPage que incida positivamente en el posicionamiento orgánico de nuestro sitio web, además de conseguir mayor visibilidad, consolidar el prestigio de nuestra marca y aumentar las visitas cualificadas.

Pero, ¿hay alguna forma de calcular la eficacia de nuestra estrategia SEO OffPage?

Como hemos visto, el SEO OffPage comprende aspectos más allá del Link Building, incluyendo factores como la “confianza”, la “relevancia” o la “visibilidad”. ¿Cómo se pueden evaluar parámetros tan subjetivos?

Google, desde sus inicios, creó un índice, el PageRank, con el que asociaba cada sitio web con un valor numérico entero entre 0 y 10, calculado a partir del número de enlaces entrantes que recibía y de la autoridad (esto es, el PageRank) de los sitios web de origen.

Durante varios años, Google publicaba el PageRank de los sitios web que indexaba y podíamos utilizarlo como referencia de la reputación o autoridad de un sitio web, sobre todo para compararnos con sitios web de la competencia.

Sin embargo, Google ya no hace público este valor, aunque lo siga utilizando internamente, junto con otros factores de ranking, para generar los resultados de búsqueda.

Esto significa que no podemos saber a priori cómo Google valora la relevancia de un sitio web y que necesitaremos utilizar otros métodos para evaluarla, aunque sea a fines comparativos entre sitios web o para analizar si nuestra estrategia SEO OffPage está funcionando.

Métricas alternativas al PageRank

Pero la industria del SEO no descansa ni se da por abatida, ofreciendo soluciones alternativas a la necesidad de disponer métricas que permita evaluar el nivel de autoridad de un sitio web, basadas principalmente en la calidad y cantidad de los enlaces entrantes.

En este sentido, hay que tener en cuenta que estas métricas no representan cómo realmente evalúa Google los sitios web. Tan solo son una aproximación, pues cada una de ellas basada en sus propios criterios y los enlaces que hayan detectado, rastreado y evaluado, que no tienen porqué ser los mismos que Google haya detectado.

A pesar de ello, la interpretación de estas métricas puede resultar muy útil para monitorizar el SEO OffPage (especialmente la red de enlaces entrantes) de nuestro sitios web y compararlas con las de nuestra competencia; por ejemplo, a la hora de intentar desbancarla para una determinada palabra clave en los SERP’s.

A continuación se enumeran algunas de las más conocidas, sin entrar en detalle sobre cómo se calcula o evalúa cada una de ellas (para ello, mejor leer la documentación técnica de cada proveedor).

Lo más importante a tener en cuenta a utilizar estas métricas es que cuando comparemos dos sitios web, deberemos hacerlo sobre las mismas métricas, pues no hay correlación entre métricas de distintos proveedores:

  • Domain Authority (DA) y Page Authority (PA). Diseñado y calculado por Moz, asigna un valor entre 1 y 100 al dominio completo de un sitio web (DA) o a una página concreta (PA), en función de los enlaces entrantes que reciba. Cuanto mayor sea el DA/PA de una página, mayor será la probabilidad de que posicione en las primeras posiciones para las palabras clave relevantes.

  • Trust Flow (TF) y Citation Flow (CF), de Majestic, da un paso más allá de las métricas de Moz. Mientras que Moz las evalúa a partir del número de enlaces y la autoridad del origen, Majestic separa la cantidad y la calidad de los enlaces. Así, el CF se calcula a partir del número de enlaces (cantidad), mientras que TF evalúa su calidad, basado en el tráfico web que se produce a través de ellos (es decir, que los usuarios que lo siguen).

    A efectos de análisis, una buena referencia es calcular la división TF/DF (denominado Trust Ratio): cuánto más próximo o superior a 1 sea este cociente, mejor será la red de enlaces del sitio web.

  • Domain Rating (DR) y Page Rating (PR), de ahrefs. Conceptualmente, estas métricas son similares a las DA y PA, respectivamente, de Moz. Es decir, están basadas en la estructura de enlaces entrantes del dominio completo y de las páginas web, respectivamente.

    El punto a favor de ahrefs es que calcula sus métricas diariamente (Moz lo hace mensualmente) y que su base de datos de enlaces es mucho mayor (al menos, eso afirman).

Ahora bien, con todas estas métricas: ¿cuál es la mejor? Depende de lo que nosotros consideremos más importante.

Personalmente, me decanto entre Majestic, por cuanto también evaluamos la calidad de los enlaces con el Trust Ratio (TR), y ahrefs, por su mayor base de datos de enlaces y actualización diaria.

Link Building: ¿solo dos tipos de enlaces? Ojalá...


Aunque ya hemos dejado que el SEO OffPage es más que solo Link Building, la importancia de la construcción de una red rica y productiva de enlaces entrantes hace necesaria que sepamos distinguir el valor e importancia de un enlace.

Normalmente, los enlaces se han clasificado en dos tipos, do-follow y no-follow, según transmitieran o no “link juice”. Pero la variedad de enlaces es mucho mayor que eso, tanto desde el punto de vista técnico, como desde un punto de vista semántico o contextual.

Veamos a continuación todos los factores de posicionamiento que pueden intervenir para diferenciar unos enlaces de otros:

1. Do-Follow vs No-Follow

La tipología clásica, en que los enlaces do-follow transmiten parte de la autoridad del sitio origen a la autoridad del sitio destino, incrementándola, mientras que los No-Follow no transmiten nada (supuestamente).

La cantidad, o porcentaje, de autoridad (“link juice”) transmitida depende de muchos factores. En este artículo tenéis una explicación muy detallada al respecto.

A pesar de lo que pueda parecer, no debemos centrarnos en conseguir el mayor número posible de enlaces do-follow, como una forma de forzar el aumento de autoridad de nuestro sitio web. Los no-follow también son importantes; por ejemplo, como fuente de posibles visitas cualificadas.

2. Texto Ancla (“anchor text”)

Es decir, el texto que aparece en el enlace. Se tiende a primar la colocación de palabras clave y variaciones semánticas. Si bien es importante que estas palabras aparezcan, no se puede dejar de lado expresiones genéricas (como “clicar aquí” o “en este artículo”), el nombre de la marca, imágenes, etc.

Lo saludable es tener una distribución entre todas estas posibilidades y evitar el abuso de concordancias exactas, que pueden hacer sospechar que son enlaces forzados o comprados y Google nos penalice.

3. Autoridad del sitio web y la página de origen

Cada sitio web tiene una autoridad asociada, que se transmite a través de los enlaces do-follow. Cuanto más autoridad tenga el sitio origen, en principio transmitirá más autoridad al nuestro (aunque hay otros factores pueden variar la cantidad de link juice transmitida).

De nuevo, no debemos obsesionarnos con conseguir gran número de enlaces de sitios con mucha autoridad. Algo así podría denotar un comportamiento artificial y forzado.

Un patrón natural de enlaces supone que, a medida que aumenta la autoridad de los sitios de origen, disminuye el número total de enlaces entrantes con esa autoridad.

4. Temática origen-destino coherente

Sobre todo desde el punto de vista de notoriedad y visibilidad, debemos primar enlaces que vengan desde sitios web que tengan que ver con nuestra actividad o el contenido del sitio web.

Por ejemplo, si nuestro sitio web va de tecnología, poco puede aportar un enlace desde una página que solo hable de comida para mascotas (salvo, claro, que vendamos dispensadores automáticos de comida).

El principal impacto de este factor no está en la transmisión de autoridad como tal, sino en que las visitas que nos lleguen a través de esos enlaces sean cualificadas y aumenten el porcentaje de conversiones.

5. Posición del enlace

No es lo mismo un enlace dentro del contenido, con un contexto semántico fácilmente identificable, que un enlace en la barra lateral o el pie. El primer caso tendrá mucha más importancia, sobre todo si el texto que rodea al enlace guarda relación semántica con la página destino.

De igual forma, enlaces ubicados al principio del contenido, normalmente más visibles al usuario, tendrán más peso que enlaces ubicados a la mitad o el final de la página web.

6. Dominio / Dirección IP de origen (número de enlaces)

Este factor es un poco técnico, que necesita comprender un poco cómo funcionan los servidores Internet. Así, los enlaces pueden provenir de uno o varios dominios (esto es, la parte principal de una dirección web) o de una o varias direcciones IP que, a su vez, pueden pertenecer o no a una misma red.

Sin entrar en aspectos técnicos, tienen más valor un número determinado de enlaces que provengan de distintos dominios que ese mismo número de enlaces pero que algunos se repitan dentro de un mismo dominio (por ejemplo, en distintas páginas web). Lo mismo se aplica a las direcciones IP.

En general, cuando un mayor número y variedad de dominios apunten a páginas de nuestro sitio web, significa que conseguimos mayor difusión dentro de una audiencia más extensa, de ahí que esos enlaces tengan más valor.

7. Enlaces naturales, artificiales y auto-creados

Los enlaces naturales son aquellos que otros sitios web han colocado sin intervención por nuestra parte (y son los objetos de deseo más preciados), mientras que los artificiales los hemos conseguido por otros medios, como compra o intercambio de enlaces.

Los enlaces artificiales no son negativos por sí mismos, siempre y cuando tengamos la precaución de asegurarnos que sigan el mismo patrón de un enlace natural; por ejemplo, desde sitios web con temática similar al nuestro y con un crecimiento suave y prolongado en el tiempo.

Los enlaces auto-creados los creamos nosotros directamente en los sitios web que lo permiten, como los comentarios de blogs y foros o fichas en directorios. Tampoco son necesariamente negativos, siempre que tomemos la precaución de hacerlos en sitios relevantes para nosotros (no solo por afán de coleccionar enlaces).

8. Antigüedad del enlace

Desde hace tiempo, Google tiene muy en cuenta la “frescura” o novedad del contenido, dando preferencia a información más reciente que a otra similar pero más antigua. Tiene sentido: cuánto más reciente, se supone que será más acertado y cercano a los intereses del usuario.

Con los enlaces, sucede lo mismo: enlaces recientemente creados implica que tienen mayor vigencia que enlaces antiguos e incidirán más en la valoración de nuestro sitio web.

¿Cómo hacer un análisis de enlaces entrantes (backlinks)? [VÍDEO]


Como vemos, son muchos los factores que intervienen a la hora de evaluar un enlace entrante, además de la autoridad (o cualquier otro índice que utilicemos) del sitio web o de una página web.

Debemos tener en cuenta todos ellos cuando diseñemos nuestra estrategia de SEO OffPage y cuando analicemos la red de enlaces externos de nuestro sitio web y, especialmente, de la competencia.

Porque no solo es importante saber quiénes y cómo enlazan nuestras páginas, sino también las páginas de la competencia.

Por un lado, porque nos puede permitir detectar oportunidades que se nos habían pasado por alto y, por otro, para saber qué perfil de enlaces entrantes podemos necesitar para superar sus páginas en las búsquedas orgánicas.

El siguiente vídeo muestra cómo se puede hacer este análisis con dos herramientas: la consola de búsqueda de Google (gratuita) y ahrefs (de pago, con un periodo gratuito de prueba):



Estrategias y técnicas SEO OffPage


Llega el momento de aplicar todo lo que hemos visto hasta ahora y poner en práctica diversas técnicas que ayuden a mejorar el SEO OffPage de nuestros sitios web.

Es importante comprender en este punto que no basta con aplicar estas técnicas sin ton ni son, sino que debemos integrarlas dentro de una estrategia integral de posicionamiento orgánico, que también afectará al resto de decisiones que tomemos respecto al sitio web.

A continuación, vamos a ver diversas técnicas que pueden formar parte de nuestra estrategia, según nuestros objetivos o necesidades. Si tienes interés en profundizar más en alguna de estas técnicas, este artículo hace una descripción muy detallada de cada una de ellas.

En general, no hay una solución universal ni única para una misma situación, debiendo decidir en base al conocimiento de nuestro propio sitio web y de la información que podamos obtener de los sitios de la competencia, muchas veces fuente de inspiración.

1. Link Building

Dentro de este apartado se incluyen todas las técnicas relacionadas con la creación explícita de enlaces externos que apunten a alguna página de nuestra elección, con intervención directa nuestra y con el texto ancla que decidamos.

Al usar estas técnicas, debemos tener en cuenta varias consideraciones para evitar comportamientos sospechosos; es decir, poco “naturales” que puedan provocar penalizaciones por parte de Google. Concretamente:

  • Frecuencia de creación. Lo normal, o natural, es que los enlaces se vayan creando escalonadamente a lo largo del tiempo, no por saltos.
  • Primar calidad sobre cantidad. Analizar con detalle diversos sitios web para seleccionar aquellos que resulten más interesantes que nos apunten.
  • Diversidad en los textos ancla. Ya se mencionó anteriormente; debemos repetir los mismos textos ancla de los enlaces entrantes, sino incluir variedad que incluya variaciones de las palabras clave, nombre de marca, textos genéricos, etc.

Técnicas habituales para el Link Building tendríamos: compra/intercambio de enlaces, inclusión en directorios y agregadores de enlaces (temáticos, nunca genéricos) o completar fichas de usuario o empresa (por ejemplo, Google My Business o Cylex).

2. Link Baiting

El Link Baiting consiste en atraer enlaces gracias a unos contenidos que quienes los visita considera que son suficientemente interesantes y útiles como para enlazarlos sin que se lo pidamos expresamente.

Así, mientras que el Link Building busca crear principalmente enlaces artificiales, el Link Baiting crea enlaces naturales.

El escenario ideal sería que todos los enlaces entrantes fueran creados bajo esta modalidad pero, en general, puede necesitar tanto tiempo para que se produzca por sí misma, que el contenido puede perder vigencia o quedar obsoleto.

Las estrategias de Link Baiting depende casi enteramente de una estrategia de marketing de contenidos bien diseñada y orquestada, capaz de identificar las necesidades de la audiencia del sitio web, generar contenidos de calidad que satisfagan sus intereses y estilo de navegación, y mantener un calendario de publicación de contenidos adaptado a sus costumbres.

3. Difusión y promoción en Redes Sociales

El Link Baiting, dejado a su albedrío, puede necesitar mucho tiempo para conseguir una buena red de enlaces entrantes.

Con una adecuada estrategia Social Media, se puede acelerar este proceso dando a conocer los nuevos contenidos a nuestra audiencia, así como renovar o recordar contenidos menos recientes.

Como buena estrategia de Social Media, hace falta identificar y definir el perfil de un usuario tipo de nuestra audiencia, con doble propósito:

  • Seleccionar las RRSS que más y mejor frecuente ese usuario.
  • Adaptar el contenido de los mensajes compartidos a sus preferencias de lectura o formato (por ejemplo, imágenes o vídeos cortos).

4. “Blogcoworking” (Networking de blogs)

En Internet no estamos ni aislados ni solos. Estamos rodeados de multitud de otros sitios web, algunos de la competencia directa y muchos otros que, sin ser competencia directa, sí que están suficientemente relacionados con nuestro sector o actividad, que resulta natural, e incluso necesario, que colaboremos.

El término “blogcoworking” como tal no existe, en el sentido de que los responsables de blogs o webs distintos se pongan en contacto entre sí y lleguen a un acuerdo de colaboración o cooperación para la generación de contenidos... con el correspondiente enlace al otro sitio web.

En este caso, las posibilidades de colaboración pueden ser todas las que se nos ocurran, siendo habituales el guest posting, acordar posts patrocinados (previo pago), realización de entrevistas, participación en eventos (ya sea como ponente o ayudando a la organización), crear actividades conjuntas (como webinars), etc. El límite está en nuestra imaginación.

5. Red de enlaces externos de la competencia

Ya lo vimos en la sección anterior: el análisis de la red de backlinks de la competencia nos ofrece un amplio abanico de posibilidades e ideas para el Link Building.

Por un lado, podemos deducir las palabras clave más representativas de nuestra competencia, identificar qué páginas posicionan mejor y, con ayuda de varias métricas y parámetros, definir qué acciones podemos acometer para superarles en los resultados de búsqueda.

Por otro lado, analizar su red de enlaces y la autoridad de los sitios web que apuntan a nuestra competencia también nos orientan en el alcance que debe tener nuestra estrategia SEO OffPage para mejorar nuestra propia red de enlaces.

6. Aportaciones, menciones y visibilidad

Bajo esta modalidad encuadraríamos todas aquellas acciones y técnicas encaminadas no a conseguir enlaces expresamente, sino a darnos visibilidad y asociar nuestra marca con la credibilidad y confianza dentro de nuestro sector.

Los enlaces, normalmente no-follow y con textos ancla genéricos o asociados con el nombre de marca, no son la prioridad en este caso y, en muchos casos, será suficiente conseguir la mención de nuestra marca (esto es, el nombre sin ningún enlace).

Entre las técnicas típicas estarían hacer comentarios en blogs y foros de temática relacionada con nuestro sector, participar en webs que permitan algún tipo de comunicación entre usuarios (como Quora o las reseñas de Google), o intervenir activamente en webinars o eventos online (sea por chats o transmitiendo el evento por RRSS).

Conclusiones

El SEO OffPage ha evolucionado en la misma medida que los algoritmos de búsqueda se han vuelto más “inteligentes” y han mejorado el análisis de la calidad de los enlaces entrantes a una página web, con el fin de mejorar la experiencia de usuario y, desde el punto de vista del posicionamiento web, para satisfacer su intención de búsqueda.

Su alcance, además, también se ha extendido a otros aspectos no directamente relacionado con los enlaces, como la presencia y relevancia en las redes sociales, que mejoran la notoriedad y visibilidad de marca, incidiendo directamente en un aumento de las visitas cualificadas a través de esos enlaces.

Asimismo, el análisis de los enlaces se ha vuelto más complejo. Ya no basta una simple diferencia entre enlaces no-follow vs do-follow, sino que intervienen factores relacionados con el contexto del enlace, la temática entre los sitios web origen y destino, o el patrón de los textos-ancla.

Como consecuencia, un análisis del perfil de backlinks de una página web requiere de herramientas especializadas, que contienen y agrupan mucho más información que las herramientas gratuitas de Google (como Search Console o Google Analytics) para facilitar su estudio.

Finalmente, tenemos a nuestra disposición de una enorme variedad de estrategias para mejorar el SEO OffPage de un sitio web, pero que no deben aplicarse ciegamente, sino con un análisis previo de nuestro objetivo y nuestra competencia para determinar qué combinación de estrategias y técnicas puede aportarnos mayores beneficios, que no es otro que subir posiciones en los resultados de búsqueda y aumentar el porcentaje de visitas cualificadas.


¿Te ha resultado interesante este artículo?

Suscríbete para recibir consejos exclusivos para WordPress



Antonio Fernández Alonso

Antonio Fernández Alonso

Consultor SEO y Profesor colaborador del módulo SEO del Programa de Social Media Marketing de la Universidad de Sevilla (SMMUS). Ingeniero Superior de Informática, especializado en el desarrollo de estrategias de Posicionamiento Web para PYMES, y el gestor de contenidos WordPress.
Twitter | Facebook

Sitio Web: www.afernandezalonso.com/

Plugin Optimización de Imágenes Gratuito para WordPress