Descuento 20% Diciembre
Plugin Optimización de Imágenes Gratuito para WordPress
Viernes, 01 Diciembre 2017 07:00

Plan de Marketing Digital: Guía básica para tu negocio online

Escrito por 
CMS:  Todos |  Versión:  Todas |  Nivel de dificultad:  Básico |  Tiempo estimado de lectura:  10 minutos


Plan de Marketing Digital: Guía básica para tu negocio online


Solemos encontrar en este blog multitud de artículos sobre creación y desarrollo de páginas web, plugins y útiles consejos para tu proyecto online. Sin embargo, hoy me gustaría compartir contigo algo más estratégico: cómo definir tu propio Plan de Marketing Digital.

Concretamente, te hablaré sobre cómo funciona un plan de marketing, enfocado a todos los que tenemos un proyecto o negocio online.

Este es un elemento que, a su vez, te va a permitir nutrir tu página web de contenido actualizado y conseguir más y mejor tráfico.

Al fin y al cabo, si trabajas y dedicas tiempo a tu sitio web es porque quieres llegar a tu público objetivo fácilmente, ¿verdad?

Entonces, vas a ver que lo puedes lograr desarrollando un buen plan de marketing digital y, además, obtendrás otros beneficios que posteriormente también veremos.

¿Te animas a conocer todos estos beneficios?

Antes de comenzar con los factores que intervienen en el plan, me gustaría empezar definiendo el concepto de "Plan de Marketing Digital", ya que, aunque lo intuyas, probablemente aún no sepas exactamente de qué se trata:

¿Qué es un Plan de Marketing Digital?


“Un Plan de Marketing Digital es todo aquel documento que recoge la información de los objetivos y estrategias que se van a desarrollar en el sector online para la promoción de un negocio, marca o proyecto.”

Es decir, es la guía que se debe seguir para llevar a cabo las acciones de marketing online y que así éstas tengan un rumbo y unas metas bien definidas.

De nada sirve ponerse a lanzar acciones de todo tipo si no tienen un motivo detrás. Para poder conseguir objetivos se debe haber definido previamente una estrategia y unos objetivos a alcanzar.

Esta definición previa es la base del plan de marketing digital, sobre el que después se va a definir un plan concreto, en el cual se establece un público objetivo y las acciones de marketing mediante las cuales hacer llegar determinado mensaje de marca.

¿Por qué debes crear sí o sí un Plan de Marketing Digital?


Como he comentado al principio, una de las principales ventajas de poner en marcha un plan de marketing efectivo es que puedes conseguir tráfico web muy cualificado, el cual podrás llegar a convertir en clientes gracias a ciertas acciones.

No obstante, este no es el único motivo por el que te recomiendo que empieces desde ya mismo a planificar todas tus acciones de marketing.

Piensa que también esto te servirá para obtener estos otros beneficios:

► Obtendrás información

El análisis previo que has de realizar te va a ayudar a tener información objetiva de la situación en la que está tu negocio y el sector. Analizarás a la competencia, al mercado, a los usuarios, etc.

En definitiva, conocerás mucho mejor a todos los agentes que tienen que ver con tu proyecto.

Esto se suele pasar por alto, o no se hace de manera exhaustiva, lo que provoca que muchas veces lo subjetivo esté por delante de lo objetivo.

► Tendrás a mano una hoja de ruta

Esta sirve para tener una herramienta a la que todos puedan acudir. Si sois varias las personas que trabajáis en el desarrollo de las acciones definidas en el plan de marketing digital, será mucho más fácil unificar el trabajo con unas pautas marcadas.

► Conocerás de antemano tus objetivos

Al tener bien hecho el análisis previo y saber qué es lo que el proyecto busca, es más fácil definir unos objetivos medibles, reales y bien establecidos.

► Trabajarás bajo una metodología

Contar con tu propio planning estratégico te va a ayudar a tener un método con el que trabajar.

Es decir, te va a ayudar a definir qué herramientas necesitas, si debes buscar apoyo de otros profesionales, cuáles son los KPIs que debes medir, etc.

“Desarrollar un Plan de Marketing Digital es fundamental para que el trabajo vaya fluyendo a lo largo del tiempo, ya que ahorras tiempo de organización y puedes centrarte cuando surjan dudas o nuevas ideas.”

Pasos a seguir para planificar tu propia estrategia digital


Si nunca te has planteado trabajar de acuerdo a una planificación estratégica, puede que todo esto te resulte abrumador (sí, lo sé, son muchas cosas a tener en cuenta…).

Aquí, mi recomendación es que tengas en cuenta que todo lo que inviertas en esfuerzos de marketing al principio, te supondrá un gran beneficio a largo plazo.

Y es que, cuanto más profundo y elaborado el plan de marketing digital, más fácil será todo después.

Por ello, déjame que te cuente a continuación qué pasos debes dar para crear tu propio planning.

Plan de marketing digital

1. Análisis externo

Lo primero que debes hacer al plantearte trabajar esta herramienta, es comenzar por un análisis externo. Éste debe englobar todo aquello que esté relacionado con tu negocio, tu marca, tu página web o el proyecto del que se trate.

  • Competencia directa

Debes localizar a tus competidores directos, los que hacen exactamente lo mismo que tú, o algo muy parecido, y se dirigen al mismo público objetivo.

Una vez que sepas quiénes son, es el momento de estudiar sus acciones de marketing, los canales en los que se mueven, su comunidad online, etc.

  • Competencia indirecta

También es interesante conocer a aquellos competidores que, aunque no se muevan exactamente en la misma dirección, tengan relación con tu marca o negocio.

Por ejemplo, si tienes un eCommerce, tu competencia indirecta puede ser alguien que vende los mismos productos pero en tienda física.

No se dirige al mismo público porque no vende por Internet, pero podría llegar a hacerlo en algún momento, así que es mejor conocerla bien desde el principio.

  • El sector

Por ejemplo, si lo tuyo es un blog, debes estudiar bien cómo funciona el mundo del blogging en general: los influencers, su relación con las empresas y todo lo que se te ocurra al respecto.

Si en cambio tienes una tienda online, debes conocer bien al público objetivo, a los usuarios, el comportamiento de compra online, los distribuidores, etc.

2. Análisis interno

Una vez que conozcas bien a todos los agentes externos, es el momento de mirarte un poco el ombligo.

Es decir, llega el turno de hacer tu propio análisis interno.

¿Y por qué propongo hacer primero el análisis externo y luego el propio?

Porque cuando te pongas a trabajar en tu análisis interno, lo mejor es empezar por un DAFO, y esto requiere tener información de los demás para poder pensar en profundidad en tu situación:

  • Cuáles son tus puntos flojos independientemente a los demás (Debilidades).
  • Cuáles son los problemas que se te podrían presentar en relación a tus competidores (Amenazas).
  • Cuáles son tus puntos fuertes independientemente a los demás (Fortalezas).
  • En qué aspecto estás a la vanguardia o por delante de tu competencia (Oportunidades).

Como ves, hay dos partes del DAFO que tienen que ver con la competencia, por lo que, como te decía anteriormente, es mejor conocer primero el análisis externo.

De esta manera, después podrás analizar con calma tu situación real.

Ten en cuenta que lo que estás desarrollando es un plan de marketing digital, por lo que todos estos aspectos que hemos visto, tanto internos como externos, debes plantearlos desde esa perspectiva.

3. Definición de objetivos

Una vez que está claro el entorno y tu situación dentro del sector, es más fácil plantear los objetivos que quieres lograr gracias al desarrollo de un plan de marketing digital para tu negocio.

Estos objetivos siempre deben ser:

  • Específicos: es mejor tener 3 objetivos diferentes a corto, medio y largo plazo con un fin específicos que uno genérico. Cuanto más específicos sean, más sencillo será saber si se están cumpliendo o no.
  • Medibles: este punto es muy importante. Si te planteas objetivos no medibles nunca vas a saber con certeza si se han cumplido o en qué grado, pero con objetivos medibles los análisis serán fiables.
  • Realizables: esta característica de los objetivos implica conocer bien tu negocio y plantear cosas que sean posibles. Si te pones un objetivo para el que necesitas recursos que aún no tienes, no podrás lograrlo hasta que consigas esos recursos.
  • Realistas: hay que ser honestos y saber qué se puede y qué no se puede hacer. No quiere decir que haya que pensar en pequeño, pero hay que ser consciente de las posibles limitaciones.
  • Limitados en el tiempo: esta característica se suele pasar por alto y es un error. Tener un “timing” marcado es esencial y lo vas a ver claro con un ejemplo:

Si tu objetivo es vender 30 productos, no creo que sea igual de positivo conseguirlo en una semana que en un año, ¿verdad?

Del mismo modo pasa en un blog, no es lo mismo conseguir un tráfico determinado en un corto periodo de tiempo que sin fecha, alargándolo en el tiempo.

4. Planteamiento de estrategias y selección de canales

Cuando sepas qué objetivos persigues con tu planning estratégico, será necesario empezar a pensar en cómo lo vas a poner en marcha.

Para ello, debes pensar en los canales online en los cuáles tomarás acción.

Por tanto, habrá llegado el momento de analizar a dónde quieres llevar tu mensaje; email marketing, redes sociales, web, etc.

Tu estrategia definirá todo lo referente a cómo vas a utilizar esos canales.

En este sentido, también tendrás que determinar:

  • Qué público buscas en cada canal.
  • Cuál va a ser el tono de comunicación.
  • Qué tipo de mensajes vas a lanzar.
  • La frecuencia de envío.
  • Qué perfiles profesionales necesitas implicar.

5. Propuesta de acciones

La estrategia que has propuesto anteriormente se debe transformar en acciones concretas.

Por ejemplo, en un ecommerce puede que tu estrategia sea el pricing (o basar tu punto fuerte en el precio) y quieras apostar por la publicidad en este ámbito.

En ese caso, debes pensar qué acciones concretas vas a hacer para que los usuarios conozcan esos precios (anuncios en Facebook, envío de newsletter en Black Friday o Navidad, etc.).

En el caso de un blog, tus acciones también deben estar definidas.

Por ejemplo, en la planificación de contenidos o en los banners que incluyas.

6. Análisis, medición e informes

Una vez que todo está funcionando, no hay que dejar de lado el análisis evolutivo de resultados.

Parece que si ya has hecho ese primer análisis profundo, tanto interno como externo, ya está todo controlado, ¿verdad?

La realidad es que el marketing digital se caracteriza por su facilidad para ser analizado constantemente. En este sector todo es medible y comparable.

Por este motivo, debes definir qué KPI’s (o índices) son importantes para ti y cada cuánto quieres medirlos.

“No dudes en hacer informes periódicos y monitorizar todo lo que pasa. Es la única manera de tener control sobre el desarrollo del plan de marketing digital.”

7. Resolución de problemas

La monitorización y medición de las acciones te van a ayudar a saber si se están consiguiendo los objetivos que has planteado.

Gracias a los datos que te darán estos análisis, podrás saber si la cosa va bien y cómo mejorarla o si es necesario solventar problemas.

A veces, es necesario un cambio drástico que implique reorientar las estrategias, y en otras ocasiones bastará con hacer pruebas A/B en tus mensajes, que te ayuden a saber cómo mejorar algún aspecto.

Blog vs Web: ¿cómo es tu Plan de Marketing Digital?


Plan de marketing digital para blog y web

Hasta aquí hemos visto, en líneas generales, los diferentes pasos que tienes que seguir para planificar tu estrategia o plan de marketing digital, tengas el tipo de negocio que tengas.

Sin embargo, tus objetivos no serán los mismos si tienes un blog, una página web corporativa o una tienda online y, por tanto, tus acciones tampoco.

En esta último apartado, te animo a entrar en más detalle según seas un profesional del blogging preocupado por desarrollar una marca personal o un negocio con página corporativa propia.

► Plan de Marketing Digital para un blog

Vamos a empezar analizando las características propias del plan de marketing digital para aquellos que tenemos un blog:

  • Objetivos: lo primero que hay que tener en cuenta es que los objetivos de un blog no tienen que ver con las ventas (o al menos no de manera directa).

Es decir, el blog puede ser una herramienta más dentro de un negocio, pero el fin del blog como tal será llegar a un público objetivo, conseguir leads, engagement en redes sociales, posicionamiento de marca o cualquier otro aspecto no estrictamente monetario.

  • Audiencia: por otro lado, hay que tener claro que los usuarios a los que se dirige este plan son seguidores o lectores, no clientes.

Puede que consigas leads que más adelante se conviertan en clientes, claro, pero ahora mismo son lectores y debes tratarlos como tal.

  • Acciones: las estrategias se orientan a la consecución de una comunidad online y, por tanto, las acciones se dirigen a conseguir engagement con esa comunidad, participación y vínculos con ellos.

Todo ello, puede llevar a la generación de nuevas oportunidades de negocio, pero no siempre es así necesariamente.

Un aspecto positivo de trabajar un blog, es que la relación con estos usuarios suele ser mucho más estrecha que con los clientes de un negocio, por lo que serán ellos mismos quienes te ayuden a reorientar tu plan, siempre que haga falta.

► Plan de Marketing Digital para una web corporativa

En el caso de empresas o negocios con visibilidad online a través de un portal corporativo, estaríamos ante el siguiente panorama:

  • Objetivos: cuando el plan de marketing digital se crea para la evolución positiva de una marca con presencia en Internet, empezamos a hablar de inversión encaminada a alcanzar cierto objetivo, medible en cifras económicas a un menor o mayor plazo de tiempo.
  • Audiencia: si bien el marketing digital evita las técnicas intrusivas, sí que es cierto que el trasfondo de cada contenido (por muy relevante que sea) lleva un mensaje comercial enfocado a clientes o potenciales clientes.
  • Acciones: en este caso, el embudo de ventas debe tenerse muy en cuenta, para poder acompañar a cada usuario en su conversión por las diferentes fases hasta realizar la compra.

Por ello, se aplican acciones muy directas en función a la etapa del embudo en el que se encuentra cada usuario.

Todo lo bueno que aporta el blogging, es lo que además lleva a modelos mixtos.

Piensa que cada vez vemos más sitios web corporativos que incorporan su propio blog, el cual persigue ampliar la comunidad y obtener un feedback de los usuarios.

Conclusión

Hoy en día es imprescindible estar en Internet, pero no vale estar de cualquier manera.

Cada paso debe darse con lógica y sobre seguro, siguiendo una ruta definida hacia objetivos concretos.

Un buen plan de marketing digital te va a ayudar a orientar tu proyecto online y a saber qué acciones y pasos debes dar en cada momento.

Mi último consejo para que tu plan funcione es que nunca dejes de medir y revisar las acciones, ya que sólo así podrás adelantarte a las diferentes situaciones y avanzar por el buen camino.

¿Has realizado algún plan de marketing digital para tu proyecto?

¿Qué tipo de análisis realizas para saber si todo está siguiendo el camino marcado?


¿Te ha resultado interesante este artículo?

Suscríbete para recibir consejos exclusivos para WordPress, Joomla y PrestaShop



Teresa Alba

Consultora de Marketing Digital y Gestora de Contenidos freelance. Tiene formación universitaria en Gestión de Negocios Internacionales y Docencia. Actualmente es la responsable de Marketing de MadridNYC y administradora del blog Diseñocreativo.com
Twitter | Facebook

Sitio Web: diseñocreativo.com

Plugin Optimización de Imágenes Gratuito para WordPress