blog webempresa

¿Qué es Varnish y cómo funciona?

por | Jun 12, 2024 | Wiki

Como propietarios de un sitio web, es normal que siempre busquemos mejorar y optimizar la experiencia general de los usuarios al visitarnos. Esto se puede lograr aplicando una serie de buenas prácticas y, sin duda, una de ellas es la implementación de un sistema de caché.

Dependiendo del CMS o framework en el que esté basado nuestro sitio web, un sistema de caché puede proporcionar grandes beneficios. Hoy en día, existen proveedores de servicios de hosting que ofrecen, entre sus prestaciones, un sistema de caché preconfigurado llamado Varnish.

En el siguiente artículo, definiremos qué es Varnish, cómo funciona y cómo podemos sacarle el máximo provecho para nuestros sitios web.

 ¿Qué es Varnish?

 

varnish cache

Podemos definir a Varnish como un software de almacenamiento en caché basado en el protocolo HTTP de alto rendimiento diseñado específicamente para acelerar los sitios y aplicaciones web. Se ubica entre el cliente y el servidor web, almacenando en caché las respuestas del servidor para reducir la carga que representa a los recursos del servidor y de esta manera proporcionando una mejora en la velocidad de entrega del contenido a los usuarios finales.

Varnish al actuar como una capa intermedia entre el cliente (visitante al sitio web) y el servidor web (alojamiento hosting web), guardando en caché todas las posibles consultas para mejorar el rendimiento del sitio web, además de reducir la carga del servidor. Su flexibilidad y personalización lo hacen una herramienta poderosa para optimizar sitios y aplicaciones web.

 ¿Cómo funciona Varnish?

 

Varnish funciona como un proxy inverso, lo que se traduce a que se posiciona entre el cliente (el navegador del usuario) y el servidor web. Su principal función es almacenar en caché el contenido HTTP para mejorar la velocidad de entrega y reducir la carga del servidor.

A continuación, vamos a especificar el proceso por el que Varnish activa su funcionamiento:

Recepción de solicitud: cuando un usuario hace una solicitud a un sitio web, esta solicitud es recibida primero por Varnish en lugar de ir directamente al servidor web.

Búsqueda en caché: Varnish busca en su caché para ver si tiene una copia almacenada del contenido o la posible respuesta solicitada. La búsqueda se basa en la URL y otros encabezados HTTP. Estas respuestas pueden definirse en dos tipos de respuestas, las cuales pueden identificarse como caché hit y caché miss.

Caché hit: si Varnish encuentra la respuesta en su caché (considerado un “hit”), el contenido de dicha respuesta será devuelto directamente al usuario. Esto es extremadamente rápido porque la respuesta se sirve desde la memoria y no es necesaria una consulta al servidor.

Caché miss: si el contenido solicitado no se encuentra almacenado en la caché (considerado un “miss”), Varnish reenvía la solicitud al servidor web para poder cumplir el flujo convencional.

Respuesta del servidor web: si el contenido de la respuesta no ha sido previamente almacenado por Varnish, el servidor web procesa la solicitud y genera la respuesta correspondiente, que es devuelta a Varnish.

Almacenamiento en caché: Varnish se encarga de almacenar la respuesta en su caché según las reglas configuradas en VCL (Varnish Configuration Language). Esto puede incluir configuraciones como el tiempo de vida de la caché (TTL – Time To Live), qué tipos de contenido almacenar en caché, y cómo manejar diferentes tipos de solicitudes.

Entrega de la respuesta: Varnish envía la respuesta almacenada al usuario, considerando que en las futuras solicitudes para el mismo contenido, Varnish podrá servir la respuesta directamente desde la caché web. De esta forma mejorando la velocidad de entrega del contenido.

 ¿Por qué usar Varnish?

 

Usar Varnish ofrece varios beneficios significativos, especialmente para sitios web de alto tráfico y aplicaciones web que requieren una entrega rápida y eficiente del contenido. Es por ello que debemos considerar su uso si nuestro servidor nos los permite.

Si aún necesitamos motivos para su implementación, vamos a presentar algunas razones clave por las que debemos usar Varnish:

Velocidad de carga: uno de los principales atractivos de Varnish es su capacidad de reducir drásticamente el tiempo de carga de las páginas al servir contenido directamente desde la caché, lo que es mucho más rápido que generar las respuestas dinámicamente desde el servidor web.

Reducción de la latencia: directamente relacionado con el rendimiento, almacenando las respuestas en la memoria, Varnish minimiza la latencia asociada con las solicitudes al servidor, lo que se transforma en procesos más rápidos para el sitio u aplicación web.

Descongestión del servidor: al manejar múltiples solicitudes desde la caché, Varnish libera recursos del servidor, permitiendo que maneje más tráfico sin necesidad de recurrir a los recursos o en el peor de los casos a hardware adicional.

Menos peticiones al servidor: con menos solicitudes que llegan al servidor, se reduce considerablemente la carga de procesamiento y el consumo de recursos, mejorando la eficiencia y estabilidad general del sistema.

Manejo de altos volúmenes de tráfico: Varnish por defecto se encuentra diseñado para manejar grandes cantidades de solicitudes de manera simultánea, lo que es ideal para sitios que cuentan con alto tráfico y picos repentinos de visitantes.

Balanceo de carga: Varnish además de gestionar sin mayor problema un alto flujo de usuarios, puede distribuir las solicitudes entre múltiples servidores, mejorando la distribución de la carga y aumentando la resiliencia y disponibilidad del sitio web.

Varnish Configuration Language (VCL): si contamos con las nociones básicas, las reglas VCL nos permiten establecer una configuración y personalización avanzadas. Es posible definir reglas específicas sobre qué contenido almacenar en caché, cómo manejar diferentes tipos de solicitudes y cómo tratar las respuestas del servidor.

Soporte para diferentes escenarios: Varnish al ser un sistema flexible, nos permite que podamos adaptarlo a diferentes casos de uso, como sitios de comercio electrónico, blogs, portales de noticias, marketplaces, redes sociales, y servicios de API, entre otros. Ajustando su configuración según sea el caso con el fin de optimizar el rendimiento según las necesidades específicas.

Alta disponibilidad: Varnish al ser un sistema de caché activo de manera constante, puede realizar pruebas periódicas a los servidores y redirigir las solicitudes a otros servidores disponibles en caso de fallos, mejorando así los Core Web Vitals.

Respuesta contante: al reducir el tiempo de carga de las páginas en el sitio web, Varnish mejora la experiencia del usuario, lo que siempre se transforma en mayores tasas de retención y satisfacción del cliente.

Soporte para CDN: Varnish es totalmente compatible y puede trabajar en conjunto con redes de distribución de contenido (CDN) para acelerar aún más la entrega de contenido a usuarios globales.

Optimización de recursos: al reducir la necesidad de recurrir a mejorar las prestaciones del hardware del servidor para disponer de más recursos, además de optimizar el uso de los recursos existentes, Varnish puede representar un ahorro en costos operativos.

Protección contra ataques: al manejar un gran volumen de tráfico en la capa de caché, Varnish puede actuar como una primera línea de defensa contra ciertos tipos de ataques, como los ataques DDoS, al mitigar la cantidad de solicitudes que llegan directamente al servidor. Recordemos que al implementar Varnish su sistema de caché se coloca como intermediario entre el usuario y el servidor.

 ¿Cómo activar Varnish?

 

Dependiendo del proveedor de hosting web, esta opción puede estar disponible de forma implícita en el panel de administración del servidor. Si tienes alojamiento en Webempresa, podrás aprovechar al máximo el sistema Varnish a través de Magic Caché.

hosting web webempresa

Magic Caché es un sistema de caché a nivel de servidor creado por el equipo de Administradores de Sistemas de Webempresa. Utiliza diversas herramientas como Nginx, Varnish, Apache, MemCache y OPCache para lograr tiempos de carga de menos de 1 segundo para páginas estándar.

El funcionamiento de Magic Caché se centra en almacenar en caché todo el contenido de la web en la memoria RAM del servidor. Esto evita que las consultas tengan que realizarse directamente a la base de datos del sitio web y, en su lugar, se realizan directamente a la memoria RAM.

Esto hace que la carga del sitio web sea considerablemente más rápida, obteniendo un promedio de respuesta de entre 60 y 140 milisegundos para páginas de menos de 5 MB.

Para acceder a Magic Caché desde el panel de administración de WePanel vamos a ubicar el apartado de “Otras herramientas” donde podremos ver la opción disponible.

wepanel magic cache

En esta vista podremos apreciar las opciones disponibles en las cuales podemos activar Magic Caché a los sitios que tengamos activos, siempre que sean bajo el CMS de WordPress o Joomla.

Es muy importante destacar que, para que Magic Caché funcione correctamente e integre con la gestión de nuestro sitio web, es necesario instalar el plugin de WordPress o el módulo de Joomla.

Estos están especialmente desarrollados para ayudarnos a gestionar la caché de forma manual o para que se vacíe automáticamente al realizar acciones como editar entradas, añadir productos, modificar páginas, etc.

instaladores magic cache

El primer paso es instalar el plugin o el módulo según sea lo que corresponda a nuestro sitio web, recordemos que solo funciona con WordPress y con Joomla respectivamente, no es compatible con WordPress Multisite.

Luego proseguimos a activar Magic Caché desde las opciones de WePanel, ubicando el dominio que corresponde a nuestro sitio web.

activar magic cache

Si deseas saber más sobre los pasos para activar y configurar Magic Caché, tenemos una guía dedicada a este procedimiento. Puedes consultarla para complementar lo presentado en este artículo: Guía de Magic Caché.

 

Ya con nuestro sitio web activo tanto desde las opciones de WePanel como desde su respectivo plugin o módulo, puede ser gestionada la caché, teniendo la posibilidad de vaciarla desde ambos apartados, por ejemplo podemos vaciar la caché desde WePanel.

vaciar magic cache

  Conclusión

 

Varnish es, sin duda, una herramienta poderosa y versátil que, al estar disponible en nuestro servidor web, nos ayuda a mejorar el rendimiento, la seguridad y la eficiencia de los sitios y aplicaciones web que tengamos alojados.

Su capacidad para reducir la carga de recursos en el servidor se traduce en una clara mejora en la velocidad de entrega de contenido. Además, su alta personalización lo convierte en una solución ideal para una amplia variedad de casos y tipos de sitios web.

Si contamos con alojamiento web de Webempresa, no solo tendremos Varnish, sino que también podremos configurar todas sus capacidades fácilmente.

Omitiendo pasos complejos y con solo unos pocos clics e instalando los complementos correspondientes al CMS que soporte nuestra web, podremos disfrutar de todas las ventajas que ofrece el sistema de caché Varnish.

También te puede interesar:

¿Te ha resultado útil este artículo?

Promo Hosting WordPress con Asistente IA nativa