blog webempresa

Qué es el error 400 y cómo solucionar

por | May 26, 2023 | Aprender WordPress

Qué es el error 400 y cómo solucionar

La frustración es un sentimiento que los usuarios de internet también experimentan cuando intentan acceder a un sitio web y no pueden.

Esta mala experiencia es negativa obviamente tanto para el usuario, como para el sitio web. Sin embargo, este tipo de fallos pueden deberse a muchas causas, y estas deben de ser estudiadas y sobre todo arregladas.

En este post, vamos a centrarnos en el error 400 también conocido como Bad Request, vamos a conocer qué es ese error, sus causas y sobre todo vamos a explicar cómo solucionarlo para que no afecte negativamente a nuestro sitio web.
 

Qué es el error 400

Para saber qué es el error 400 tenemos que conocer un poco mejor cómo funciona un sitio web.

Para ello, tenemos que hablar de los códigos de estado en HTTP o en HTTPS (el más usado y el recomendado por Google) y los tipos errores HTTP más comunes.

El HTTP es el acrónimo de Hypertext Transfer Protocol, es decir, protocolo de transferencia de hipertexto. El HTTPS es lo mismo añadiéndole la palabra seguro al final, es decir, mediante el cifrado SSL, los datos están protegidos.

Este protocolo es el que permite que la web se muestre al usuario. Y te explico: cuando tu o cualquier usuario intenta acceder a un sitio o página web, esta solicita información al servidor, y el mismo le devuelve un código de estado.

Los códigos pueden ser de diferentes tipos, lo ideal es que el código que nos devuelva sea 200, es decir, una petición correcta, por lo que la web se mostrará y funcionará correctamente.

Error 400 Bad Request

Sin embargo, a nosotros en este post nos interesa el error 400 o error “Bad Request 400”. Este error es debido a la solicitud previa que los usuarios envían antes de que esta llegue o sea procesada por el servidor.

El error 400, también conocido como “Bad Request” (solicitud incorrecta), es un código de estado HTTP que indica que el servidor no pudo comprender o procesar la solicitud del cliente debido a que la sintaxis de la solicitud era incorrecta o estaba mal formada.

Es decir, un “Bad Request” es un error que el servidor muestra cuando es incapaz de incluirlo en ninguna otra categoría de estado.

Por lo que en resumen, en general el error 400 va a depender de la solicitud enviada por el usuario. Pero ahora que sabemos qué es este error, vamos a analizar sus principales causas.

 

Causas del error 400

Ahora te vamos a contar las principales causas o las más comunes por las que obtendremos un error 400 cuando naveguemos por internet:

 

URL mal escrita

Uno de los problemas más comunes que podemos encontrar al navegar por Internet es el error 400, el cual se produce cuando se escribe incorrectamente la URL del sitio web que se desea visitar. Este error se debe a errores de sintaxis en la dirección web y puede tener diversas causas.

Entre los errores más comunes asociados a una URL incorrecta o mal escrita, se encuentran la presencia de espacios o caracteres ilegales. Estos errores hacen que el servidor no pueda procesar correctamente la solicitud y, como resultado, devuelve un mensaje de “Bad Request 400”. Por ejemplo, al ingresar la siguiente URL: https://www.webempresa.com/wordpress/%hosting-wordpress.html

Url mal escrita

En este ejemplo, podemos observar que se ha introducido incorrectamente el carácter “%” en la URL, lo que provoca que el servidor no pueda mostrar la página solicitada debido a un error de escritura. Como resultado, se obtiene el código de error 400.

Para solucionar este problema, es necesario corregir la URL y asegurarse de que esté escrita de forma correcta. En el caso del ejemplo mencionado, la URL correcta sería: https://www.webempresa.com/wordpress/hosting-wordpress.html

Es fundamental tener en cuenta que al escribir una URL, debemos evitar caracteres no permitidos y seguir las reglas de sintaxis adecuadas para asegurar que la solicitud sea procesada correctamente por el servidor y así poder acceder al contenido deseado en el sitio web.

 

Archivos dañados en la caché

En ocasiones, puede ocurrir que introduzcamos una URL correctamente, pero aún así no podamos acceder al sitio web deseado y nos encontremos con el frustrante error 400.

Esta situación puede ser causada por la presencia de archivos dañados en la caché de nuestro navegador o problemas relacionados con las cookies. Es decir, es posible que las cookies almacenadas en el navegador hayan expirado.

Un ejemplo común de esta situación, que es probable que hayas experimentado, es cuando intentas acceder al panel de administración de WordPress después de un largo período de tiempo sin haberlo utilizado. En este caso, es posible que las cookies de autenticación hayan caducado y, como resultado, no se te permita acceder al panel, lo que genera el error 400 o “Bad Request”.

Cuando las cookies relacionadas con la autenticación expiran, el servidor no puede verificar tu identidad y, por lo tanto, te impide acceder a las funciones restringidas del sitio web. Este mecanismo de seguridad protege tu cuenta y previene el acceso no autorizado.

Para solucionar este problema, puedes intentar borrar la caché y las cookies almacenadas en tu navegador. Esto permitirá que se generen nuevas cookies válidas al iniciar sesión nuevamente en el sitio web. Además, asegúrate de mantener tu navegador actualizado y de verificar la configuración de las cookies para garantizar un correcto funcionamiento.

Recuerda que el error 400 puede tener diversas causas, y es importante investigar y solucionar el problema específico en cada caso para restaurar el acceso al sitio web deseado.

 

Registros de DNS erróneos

Al navegar por Internet, los nombres de dominio que introducimos se convierten en direcciones IP. Este proceso se conoce como “resolución de nombres” y ocurre cuando ingresamos un dominio por primera vez.

Una vez que el servidor devuelve la dirección IP correspondiente, esta información se almacena localmente en nuestra computadora, específicamente en la caché DNS local. Esta caché tiene la función de acelerar el proceso de carga de sitios web, ya que evita tener que realizar la resolución de nombres en cada visita posterior al mismo dominio.

No obstante, puede suceder que los datos almacenados en la caché local sean incorrectos debido a diversos factores. Estos datos pueden haber sido almacenados de manera errónea, pueden estar desactualizados o incluso pueden estar corruptos. Si se presenta alguna de estas situaciones, es posible que nos encontremos nuevamente con el error 400.

Cuando los datos en la caché DNS local no son correctos, el navegador no puede establecer una conexión válida con el servidor utilizando la dirección IP almacenada. Como resultado, se genera el error 400, indicando que la solicitud realizada no pudo ser comprendida o procesada correctamente.

 

Archivos demasiado grandes

En esta situación, el error “Bad Request 400” está más relacionado con el servidor que con el usuario, al igual que en las otras causas mencionadas anteriormente. Sin embargo, es importante tener en cuenta esta causa también.

Una de las causas comunes del error “Bad Request” es la carga de archivos demasiado grandes. Cuando se intenta enviar o cargar archivos que exceden la capacidad o límites establecidos por el servidor web, este no podrá procesar o manejar toda esa información de manera eficiente, lo que resultará en la aparición de dicho error. Es importante destacar que el comportamiento específico del servidor ante esta situación puede variar según su configuración y características.

Cuando se presenta este error debido a la carga de archivos grandes, es recomendable revisar las restricciones y límites establecidos por el servidor en términos de tamaño máximo de archivo. Si se intenta enviar un archivo que excede esos límites, el servidor no podrá procesarlo correctamente y devolverá el error 400.

En algunos casos, el servidor puede estar configurado para mostrar un mensaje específico que indique que el archivo cargado es demasiado grande, mientras que en otros casos simplemente se mostrará el error 400 sin una explicación detallada. En cualquier caso, es importante considerar esta causa como posible si se enfrenta a un error “Bad Request” al intentar cargar archivos.

Si se encuentra con este error, es recomendable verificar las limitaciones de carga de archivos establecidas por el servidor y asegurarse de que los archivos que se intentan cargar cumplan con dichos requisitos. Si el tamaño del archivo excede los límites permitidos, será necesario reducir su tamaño o buscar alternativas para compartir o transferir la información de manera adecuada según las restricciones del servidor.

 

Otros errores del servidor

Cuando el error 400 se debe a problemas en el servidor, es importante destacar que está fuera del control del usuario. En estas situaciones, el error se genera como resultado de un fallo o una dificultad en el funcionamiento del servidor, lo que impide que pueda procesar correctamente la solicitud del usuario.

A diferencia de otros errores que pueden estar relacionados con la solicitud del usuario, como errores de sintaxis o de carga de archivos, cuando el error 400 es causado por problemas en el servidor, no hay acciones específicas que el usuario pueda tomar para solucionarlo de manera directa.

En tales casos, se recomienda verificar si se trata de un problema temporal. En ocasiones, el servidor puede estar experimentando una alta carga de tráfico o realizando tareas de mantenimiento, lo que puede provocar la aparición del error 400. En estos casos, la mejor opción es esperar un tiempo y volver a intentarlo más tarde.

Si el error persiste durante un período prolongado o si se trata de un problema crónico con el servidor, es recomendable ponerse en contacto con el administrador o proveedor del servicio para informarles sobre el error y solicitar su asistencia en la resolución del problema.

 

Cómo solucionar el error 400

Ahora que ya hemos hablado de las principales causas del error 400 o el error “Bad Request”. Es el turno de aprender a cómo solucionarlo cuando te aparezca.

 

Comprueba la url

Hemos mencionado anteriormente que una URL incorrecta es una de las principales causas del error 400. Por lo tanto, te recomendamos encarecidamente que, si has ingresado manualmente la URL en el navegador, la verifiques detenidamente.

Es importante comprobar si el dominio está correctamente escrito y si la página específica a la que deseas acceder se ha ingresado correctamente, prestando atención a todos los caracteres y utilizando las barras (/) de manera adecuada. Una vez que hayas revisado minuciosamente la URL, puedes proceder a intentar cargarla nuevamente.

Es esencial tener en cuenta que incluso un pequeño error de escritura o una omisión de caracteres en la URL pueden provocar el error 400. Por lo tanto, es recomendable revisar cuidadosamente cada elemento de la URL, como el protocolo (por ejemplo, “http://” o “https://”), el dominio y cualquier ruta o parámetros adicionales necesarios.

Si después de verificar y corregir la URL, aún sigues encontrando el error 400, es posible que la causa del problema resida en otro aspecto de la solicitud o en el servidor. En tales casos, es recomendable explorar otras posibles causas y soluciones, como problemas de conectividad, errores de sintaxis en la solicitud o configuraciones específicas del servidor.

 

Borra la caché y las cookies

Si después de verificar la sintaxis de la URL, esta aún no se muestra correctamente y persiste el error “Bad Request 400”, es recomendable proceder a eliminar la caché del navegador y las cookies.

Aunque la caché y las cookies son conceptos distintos, ambas se almacenan en nuestro navegador y es posible que un problema relacionado con ellas sea la causa del error. Por lo tanto, como posible solución, puedes intentar eliminar tanto la caché como las cookies.

El proceso para limpiar la caché y las cookies puede variar según el navegador que utilices para navegar por Internet. Sin embargo, por lo general, puedes encontrar la opción correspondiente en la configuración de tu navegador.

Al eliminar la caché del navegador, se eliminan los archivos temporales almacenados que contienen información sobre los sitios web visitados. Esto incluye elementos como imágenes, hojas de estilo y scripts. Al limpiar la caché, se asegura que se descarguen nuevamente los recursos actualizados al visitar los sitios web, lo que puede solucionar problemas relacionados con la visualización o la carga de la página.

Borrar caché del navegador

 

Limpia la memoria caché DNS

Limpiar la memoria caché de DNS es un proceso algo más complejo que el proceso anterior y va a depender fundamentalmente del sistema operativo que utilices en tu ordenador Mac o Windows.(Puedes conocer más sobre qué son los DNS aquí)

Para limpiar la caché en Windows deberás ir a la aplicación “símbolo del sistema”. (Puedes acceder escribiendo en la barra buscadora de inicio “cmd”). Una vez abierta, debes escribir el comando: ipconfig /flushdns’.

Como acceder al símbolo del sistema para borrar la memoria caché de DNS

Si trabajamos con Mac, entonces debes hacer clic en “go” y en la barra de “utilities” o por el contrario pulsar shift-command-u. Abre el terminal e introduce el comando de borrar caché correspondiente según tu versión.

En ambos casos deberás de ser el administrador para ejecutar esta acción.

 

Carga archivos de menor tamaño

Si el error persiste debido a la carga de archivos de gran tamaño, te sugerimos que intentes subir archivos más pequeños.

Sin embargo, si a pesar de esta acción el error continúa apareciendo, es necesario explorar alternativas para solucionarlo. Una opción es comprimir los archivos antes de subirlos, de manera que ocupen menos espacio y puedan ser procesados adecuadamente por el servidor.

La compresión de archivos consiste en reducir su tamaño utilizando algoritmos de compresión, lo que permite que ocupen menos espacio en el almacenamiento y se transfieran más rápidamente a través de la red. Al comprimir los archivos, se crea un archivo único que contiene los archivos originales en un formato más compacto.

La compresión de archivos puede ser especialmente útil cuando necesitas enviar múltiples archivos o archivos grandes a través de una conexión de red con limitaciones de tamaño o velocidad. Al reducir el tamaño de los archivos, se optimiza el proceso de carga y se minimiza la probabilidad de que se produzcan errores como el error 400.

Recuerda que, en algunos casos, la compresión excesiva de ciertos tipos de archivos puede resultar en una pérdida de calidad o funcionalidad. Por lo tanto, es recomendable evaluar el equilibrio entre el tamaño y la calidad necesarios para tus archivos específicos.

Si el error 400 persiste incluso después de intentar subir archivos más pequeños o comprimidos, es posible que debas explorar otras soluciones, como verificar la configuración del servidor, contactar al proveedor de alojamiento web o buscar asesoramiento técnico adicional.

 

Otras soluciones

Si las soluciones mencionadas anteriormente no han sido efectivas, otra opción que podríamos intentar es eliminar o desactivar temporalmente algunas de las extensiones del navegador.

Las extensiones del navegador son complementos o herramientas adicionales instaladas en el navegador que proporcionan funcionalidades adicionales, como bloqueadores de anuncios, traductores o gestores de contraseñas. Aunque estas extensiones pueden ser útiles, en algunos casos pueden interferir con el funcionamiento normal del navegador y generar errores como el error 400.

El proceso para eliminar o deshabilitar extensiones varía según el navegador que estés utilizando. En la mayoría de los casos, puedes acceder a la configuración del navegador y buscar la sección de extensiones o complementos. Allí encontrarás una lista de las extensiones instaladas y podrás optar por eliminarlas por completo o desactivarlas temporalmente.

 

En resumen

Como has podido ver, el error 400 es más frecuente de lo que se podría esperar inicialmente.

De hecho, este error abarca una amplia gama de situaciones y circunstancias, las cuales esperamos que, a partir de la lectura de este artículo, puedas identificar y abordar con éxito.

Es crucial no permitir que un simple error 400 arruine tu experiencia al navegar por la red. Con el conocimiento adquirido, estarás mejor equipado para enfrentar este inconveniente y encontrar soluciones efectivas.

Recuerda que, aunque el error 400 puede ser frustrante, es una situación común y manejable. Al entender sus causas y posibles soluciones, puedes ahorrar tiempo y evitar complicaciones innecesarias al interactuar con sitios web y servicios en línea.

¡No te desanimes ante el error 400 y sigue disfrutando de una experiencia de navegación fluida y sin contratiempos en Internet!

¿Te ha resultado útil este artículo?

Promo Junio Webempresa