blog webempresa

¿Qué es FTP y para qué sirve?

por | Sep 27, 2023 | Administración del Hosting

Imagen destacada - Qué es FTP y para qué sirve

FTP (File Transfer Protocol) es un protocolo de transferencia de archivos. Se empezó a usar en 1971 y fue perfeccionándose hasta llegar a la versión definitiva, publicada en 1985, que es la que se utiliza en la actualidad.

Entender qué es FTP y para qué sirve te permitirá saber cómo utilizarlo y en qué casos puede ser necesario su uso frente al habitual administrador de archivos del Hosting con el que se realizan las mismas o mejores operaciones con ficheros.

Este protocolo permite a un equipo cliente conectarse a un servidor para descargar archivos de él o bien para enviarle nuevos archivos o modificar los que ya tiene.

Gracias a, protocolo FTP puedes intercambiar diferentes tipos de archivos entre equipos conectados a una misma red interna o a Internet.

  ¿Cómo funciona el FTP?

 

Se trata de un protocolo de red utilizado para transferir archivos entre un cliente y un servidor sobre una red TCP, que normalmente es Internet.

Este protocolo funciona de la siguiente manera:

  1. Se establece una conexión entre el cliente FTP y el servidor FTP a través de los puertos 20 y 21. El puerto 21 es para enviar comandos y el 20 para transferir los datos.
  2. El cliente inicia sesión en el servidor con un nombre de usuario y contraseña válidos, que previamente se han creado con la cuenta. Esto determina los permisos de acceso a los directorios y archivos, ya que cada cuenta de FTP tiene asignados unos permisos y rutas a las que puede acceder.
  3. El cliente puede navegar por los directorios del servidor, listar su contenido y cambiar entre directorios. Utiliza comandos como CWD, CDUP, PWD, LIST, etc.
  4. Para transferir archivos, el cliente utiliza los comandos PUT para enviar un archivo al servidor y GET para descargar un archivo del servidor, aunque con una aplicación gráfica como Filezilla, esto es transparente para el usuario.
  5. Durante la transferencia, el archivo se divide en paquetes binarios que se envían a través del puerto 20 protegidos por el protocolo TCP.
  6. El protocolo FTP puede operar en dos modos: activo donde el servidor inicia la conexión de datos, o pasivo donde la inicia el cliente.
  7. Una vez completada la transferencia, el cliente se desconecta con el comando QUIT, o cerrando la aplicación (lo ideal es cerrar previamente la sesión).

Si por ejemplo estás trabajando en una web, gracias a este protocolo te podrás conectar al servidor para subir nuevos archivos al mismo, modificarlos o bien descargarte alguna carpeta o archivo de tu web desde tu ordenador.

Para poder usar el protocolo FTP tenemos que tener un servidor FTP y un cliente FTP, ya que este protocolo funciona siguiendo el modelo “cliente-servidor”.

En este modelo el “cliente” sería el dispositivo que solicita el servicio al servidor, mientras que el servidor es el que alojaría la información con la que queremos trabajar y se encarga de mandar la información solicitada al cliente.

A continuación, te muestro de forma más clara qué es un cliente y un servidor FTP y que tipos de servidores FTP puedes encontrar.

  ¿Qué es un cliente FTP?

 

Un cliente FTP es un software que te permite conectarte de manera sencilla a un servidor desde tu ordenador para intercambiar archivos con este.

Dashboard del cliente FTP Filezilla

Gracias a los clientes FTP podrás conectarte, por ejemplo, a tu hosting y editar los archivos de tu web, subir archivos nuevos o bien descargarlos para guardar una copia en tu ordenador. También, podrás crear carpetas nuevas en el servidor desde tu cliente FTP y eliminar contenido.

Uno de los clientes más conocidos y usados a día de hoy es “FileZilla”.

En nuestras guías puedes ver más información sobre este cliente FTP y cómo usarlo para conectar a un servidor FTP. Otra opción que igual te puede interesar es Cyberduck.

  ¿Qué es un servidor FTP?

 

El servidor FTP es un software que está instalado en el servidor conectado a Internet o a una red privada cuya función es la de permitir que los clientes se conecten a él para gestionar e intercambiar archivos.

Uno de los usos más comunes de los servidores FTP es el que se le da en los alojamientos web. Gracias a ellos te podrás conectar al hosting de manera sencilla, desde tu ordenador, para trabajar con los archivos de tu web sin necesidad de acceder desde el administrador de archivos del hosting que utilices.

Existen muchos servidores FTP actualmente. Entre los más conocidos podemos nombrar: Vsftpd, FileZilla Server, Proftpd o Pure-ftpd.

  Tipos de servidor FTP

 

En esencia existen 2 tipos principales de servidores FTP:

       Servidor FTP Anónimo:
     

  • Permite el acceso anónimo sin necesidad de cuenta de usuario.
  • Suele tener permisos de solo lectura para descargar archivos.
  • El acceso suele estar limitado a un directorio público específico.
  • Es útil para compartir archivos públicos de forma abierta.
       Servidor FTP con Cuentas de Usuario:
     

  • Requiere autenticación con un nombre de usuario y contraseña.
  • Permite gestionar permisos de lectura/escritura para usuarios específicos.
  • Los usuarios solo acceden a sus directorios privados asignados.
  • Permite subir y descargar archivos de forma segura.
  • Es apropiado para acceso privado a un servidor de archivos.

Además, hay algunas variantes menos comunes que te cito a continuación:

  • FTP Seguro (FTPS): Usa SSL/TLS para transferencia de archivos cifrada.
  • FTP sobre SSH (SFTP): Usa el protocolo SSH para transferencias más seguras.
  • FTP Pasivo: Modo de conexión alternativo para traspasar cortafuegos (firewalls).

Pero los dos tipos fundamentales que definen la funcionalidad principal son el anónimo y el de cuentas de usuario con sus diferentes características.

  FTP autenticado

 

Es el más común de los tres. Para poder conectarse al servidor se necesita tener un usuario FTP y contraseña.

El FTP autenticado es un tipo de servidor FTP que requiere que los usuarios inicien sesión con un nombre de usuario y contraseña válidos para poder acceder a los archivos.

Este tipo de FTP es el más usado en la actualidad, ya que sería el más seguro al exigir un usuario y contraseña para conectarse al servidor.

A diferencia del servidor FTP anónimo, donde cualquiera puede conectarse sin credenciales, el FTP autenticado no permite ningún acceso a menos que el usuario esté registrado en el servidor. Al intentar conectarse, el servidor solicitará las credenciales antes de permitir realizar cualquier acción.

Una vez que el usuario ingresa sus datos correctamente, el servidor verificará que coincidan con un usuario válido configurado previamente. Solo si la autenticación se completa de forma correcta, se otorga acceso para navegar por los directorios, descargar o subir archivos según los permisos establecidos para ese usuario.

De esta manera, el administrador del servidor FTP puede configurar cuentas de usuario independientes, con sus propios directorios home asignados y privilegios de lectura/escritura específicos. Esto provee seguridad adicional y la capacidad de tener separación y control de acceso entre distintos usuarios.

  FTP anónimo o público

 

Este tipo de servidor permite conectarse a todo los usuarios sin necesidad de que tengan creado un usuario y contraseña específica.
Para conectarse a estos servidores suele ser suficiente poner en usuario la palabra “anonymous” y ninguna contraseña y ya tendríamos acceso.

Es importante destacar de este tipo de servidores, que aunque permiten a cualquier usuario se conecte, suelen tener limitados los permisos para que el número de archivos a los que tienen acceso y los cambios que puedan hacer sean menos en comparación con los que tiene un usuario autenticado.

Este tipo de servidor suele emplearse para ofrecer contenido para su descarga (imágenes o instaladores de aplicaciones, por ejemplo), sin permitir la subida o edición del mismo.

  FTP embebido

 

El FTP embebido o integrado, es una variante de servidor FTP que difiere del tradicional servidor independiente.

Es quizás hoy en día el menos común de los tres. Realmente se trataría de un tipo de servidor anónimo que se encuentra incorporado en algunas páginas web.

Este tipo de servidor FTP permite realizar conexiones anónimas de manera automática desde un navegador web hacia el ordenador del usuario para descargar diferentes archivos.

Este tipo de servidor FTP no se ejecuta como un programa o servicio separado, sino que viene incluido dentro del firmware y sistema operativo de distintos dispositivos. Se encuentra integrado en el propio funcionamiento del dispositivo.

Es común encontrar servidores FTP integrados en equipos de red como routers, NAS, impresoras y otros dispositivos., lo que les permite transferir archivos hacia y desde el dispositivo de forma remota utilizando el bien conocido protocolo FTP. Al estar integrado como parte del sistema del dispositivo, un servidor FTP embebed se caracteriza por ser más simple y tener menos funciones que un servidor FTP independiente.

No requiere de instalación ni configuración dedicada, depende directamente de los recursos disponibles en el dispositivo anfitrión.

El acceso se realiza de forma similar a un servidor FTP regular, conectándose a la dirección IP del dispositivo anfitrión con cualquier cliente FTP, permitiendo, por ejemplo, hacer copias de seguridad, actualizaciones de firmware o transferencia de archivos de forma remota.

Si bien carece de algunas capacidades avanzadas, el servidor FTP integrado cumple una función útil para interoperar con el almacenamiento y sistemas de dispositivos de red de uso común, porque extiende las capacidades de estos equipos, permitiendo transferencias FTP manejadas por el propio sistema.

  Conclusiones

 

El uso del protocolo FTP para la transferencia de archivos resulta sumamente útil en el contexto de los servicios de hosting web, ya que permite gestionar de forma remota los archivos alojados en las carpetas, en el hosting.

Mediante un cliente FTP puedes conectarte con tu Hosting para subir, descargar, editar o eliminar archivos en tu web.

Los clientes FTP también facilitan la migración de sitios web, permitiendo descargar todos los archivos de manera ordenada para luego subirlos al nuevo servidor.

Con las capacidades avanzadas para gestionar privilegios de usuario, programar transferencias automáticas y mantener un registro de actividad, FTP es un protocolo bastante útil para cualquier tarea relacionada con los archivos alojados en el hosting.

No obstante, el Administrador de Archivos del Hosting permite realizar lo mismo y muchas otras cosas que por FTP no es posible llevar a cabo.

Ahora que ya conoces un poco más sobre FTP, ¿Te animas a probarlo para trabajar con tu web?

Si tienes un hosting contratado con Webempresa, pero no tienes claro qué datos tienes que usar para acceder al servidor mediante FTP, puedes revisar esta guía donde se explica cómo y dónde obtenerlos.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Promo febrero Hosting 70 descuento