Plugin Optimización de Imágenes Gratuito para WordPress
Lunes, 09 Julio 2018 07:00

Enlaces Internos: todo lo que debes saber, ¡guía completa!

Escrito por  Pablo Cortés Carranza
CMS:  Todos |  Versión:  Todas |  Nivel de dificultad:  Básico |  Tiempo estimado de lectura:  15 minutos


Enlaces Internos Web: todo lo que debes saber, ¡guía completa!


Bienvenido a la república independiente de tu web

Sí, no te preocupes, estás leyendo el post correcto; si quieres saber todo lo que hace falta para tener una buena estructura de enlaces internos para mejorar (en parte) tu SEO, sigue leyendo.

Lo bueno de este tipo de enlaces (el otro tipo son los externos) es que puedes controlar cómo se comportan, ya que todos ellos están dentro de tu web.

Definición de links internos (enlaces internos)


Cuando hablamos de links internos, estamos hablando de enlaces internos. (sí, sé que es obvio, pero hay gente que quizás piensa que son cosas diferentes).

Un enlace interno define, de cara a las arañitas de Google (los bots que indexan tu web), la calidad del contenido de tu web y sobre qué trata la misma.

Recuerda que dichas arañitas se mueven mediante enlaces (van saltando de uno a otro, y siempre de nivel superior a inferior) y ello determina diversos factores, tales como la relación que hay entre tus diferentes páginas (gracias a los enlaces internos entre ellas), la temática de tu web, la relevancia, etc (lo vemos más adelante en este artículo).

Básicamente ten presente por ahora, que cuanto más fuerte sea el tramado de enlaces internos que tenga tu web, más fácil será que Google indexe (y categorice) correctamente tu web y te posicione antes en los resultados de búsqueda.

Ejemplos de enlaces internos que ya tienes


Puede que por ahora esto de los enlaces internos te suene un poco raro, y que parezca muy complicado de hacer o de entender, pero te sorprenderá saber que ya conoces y gestionas la gran mayoría de enlaces internos que hay en tu web.

Además de los típicos enlaces que se encuentran a lo largo del texto de una página o artículo, son también enlaces internos los enlaces que tiene tu menú, los botones de tus llamadas a la acción (Call to actions), los enlaces de los widgets del pie de página o de la barra lateral, los formularios, los botones que haya en los popups, los típicos enlaces que hay en el pié de página (junto con los ya mencionados widgets) tales como Privacidad de datos, términos y servicios, etc.

Ventajas de uso de enlaces internos


Además de mejorar tu SEO en general, las principales ventajas concretas de tener una buena estructura de enlaces internos son:

  • Mejorar la experiencia de usuario de la web porque acompañan al visitante de una información a otra información relevante, de una manera fácil y visual.
  • Aumenta la credibilidad de tu contenido de cara a las ya mencionadas arañitas de Google, aportando valor a tu web de cara al todo-poderoso buscador.
  • Te hacen, como autor de los artículos, más experto en lo que hablas, ya que aportas información útil que ya has escrito en otras partes de tu web.
  • Mejoran la jerarquía de enlaces que hay en tu web, mostrando la relación entre las diferentes páginas y artículos que hayas creado.
  • Incrementan el tiempo que los visitantes están en tu web ya que por ejemplo alguien que termine de leer un artículo y a continuación vea un enlace con un artículo relacionado con el que acaba de leer, probablemente esté interesado en continuar leyendo contenido en tu web.
  • Mejora la oportunidad de conversión de los visitantes a clientes, en el caso que vendas algo (productos, suscripciones premium, etc).
    Esto es consecuencia de la ventaja anterior, ya que cuanto más tiempo esté alguien en tu web, de una manera voluntaria y leyendo contenido que le interese, más opciones habrá de que se produzca ese momentum (momento especial en el que se es más propenso a comprar algo por un motivo específico) en el que el visitante se convierta en un lead, y a través de ese momentum  se convierta en tu cliente.

Enlaces internos vs enlaces externos


Antes de profundizar en cómo mejorar la estructura de enlaces internos de tu web, quiero que tengas clara las principales diferencias entre los enlaces internos y los enlaces externos.

Control

A nivel de control, los enlaces externos van a ser siempre más difíciles de controlar, porque cualquier web puede enlazar a la tuya. A nivel de SEO, cuanta más popularidad tenga una web externa que "hable sobre ti", mejor será para ti (aunque no lo puedas controlar).

A nivel interno, no obstante, podrás controlar la creación, modificación, contenido y dirección de los enlaces que existan en tu web. Todo ello, y junto con un buen análisis prueba-error, te dará proporcionará cada vez más mejores oportunidades de mejorar tu SEO.

Autoridad

Cuando hablamos de autoridad, imagina la típica escena de película americana del quarterback y el nerd: el quarterback es una web popular, que mucha gente conoce, y que infunde respeto y admiración por parte de muchos visitantes; el nerd es todo lo contrario: una web que nadie conoce y que no llama la atención.

A nivel de enlaces externos basta con que el quarterback (web con mucha autoridad) hable bien sobre el nerd (web con poca autoridad) para que poco a poco el nerd se convierta en alguien más admirado (visitado) por la gente.

A nivel de enlaces internos, una web podrá mejorar la experiencia de usuario de todas sus visitas de manera que la autoridad se quede repartida entre las páginas y artículos que le interesen.

Es interesante que leas el artículo de Link Juice para entender bien este concepto.

Lugar

En lo referente a dónde aparecen los enlaces, mencionar que los enlaces externos que apunten a tu web, suelen aparecer en el contenido (body) de una web, y que los enlaces internos también se encuentran en otros muchos lugares dentro de tu web (que ya hemos visto más arriba).

¿Por dónde empezar?


Una vez ya hemos hablado de la teoría, vamos a centrarnos un poco más en la práctica, la cual se compone de pequeños pasos (tips) para llevar a cabo en tu web, y que en su conjunto, potenciarán esa mejora de estructura de enlaces internos que explico en todo este artículo.

Páginas o posts populares

Selecciona las páginas y artículos (u otros custom post types que puede que tenga tu web) más populares (que más visitas tengan). Para ello visita tu panel de Google Analytics y fíjate en qué contenido es el que más gusta a los visitantes.

Lo que tienes que hacer ahora es buscar (idealmente crear) nuevo contenido que hable de algo relacionado con el mismo tema que traten tus artículos más populares, y enlazarlos a los mismos. 

Palabras clave

Analiza las palabras clave de los artículos o páginas populares. Úsalas en el contenido nuevo que vayas a enlazar al contenido más popular.

Anchor text

Analiza el anchor text de los enlaces. Si no sabes lo que es, el anchor text es el texto que se puede leer en el propio enlace. Por ejemplo, en el artículo de Link Juice que he mencionado anteriormente, el anchor text es "artículo de Link Juice".

A pesar de que es conveniente incluir palabras clave en los anchor text, es importante no pasarse de listo aquí. Recuerda siempre que quien lee tu contenido es una persona y que hay que mantener los conceptos simples y sencillos.

Posición

Los enlaces internos que aparezcan en la parte superior de tu contenido tienen más fuerza para mejorar el SEO que los que se encuentren en la parte inferior.

Relevancia

Cuando incluyas un enlace interno, tiene que ser relevante (tanto para las arañitas como para los lectores). Es decir, si es un artículo sobre camisetas, e incluyes un enlace interno, dicho enlace deberá de hablar sobre algo relacionado con camisetas.

Cantidad

Ahora puede que tengas los ojos como sartenes y se te haya abierto un mundo de enlaces internos maravilloso ante ti, pero tengo que advertirte que cuantos menos y más sencillos sean los enlaces internos mejor. 

La razón de tener palabras clave de tu web enlazadas a otro contenido dentro de tu web, a niveles mínimos, es para evitar crear competencia entre tus propias palabras clave. Así que ten cierto auto-control y no te pases de cantidad de enlaces internos.

Equilibrio

Lo mismo ocurre con el equilibrio. No puedes tener una página llena de enlaces internos a otras páginas (a excepción de algunas páginas madre como la de Inicio), y luego tener otras páginas vacías de enlaces. Lo ideal es un buen equilibrio y que todo se desarrolle de manera natural.

Profundidad

A nivel de experiencia de usuario, ya sabrás que lo ideal es que no haya que hacer muchos clics para llegar a un objetivo determinado de tu web (vender, suscribirse, etc).

No obstante, a nivel de enlaces internos, no pasa nada si hay cierta profundidad entre cómo se relaciona el contenido de tu web, siempre que sea relevante, equilibrado y natural.

Destino

Dependiendo del contenido que haya detrás de ese enlace, te interesará hacer que el destino de dicho enlace se abra en la misma pestaña (en HTML target="_self") o en una pestaña nueva (target="_blank"). 

En mi opinión, evita abrir enlaces en ventanas nuevas, ya que esto puede liar demasiado al usuario y que se pierda.

Automatizaciones

Ojo con los plugins que te crean automáticamente los enlaces internos (por ejemplo, que cada vez que aparezca en cualquier parte de tu web la palabra pan blanco se enlace a un artículo maravilloso sobre pan blanco que has escrito).

No soy muy fan de las automatizaciones en cuanto a SEO se refiere, así que intenta hacerlo todo poco a poco pero con calidad. Para mi, automatización en este caso es querer llegar demasiado rápido donde debes de llegar poco a poco, y en este caso no conviene.

Si cabe alguna automatización en cuanto a enlaces internos, es lo que viene a continuación, la inclusión de contenido relacionado.

Enlaces relacionados

Sobre todo de cara a artículos (no tanto para páginas estáticas), está muy bien incluir algún plugin de posts relacionados. Quizás esta es la única automatización que me gusta utilizar.

Dichos posts relacionados se pueden configurar para que sean sugeridos a partir de las etiquetas (tags) que tenga un artículo, o dependiendo de la categoría a la que pertenezca.

Este plugin de artículos relacionados suele funcionar bastante bien para este acometido.

Además puedes optar a que aparezcan al final del artículo 3 o 4 posts relacionados, o algo que funciona muy bien hoy en día: que aparezcan otros artículos relacionados de manera individual dentro del cuerpo del propio artículo.

Este plugin de artículos relacionados in-line me gusta mucho.

Creación de más contenido

Para tener una fuerte estructura de enlaces internos, lo ideal es tener muchísimo contenido y estar creando nuevo contenido continuamente. De esto te darás cuenta tú mism@ al ver que poco contenido no te da mucho juego para enlazarlo entre sí (cumpliendo todas las pautas que vemos en este artículo).

Análisis

Utiliza Google Analytics para ver el flow de las visitas a través de los enlaces internos de tu web. En concreto medir las interacciones entre los enlaces.

Hay una parte muy útil que muestra, a modo de esquema, cómo se mueve un visitante por tu web hasta que la abandona. Esta herramienta se llama Flujo de Usuarios y la encuentras en el menú principal de Google Analytics.

Flujo de usuarios en Google Analytics


Enlaces a taxonomías y categorías

No tengas miedo a crear enlaces a taxonomías y categorías, sobre todo si tu web se basa en muchos artículos sobre diferentes temáticas.

El uso ideal de este enlace interno "especial" es cuando alguien que esté leyendo sobre por ejemplo, cómo hacer pan integral, pinche en la etiqueta (tag) de "Pan Integral" y vea todo el contenido de tu web que habla sobre pan integral.

Es una manera muy correcta de mantener enganchado al visitante y venderle ese libro de recetas de pan integral que tanto gusta a tus lectores. (puedes cambiar pan integral por tu etiqueta más atractiva).

Uso del no-follow

Siendo este concepto de un nivel un poco más avanzado, asignar una etiqueta no-follow a un enlace interno, ayudará (en parte) a desviar la atención de las arañitas de Google a otra parte de tu web. (debido a un uso no muy ético de esta etiqueta, Google decidió no siempre hacer caso de dicha etiqueta).

Si aun no sabes de qué hablo, ten en cuenta que no-follow significa no visitar en el caso de los enlaces de una web.

Piensa en cuando una persona visita tu casa, y previamente has cerrado la puerta de algunas habitaciones, porque no te interesa que esa persona las vea y tenga una idea errónea del concepto general que tiene sobre tu casa.

Enlaces internos a evitar

Es interesante saber que hay ciertos enlaces internos que deberías evitar, ya que son páginas de navegación principales. Evita enlazar a la página de inicio y de contacto.

Céntrate en fomentar visitas a los enlaces a nivel profundo en tu web, donde cada vez se "abra" una nueva puerta a un contenido relacionado con el anterior.

Habla a tu visitante

Este último punto es algo más a nivel de estilo. Si quieres captar la atención de tus visitantes para que se sientan cómodos y visiten más contenido en tu web, háblales de tú a tú, de persona individual a persona individual. Quien lee el artículo siempre es una única persona, y no varias.

Este último punto no tiene nada que ver con enlaces internos, pero sí que ayuda a que los visiten.

Conceptos finales clave

Ya hemos hablado de los diferentes aspectos fundamentales que hay que tener en cuenta a la hora de gestionar tus enlaces internos, pero para rematar los conceptos, tienes que tener claro que:

  • Algunas de tus páginas de tu web tienen más autoridad que otras. Estas páginas ya tienen enlaces (sobre todo externos) apuntado a ellas. El mejor ejemplo es la página de inicio. Cuando dichas páginas con autoridad dentro de tu web, apuntan a otras páginas también dentro de tu misma web, dicha autoridad se va repartiendo y mejorando el valor de cara al SEO.
  • Algunas de tus páginas podrán beneficiarse mejor de esa autoridad por sí solas, pero a otras les costará un poco. Enlázalas desde páginas con autoridad mayor, si te interesa hacerlo.
  • Para medir la autoridad que tiene tu web, prueba a utilizar esta herramienta gratuita.

Hasta aquí este artículo sobre un concepto sencillo pero muy útil si quieres mejorar aun más tu estrategia SEO. Espero que te haya servido y que te de una idea general de por donde empezar a mejorar los enlaces internos de tu web.

Ha sido un placer redactar este artículo y no olvides que estoy a tu disposición mediante mi web y redes sociales.

¡Nos vemos muy pronto!


¿Te ha resultado interesante este artículo?

Suscríbete para recibir consejos exclusivos para WordPress y PrestaShop

WordPress    PrestaShop


Pablo Cortés Carranza

Pablo Cortés Carranza

Consultor de Marketing Online y WordPress con más de 8 años de experiencia. Creo webs con una experiencia de usuario enfocada a objetivos específicos (aumentar visibilidad, aumentar clientes, etc)y doy soporte a mis clientes con sus estrategias en redes sociales y en campañas de marketing online | Twitter

Sitio Web: www.pcortes.com/

Plugin Optimización de Imágenes Gratuito para WordPress