Jueves, 13 Octubre 2016 21:14

Optimizar imágenes para SEO ¡La guía definitiva!

Escrito por 
CMS:  WordPress |  Versión:  4.6.x |  Nivel de dificultad:  Básico |  Tiempo estimado de lectura:  15 minutos


Optimizar imágenes para SEO


Si estás leyendo este artículo es porque seguramente ya tienes una página web o un blog y quieres Optimizar imágenes para SEO.

De igual forma me atrevería a decir que algo habrás escuchado acerca del mundo del SEO.

Déjame decirte que sin una buena optimización SEO de tu página web, es muy difícil que tu página o tu blog aparezcan en los primeros resultados de búsqueda de Google.

Se que hay muchos bloggers que ya tienen esto bastante en cuenta y que optimizan sus posts siguiendo todas las recomendaciones de los expertos.

Pero hay un problema.

Las imágenes.

¿Las imágenes? ¿Estás de broma?

Normalmente las imágenes son las grandes olvidadas cuando se habla acerca de hacer una optimización SEO de un artículo o de una página web en general.

La optimización de las imágenes es uno de los factores más importantes que debes tener en cuenta ya que actualmente hay muchísima gente que utiliza el buscador de imágenes de Google y si las imágenes están bien optimizadas en tu blog, te aseguro que vas a obtener un aumento en el tráfico orgánico.

En este artículo me voy a centrar completamente en todo lo relativo a la optimización de imágenes para SEO.

Así que saca tu cuaderno de apuntes, porque hoy vas a aprender todo esto:




¿Por qué necesitas optimizar las imágenes?

Existen multitud de razones por las que es importante optimizar las imágenes de tu blog.

Las imágenes que utilizas en un artículo o post, pueden ayudarte a mejorar el SEO de tu página, hacer el artículo más amigable y fácil de leer de cara al usuario y también afecta de forma considerable a todo lo relativo a la velocidad de carga de tu web.


Principales beneficios de la optimización de imágenes

  • Redes sociales como Pinterest o Instagram pueden traerte un buen número de visitas.
  • Las imágenes se muestran en los resultados de búsqueda de los buscadores y teniendo en cuenta que hay mucha menos competencia, es más fácil posicionar las imágenes.
  • Ayuda a reducir el porcentaje de rebote de tu web y a aumentar los factores positivos que afectan al SEO.
  • Si creas imágenes personalizadas y propias, es posible que obtengas backlinks cuando otras personas utilicen tus imágenes en sus blogs y te enlacen como fuente de la imagen.

¿Cómo encontrar las imágenes perfectas para tus artículos?

Tarde o temprano todos utilizamos imágenes en nuestros artículos.

Así que antes de entrar en materia sobre cómo optimizarlas de la mejor manera, me gustaría compartir contigo algunos recursos interesantes que te ayudarán a encontrar imágenes gratuitas de calidad. Cuando te lanzas a la búsqueda de imágenes, hay que tener un poco de cuidado si quieres hacer las cosas bien.

Lo típico y lo que NO se debe hacer es irse a Google Images, realizar una búsqueda y descargarse la primera imagen que te guste.

¿Por qué? Te preguntarás.

Pues muy sencillo.

Es posible que esa imagen tenga copyright y que tengas problemas con el autor si decides publicarla sin su consentimiento (o sin pagarle los derechos de autor correspondientes).


Búsqueda de imágenes en Google

En lugar de hacer eso, antes deberías navegar un rato entre las diferentes webs que ofrecen imágenes libres de derechos.

En estas páginas puedes encontrar multitud de imágenes que con un poco de imaginación y edición por tu parte, podrán servirte perfectamente para ilustrar los artículos de tu blog o tu web.

Como seguro que ya te estarás preguntando cuales son esas webs donde poder descargar imágenes libres de derechos, aquí tienes una pequeña selección:

  • stocksnap.io
  • unsplash.com
  • gratisography.com
  • freestocks.org
  • kaboompics.com

Puedes utilizar cualquiera de estas webs para encontrar imágenes gratuitas, o por el contrario ir a otros sitios como shutterstock.com donde puedes encontrar imágenes espectaculares de casi cualquier temática que te imagines a unos precios bastante razonables.

El caso es que utilices imágenes gratuitas o de pago y no utilices las de Google Images, ya que nunca puedes estar seguro del tipo de licencia que tienen esas imágenes y podrías meterte en algún lío.

Si vamos un poco más allá, creo que lo ideal sería que tú mismo crearas las imágenes que vayas a utilizar en tu blog o web.

De este modo, nunca nadie podrá venir a reclamarte derechos, ya que serás tu el que tenga los derechos de autor sobre tus imágenes.


optimizar imagenes wordpress

Cómo crear tus propias imágenes

La mayoría de las veces encontrarás las imágenes adecuadas en alguna de las webs que te he comentado antes.

Pero cuando no encuentres ninguna que se ajuste perfectamente a lo que necesitas, una opción más que recomendable es crear las imágenes tu mismo.

Déjame adelantarte que hoy en día ya no hace falta que seas ni diseñador gráfico ni un experto en el manejo de Photoshop.

Con herramientas online como Canva, serás capaz de impresionar a todo el mundo cuando muestres las imágenes creadas por ti mismo usando esta sencilla herramienta.

A día de hoy, Canva es la mejor herramienta para crear imágenes y además es ideal para los no diseñadores.

Puedes encontrar un montón de diseños predefinidos y plantillas listas para usar.

Simplemente con ayuda del ratón, podrás editar textos, cambiar colores o redimensionar elementos para crear tu imagen perfecta.

No voy a entrar en más detalle sobre la utilización de Canva porque eso es tema para un post entero, pero si que te he grabado un pequeño vídeo de ejemplo para que veas lo rápido y sencillo que resulta crear una imagen para tu blog:



Te aseguro que no te vas a arrepentir.


¿Cómo optimizar las imágenes para los buscadores?

Llegados a este punto, es justo cuando tenemos que empezar a entrar en aspectos más técnicos y no ya tanto relacionados con el diseño.

Existen determinados factores que hay que tener en cuenta si quieres optimizar tus imágenes al máximo y tener contento a Google para que te posicione mejor.

Así que vamos a verlos punto por punto:


Escoge el nombre de fichero correcto

Antes de subir una imagen a tu web o a tu blog, es muy recomendable que te fijes en el nombre que tiene el fichero en sí.

Un error típico es subir la imagen con el nombre que tenga el fichero por defecto.

Aquí tienes un ejemplo de nombres de imágenes poco recomendables:

  • IMGSRC00567.jpg
  • image234577.jpg
  • foto.jpg
  • logo-final2.jpg

Como ves, esos nombres no dicen nada sobre la imagen en sí.

Para Google sería imposible saber cual es la temática o el contenido de la imagen únicamente por el nombre del fichero.

En lugar de eso, lo que tienes que hacer es renombrar los ficheros utilizando las palabras clave que a ti te interesa posicionar.

Haciendo esto, se lo estarás poniendo fácil a los buscadores a la hora de relacionar las imágenes con la temática o las palabras clave correspondientes.

Por ejemplo, imagina que tienes una tienda online de zapatos y has escrito un artículo que trata sobre las zapatillas para running.

Una forma de renombrar el fichero de una imagen sería: zapatillas-para-running.jpg

¿Ves la diferencia?

De esta forma, estarás ayudando tanto a los robots de Google como a los usuarios.


El tamaño de las imágenes y la compresión importan

El siguiente factor que debes tener en cuenta antes de subir las imágenes a tu blog es el tamaño y las dimensiones de las mismas.

No necesitas subir imágenes inmensas ya que esto hará por un lado que tarden más en subirse y por otro lado, que la página tarde mucho más en cargar.

Como seguramente ya sabrás, el tiempo de carga de una web es un factor sumamente importante, tanto por aspectos de SEO como de experiencia del usuario.

Un error típico suele ser trabajar con imágenes extremadamente grandes, que tardan mucho tiempo en subirse a la web y que además hacen que la web también tarde mucho en cargar.

Lo peor de todo, es que en la mayoría de los casos, esa imagen va a reducir las dimensiones (que no el tamaño del fichero en sí) automáticamente para ajustarse a las dimensiones de la página.

El usuario, al no percatarse de esto, no entiende porqué su web tarda tanto en cargar si la imagen que aparece tiene un tamaño normal.

El problema es que el fichero de la imagen que se muestra es muy grande aunque en la web se le reduzcan las dimensiones.

Por eso es tan importante editar las imágenes, seleccionar las dimensiones correctas y finalmente comprimir los ficheros para que ocupen lo menos posible.

En la mayoría de los blogs, el ancho máximo dedicado al texto de un post suele ser de entre 600px y 700px.

Por lo tanto, cualquier imagen que supere esas dimensiones, no va a verse bien y va a tener un tamaño innecesariamente grande que va a repercutir en la velocidad de carga de la web.

Así que si has descargado alguna imagen libre de derechos que exceda de esas dimensiones, mi recomendación es que antes de subirla a tu blog, utilices alguna herramienta gratuita como http://picresize.com/ y la ajustes a las dimensiones correctas que utiliza tu blog.


Cómo comprimir las imágenes

Cuando utilizas imágenes de stocks (ya sean gratuitas o de pago) de gran calidad, si las subes tal cual a tu web, estarás desperdiciando recursos tontamente.

Por norma general, cuanto más espacio en disco ocupa una imagen, mayor calidad y resolución tiene.

Además, ten en cuenta que aunque una imagen tenga unas dimensiones por ejemplo de 600x700px, podría ser que ocupará varios MB, con lo que estaríamos sobrecargando demasiado el servidor y la web cargaría lentamente de nuevo.

Aquí es cuando entra en juego la compresión de las imágenes.

Si no tienes mucha mano con Photoshop, existen herramientas online que te pueden ayudar en esta fase de la edición de tus imágenes.

Por ejemplo, TinyPNG es una herramienta gratuita que te permite comprimir imágenes de hasta un máximo de 5MB.


La etiqueta ALT

El principal objetivo de la etiqueta ALT es proporcionar una descripción a una imagen.

Si por cualquier razón el navegador no es capaz de cargar la imagen en cuestión, automáticamente mostrará el texto que se encuentre en la etiqueta ALT de esa imagen.

Esto es algo heredado de los tiempos en que las conexiones a internet eran realmente lentas y donde todo el mundo se conectaba mediante un modem en lugar de ADSL o fibra óptica.

En aquellos tiempos, era bastante normal que la conexión fallara y que por consiguiente, no cargaran las imágenes.

Así que para no dejar huérfano al usuario, idearon la etiqueta ALT, que mostraba un texto descriptivo de la imagen cuando sucedía algún error de este tipo.

Hoy en día ya no suceden estos errores a la hora de cargar las imágenes, pero en cambio Google utiliza esta etiqueta como otro punto donde recabar información sobre la imagen.

Por lo tanto, si quieres optimizar al máximo tus imágenes, no puedes olvidarte de añadir la etiqueta ALT a tus imágenes utilizando algún texto descriptivo.

Aquí deberías seguir las mismas recomendaciones que te he dado sobre los nombres de los ficheros de las imágenes, ya que funciona prácticamente igual.

Mi recomendación es que ese texto esté relacionado con la imagen en sí.

Lo fácil es tratar de “engañar” a Google utilizando únicamente palabras clave aunque no tengan nada que ver con la imagen.

Créeme si te digo que Google es capaz de detectar esas cosas.

Dependiendo de la plataforma que utilices para gestionar tu web, existen diferentes formas de editar la etiqueta ALT, pero en general, se hace mediante el siguiente código HTML:

    <img src=“zapatillas-para-running.jpg" alt=“zapatillas para running"/>

¿Qué formato de imagen escoger? JPG, PNG o GIF

Existen muchos tipos de formatos disponibles.

Los más comunes y los que más se suelen utilizar son JPG, PNG y GIF.

En la mayoría de los casos, lo normal es utilizar JPG, aunque hay ocasiones en las que es más recomendable utilizar un PNG o un GIF.

  • Imágenes en JPG. JPG es el formato estándar por definición. Utiliza una compresión sin pérdida aparente de calidad. Si tienes dudas, JPG siempre suele ser buena elección.
  • Imágenes en PNG. PNG es un formato cuya principal cualidad es que permite los fondos transparentes. Al igual que el JPG, comprime las imágenes sin perder apenas calidad.
  • Imágenes en GIF. GIF es un formato que se hizo popular por permitir pequeñas animaciones de video utilizando muy poco espacio. Es el formato de los famosos “GIFs animados”.

Como te comentaba, existen otros formatos, pero siendo realistas, se utilizan muy poco en la web. Así que por normal general, la opción correcta suele ser JPG.


Utiliza un sitemap para imágenes

Si tu página web utiliza galerías de imágenes en JavaScript, pop ups con imágenes o alguna otra forma espectacular de mejorar la experiencia del usuario mediante imágenes, utilizar un sitemap para imágenes te ayudará a que Google detecte que tienes nuevas imágenes.

Normalmente los robots de los buscadores no indexan las imágenes que no estén reflejadas en ninguna parte del código fuente de la web.

Así que para que sepan que tienes imágenes y dónde están exactamente, puedes utilizar un sitemap para imágenes.

Puedes encontrar mucha más información acerca del sitemap para imágenes en la página de ayuda para webmasters de Google


Bonustrack: Los 4 mejores plugins de WordPress para optimizar imágenes

Llegados a este punto, ya deberíamos conocer más o menos todo lo necesario para ser capaces de optimizar las imágenes al máximo.

Los clientes de Webempresa tienen a su disposición ImgOptimizer, una herramienta creada por nuestro equipo técnico que optimiza de forma masiva todas las imágenes de la Web. Puedes ver aquí más información sobre esta utilidad gratuita.

Aún así, creo que es interesante ofrecerte 4 plugins que te harán la vida mucho más fácil si trabajas con WordPress.


ShortPixel Image Optimizer

ShortPixel Image Optimizer

ShortPixel Image Optimizer es un plugin que optimiza las imágenes automáticamente cuando las subes a tu WordPress.

También te da la opción de optimizar todas las imágenes que ya tienes en tu WordPress simplemente haciendo click en un botón.

Como característica adicional, también permite optimizar ficheros y documentos en PDF.


WP Smush – Image Optimization

WP Smush – Image Optimization

El plugin WP Smush además de optimizar el tamaño de todas tus imágenes, también te permite reescalar las mismas y configurar unas dimensiones máximas para todos las imágenes. De manera que si subes una imagen de mayor tamaño, la reescalará automáticamente para que no tengas problemas.


Compress JPEG & PNG images

Compress JPEG & PNG imagesess

Este plugin tiene como característica principal que se conecta a su propia API para procesar todos los trabajos de compresión y optimización de las imágenes.

Automáticamente se seleccionará el mejor formato de compresión para que tu no tengas que hacer absolutamente nada.

Es compatible con WordPress en Multisite.


Kraken Image Optimizer

Kraken Image Optimizer

Kraken Image Optimizer también utiliza su propia API para procesar todas las compresiones.

Además, su principal característica es su facilidad de uso.

Existe una versión de pago del plugin, donde por $5 mensuales podrás acceder a opciones PRO, como por ejemplo sincronización con Dropbox.


Conclusiones

Como habrás podido comprobar, el trabajo de optimización de imágenes es la guinda que le puedes por al pastel cuando has invertido horas en investigar, redactar y preparar un artículo para tu blog.

Te aseguro que si sigues las recomendaciones de esta guía, tus artículos se posicionarán mucho mejor y en menos tiempo que antes.

Si te ha gustado el artículo, puedes compartirlo para que más personas puedan aprender un poco más acerca de la optimización de imágenes.

     

¿Te ha resultado interesante este artículo?

Suscríbete para recibir consejos exclusivos para WordPress, Joomla y PrestaShop



José Cabello

Especialista en diseño web y Marketing Online. Mi objetivo es crear webs que te ayuden a vender más. Facebook | Twitter

Sitio Web: josecabello.net