blog webempresa

¿Por qué WordPress es lento?

por | Oct 8, 2023 | WPO en WordPress

Imagen destacada - Por qué WordPress es lento

A “casi” nadie le gusta esperar, sobre todo desde que llegaron las redes 4G y 5G y la banda ancha está en el centro de nuestras vidas. Esperar impacienta, hace pensar en salir por la tangente y consultar o consumir otra cosa, y eso es malo para el proveedor de esa información, que en el caso de este artículo, serías tú y tu sitio web.

Es posible que te hayas pregunta ¿Por qué WordPress es lento?, y leídas informaciones aquí y allá para encontrar la explicación que te conduzca a encontrar posibles soluciones que puedas aplicar. Pero te desvelo algo que quizás no sepas, el 95 % de los casos de lentitud de WordPress son causados por el usuario y sus extrañas costumbres de mezclar plugins y temas poco compatibles entre sí, además de añadir contenidos poco o nada optimizados.

Si ya llevas un tiempo con tu web y lo que empezó siendo un “pequeño proyecto” se ha convertido en un mastodonte pesado donde cada cambio, cada instalación de algo, e incluso cada copia de seguridad ahora “son eternassss, es posible que tu sitio esté afectado por el “mal de Diógenes” provocado por el uso desmesurado de plugins y recursos sin optimización alguna.

Lo cierto es que WordPress no es lento, no el “núcleo”, que se ha esforzado mucho en los últimos años por ofrecer un código limpio, rápido y con tiempos menores de carga a 1.5 segundos para un sitio con WordPress sin nada más, sin plugins adicionales, sin temas “no nativos” y sin ninguna otra cosa.

Análisis de tiempo de carga con GTMetrix de WordPress limpio

En la imagen puedes ver un análisis del tiempo que ha tardado en cargar un sitio WordPress “recién instalado”, y que no incorpora nada adicional, lo que no le impide ser un sitio web funcional en absoluto.

Pero claro, ¿quién quiere un WordPress peladoi>?, por eso luego se empieza a añadir plugins, y se instala un Tema que un amigo recomienda o se ha visto en un tutorial en YouTube, y hasta se llega al atrevimiento de utilizar un constructor visual (page builder) como Divi, Elementor u otro y pasado un tiempo, no mucho, de repente el flamante WordPress recién salido de la incubadora ha cogido unos kilos de más y ha perdido agilidad volviéndose lento.

Entonces le preguntas a GTMetrix de nuevo (o a PageSpeed, Pingdom…) para que te diga cómo va de tiempo de carga y descubres que los usuarios ya no esperan 1.4 segundos para ver la portada de tu sitio o una página específica, ahora el tiempo de espera a que cargue la página se va por encima de los 3 segundos y eso ya son ¡palabras mayores!

Análisis de tiempo de carga con GTMetrix de WordPress un tiempo después

Y todo eso no ha sido culpa de WordPress, sino del afán por añadir cosas sin tomar medidas correctoras y establecer criterios encaminados a discernir qué es útil, que es necesario y qué es accesorio en tu sitio web.

Ha llegado el momento de revisar por qué tu web carga más lenta que otras de tu competencia directa, o simplemente tarda más de lo que a Google le parece correcto y poner soluciones para que la situación mejore.

  Motivos por los que WordPress puede ser lento

 

Siempre puede haber una o varias causas relacionadas directamente con la lentitud de tu web, y en algunos casos pueden confluir varias de ellas, y conformar la suma perfecta para el desastre, o ser algo puntual ocasionado por algún elemento de tu sitio web añadido o que ha cambiado recientemente, por ejemplo una actualización de un plugin.

No hay un patrón concreto que defina la causa de que una web cargue más lenta que otra, incluso dos webs iguales alojadas en proveedores diferentes pueden arrojar tiempos de carga completamente distintos.

Es por eso que lo ideal es que sepas que suele causar “carga lenta” en webs desarrolladas con WordPress y a partir de eso puedas establecer una analogía con lo que puede estar sucediendo en tu sitio.

  • Plugins (complementos) desactualizados que siguen funcionando con versiones con errores.
  • Temas que no se han actualizado y eso afecta a su compatibilidad con determinados plugins o con la versión de PHP.
  • No utilizar algún plugin de caché en WordPress, para los contenidos estáticos, y acelerar la carga de los mismos.
  • Sitio infectado con malware procedente de plugins o temas “warez”.
  • Estás alojándote en un proveedor de Hosting “gratuito” o con tecnología desfasada y sin actualizar.
  • Tienes una instalación con demasiados plugins instalados y activos que suman tiempo de carga.
  • No utilizas un CDN como CloudFlare o Red de Distribución de Contenido (del inglés Content Delivery Network).
  • Tienes demasiadas peticiones a servicios y funcionalidades externas (scripts, fuentes, banners, etc.)
  • No difieres la carga de imágenes y elementos multimedia, tampoco JavaScript y CSS.
  • Trabajas con una versión de WordPress antigua, sin actualizar y vulnerable.
  • No tienes bien configurada la URL canónica para reducir redireccionamientos.
  • Trabajas con un Tema muy pesado, del que no usas ni el 40 % de sus opciones, pero las mantienes todas activas.
  • No limpias de cuando en cuando la base de datos de “transitorios y revisiones”.
  • Mantienes un porcentaje de plugins inactivos instalados que también registran peticiones para saber si están actualizados.
  • No optimizas el tamaño, peso y formato de las imágenes antes de subirlas a la web.
  • Mantener activa una versión de PHP obsoleta o que no está bien soportada por tus plugins.

Seguramente hay más razones que causan que tu web sea más lenta de lo deseado, pero a buen seguro que con las aquí expuestas ya tienes faena para un rato, y te van a ayudar a poner a régimen tu web WordPress para que poco a poco, y no sin trabajo, vaya obteniendo mejor puntuación en PageSpeed, GTMetrix o la herramienta de medición que habitualmente utilices.

  ¿Cómo mejorar la carga de un sitio WordPress?

 

No es el Santo Grial el conseguir tiempos de carga bajos o muy bajos, que ronden entre 1 y 2 segundos, ¡máximo!, pero si requiere estrategia, tener claro los puntos que has de abordar, de más urgente a menos de manera que a medida que vayas realizándolos puedas ir pasando análisis de carga y viendo cómo evolucionan los datos “esperando que a mejor”.

El Nirvana existe y está en la franja de 0.1 y 1.0 segundos, pero no siempre se consigue y tampoco se te tiene que ir la vida en ello, aprende a vivir entre 1 y 2.5 segundos y ya serás feliz porque además de que tu sitio cargue rápido ¡tiene que ser usable y funcional a los usuarios! de poco sirve que le encante a Google si luego tus visitantes se aburren como ostras porque no hay nada que ver en tu página aparte de unos pocos textos planos aquí y allá.

Repasemos, pues, algunos de los puntos anteriormente citados a ver que se puede hacer para mejorarlos.

  Plugins desactualizados

 

Este es un clásico y si no que levante la mano quien no tenga un WordPress con uno o varios, (o una docena), de plugins desactualizados, funcionando con versiones vulnerables y además con una consiguiente pérdida de “nuevas funcionalidades”.

gins de WordPress pendientes de actualización

Aquí debería prevalecer la máxima de si no lo utilizas, ¡desinstálalo! y si no fíjate cuanto hace que no usas tal o cual plugin, en tiempo (no tienes más que ver la fecha de la versión que tienes instalada y la fecha de la nueva versión disponible y sabrás cuantos meses han transcurrido desde que lo tienes instalado y no lo mantienes).

Es posible que lo uses, pero le hayas hecho un rollback en WordPress o marcha atrás de versión por alguna incompatibilidad, pero si eso se mantiene en el tiempo puede acabar convirtiéndose en una vulnerabilidad o en un plugin abandonado hace 3 años por su autor y entonces es mejor que busques una alternativa al mismo.

    Mantén los plugins siempre actualizados a su versión estable (previa copia de seguridad).

Este ítem es fácil de solucionar, ya que primero haces un backup completo del sitio (por sanidad) y luego vas a Escritorio ➜ Actualizaciones ➜ Plugins y seleccionas los que tengas pendientes de actualizar y haces clic en Actualizar plugins.

Plugins de WordPress actualización

Nota Si tienes muchos plugins y varios de ellos son “pesos pesados” o “actualizaciones mayores” como WooCommerce, “BuddyPres”,, “Sensei LMS” u otro de eLearning, etc., es mejor que primero vayas actualizando los plugins de menor impacto y después vayas de uno en uno, con los “importantes” y analices el comportamiento del sitio a medida que actualizas, hasta completar la lista de los que tienes pendientes de update.

  Temas no actualizados

 

Si tienes Temas que no se han actualizado a su versión estable disponible, esto puede afectar a la compatibilidad de dicho Tema con determinados plugins instalados, o con la versión de PHP en WordPress que tengas activada para dicho sitio web.

Hay temas que de repente empiezan a tener un comportamiento extraño, elementos que no se activan o actualizan cuando les aplicas cambios, o sencillamente se quedan “… cargando” sin completar el proceso.

Esto puede deberse a problemas con la versión de PHP que corre en tu sitio web o que el tema está desactualizado con respecto a las funcionalidades de WordPress o de plugins asociados al tema y requiere de una actualización para recuperar el desempeño normal.

Tema pendiente de actualización

De la misma forma que actualizas los plugins deberías mantener los Temas actualizados y desinstalar aquellos que no utilices.

  Utiliza un plugin de caché

 

Cuando no usas un plugin de caché de contenidos estáticos para acelerar la carga de los mismos, esto se nota, ya que los contenidos “estáticos” de tu web, que son las Entradas (post) y las Páginas, además del HTML, las hojas de estilo en cascada (CSS) y otros elementos, tienes que ser entregados cada vez desde el servidor, generándose una petición para luego mostrarlos renderizados en el navegador del visitante y eso aumenta de forma importante los tiempos de carga.

Hay muchos plugins de caché que puedes usar para mejorar este aspecto “importante” de tu sitio web, algunos de ellos muy conocidos y recomendados.

De los más recomendados está WP Rocket que es de pago, aunque W3 Total Cache te puede servir perfectamente, si no tienes ya otro instalado de tu preferencia.

De no tener un plugin de “caché de estáticos” a tenerlo ¡va un mundo! y lo notas desde el mismo momento en que lo activas y dejas debidamente configurado.

  Limita la cantidad de plugins instalados

 

Seguro que esto ya lo has oído varias veces, incluso si eres cliente de Webempresa y en algún momento has ejecutado el asistente Stephan, este te lo ha recordado en el resultado del análisis técnico de tu WordPress.

Stephan avisa de demasiados plugins instalados

Tener una instalación de WordPress con “demasiados” plugins instalados y activos acaba sumando en los tiempos de carga. Y esto no es un cuento chino si no haz la prueba, entra en el dashboard de tu web, vete a Plugins ➜ Plugins instalados y haz clic en el texto/link Activos y mira cuantos tienes, ¿los utilizas realmente todos? …esa es la pregunta.

Si no los usas mejor desinstálalos, reducirás espacio ocupado en tu Hosting y tu web se aliviará al no tener que cargar cosas que no utilizas, pero que siguen activas.

Aquí es más un ejercicio de contención para no caer en el síndrome de Diógenes extrapolado a los plugins que instalas por probar, ver lo bonitos que son y pasar un rato cacharreando, pero que luego dejas en el olvido. Mejor unos pocos plugins bien avenidos que muchos y en discordia.

  Utiliza un CDN

 

Si no utilizas un CDN o Red de Distribución de Contenido tus contenidos cacheados, normalmente con un plugin, los gestionas en tu cuenta de Hosting y eso puede acabar siendo un cuello de botella dependiendo del volumen de tu sitio web, de la cantidad de peticiones que se hagan a tus páginas para consultar contenidos y de la asignación de recursos que tengas contratados en tu plan de Hosting.

Si utilizas un CDN en WordPress para guardar una copia cacheada de los contenidos estáticos de tu sitio web, cuando se hagan peticiones para consultar páginas de la web desde diferentes geolocalizaciones, se servirán los contenidos cacheados más próximos a la ubicación del visitante, reduciendo los tiempos de entrega y por ende los tiempos de carga de tu web en el navegador del ordenador o dispositivo del visitante.

Además evitas sobrecarga de tu servidor, donde se aloja tu sitio web, al repartir las entregas desde puntos cercanos al destino con los propios recursos del servidor del CDN que hace la entrega del contenido cacheado.

Un sitio web puede utilizar un único CDN o varios a la vez para diferentes recursos de los que usa en la web, por ejemplo cargar las fuentes de Google desde el CDN de Google y los temas de cookies desde Akamai.

Varios servicios de CDN para un mismo sitio web

De hecho, es posible que tu sitio use varios CDN sin tu saberlo, solo por el hecho de usar servicios de terceros.

Existen muchos CDN, y entre los más conocidos y utilizados están:

  • CloudFlare (con integración en WordPress)
  • Amazon CloudFront
  • Microsoft Azure
  • Akamai
  • Google

Hay muchos, pero al final todo depende de precios, disponibilidad y facilidad de integración en tu sitio web. De los más habituales para WordPress suele ser CloudFlare.

  Actualiza la versión de PHP

 

Tienes que tener en cuenta que mantener activa una versión de PHP obsoleta o que no está bien soportada por tus plugins afecta al funcionamiento de estos, al de tu instalación de WordPress y de paso a la cantidad de errores PHP que se pueden estar recolectando en el archivo error_log de tu carpeta public_html sin siquiera tu saberlo, y que suelen obedecer no solo a errores detectados con código PHP en tu sitio web, sino de plugins con funciones “deprecadas” que tu versión de PHP activa no detecta o no gestiona.

Lo normal es que en una versión estable de WordPress 6.0.x o superior trabajes como mínimo con PHP 7.4 siendo ideal PHP 8.0 y si tu tema y todos los plugins que tienes instalados trabajan bien con la última disponible “viable” entonces trabaja con PHP 8.1 y mejora la velocidad de interpretación del código PHP (WordPress está construido con PHP).

  Factores que influyen en la lentitud de carga de un sitio WordPress

 

La velocidad de carga de un sitio WordPress es esencial para una buena experiencia del usuario y el posicionamiento en buscadores de los contenidos del sitio.

Sin embargo, varios factores pueden influir en la lentitud de carga al visitar un sitio: el alojamiento (Hosting) y el servidor que gestiona las cuentas de Hosting juegan un papel crucial. Un servidor de baja calidad o sobrecargado puede dar como resultado tiempos de respuesta más largos y, en consecuencia, en una carga más lenta del sitio.

También las imágenes no optimizadas en WordPress o demasiado grandes, pueden ralentizar significativamente la carga de la página.

Los plugins utilizados en un sitio WordPress pueden añadir complejidad y afectar negativamente la velocidad de carga si no están bien optimizados. Demasiados plugins o plugins mal codificados pueden generar múltiples consultas a la base de datos o añadir scripts y estilos innecesarios.

El Tema de WordPress utilizado también puede influir en la velocidad del sitio. Temas con muchas secciones o apartados, o que tengan un código poco depurado, acaban consumiendo más tiempo de cargar.

Asimismo, la optimización del código fuente y scripts es crucial, pues el JavaScript y CSS no minimizados o no concatenados pueden generar llamadas innecesarias, aumentando los tiempos de carga. Algunos scripts acaban bloqueando la carga de la página, aumentando sus tiempos.

La gestión adecuada de la caché es otro aspecto fundamental, pues una caché inadecuada o su falta puede hacer que cada carga requiera un mayor tiempo de procesamiento. Reducir el número de peticiones HTTP también ayuda a generar una carga más rápida de los contenidos y de los estáticos. Una gran cantidad de solicitudes para cargar recursos, como imágenes y scripts, puede aumentar de manera importante los tiempos de carga.

  Conclusiones

 

A poco que profundices en maneras de mejorar la velocidad de carga de tu sitio WordPress te irás dando cuenta que la mayoría de situaciones que provocan un aumento de los tiempos de carga de una web WordPress son por falta de mantenimiento cotidiano del sitio, actualizando temas y plugins, limpiando registros de la base de datos que se van acumulando, mejorando las imágenes de tus productos y de tu Blog, y un sinfín de tareas que si te las programas (uno por día, por ejemplo) verás que en menos de 1 semana pones el sitio a punto, cargará más rápido y ¡serás un poco más feliz!

Hay un dicho que escuché hace muchos años y desde entonces me viene a la mente cada vez que veo cosas relacionadas con el cuidado de lo que te importa y decía así “el que tenga tienda que la atienda y si no que la venda” y digo yo ¿para qué quieres un sitio web? si luego lo dejas abandonado a su suerte, no lo actualizas, no realizas optimizaciones en él, no mejoras los contenidos para que sea más “evergreen” o “freshness” como le gusta ahora a Google.

La velocidad de carga en WordPress se ve afectada por factores relacionados con el Hosting, la optimización de imágenes, la gestión de plugins, la elección de un Tema ligero y bien desarrollado, la optimización del código, la gestión de la caché y la reducción de peticiones HTTP. Abordar estos aspectos y optimizarlos adecuadamente es esencial para garantizar un sitio web rápido y eficiente.

La mejora de pequeñas cosas en tu sitio WordPress suman y la suma de todas ellas da como resultado unas mejores métricas y con ello un mejor posicionamiento para aparecer en los mejores puestos de resultados en las búsquedas.

No hay un sitio WordPress lento, sino un mantenimiento tardío que acaba dejando tu sitio muy lento.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Promo febrero Hosting 70 descuento