blog webempresa

Protocolos de correo electrónico (POP3, SMTP e IMAP), ¿Qué son?

por | Ene 24, 2023 | Administración del Hosting

Protocolos de correo electrónico (POP3, SMTP e IMAP), ¿Qué son?

Cuando contratas un plan de hosting para dar a conocer al mundo tu negocio digital, en la mayoría de casos puedes crear cuentas de correo propias con el nombre de tu dominio.

Así te será posible enviar y recibir correos de tus clientes, amigos o familiares con todas las novedades de tu sitio web, el «top ventas» del mes, las curiosidades del día a día, etc., dando una imagen totalmente profesional sin que tus correos hagan referencia a otras empresas tipo @hotmail.com o @gmail.com.

Hoy en día, es necesario que prestes atención a los protocolos de correo, pues, al igual que ocurre con la moda, causar buena impresión es muy importante. Ten en cuenta que una de las principales formas con las que te comunicarás con tus clientes o visitantes posiblemente sea a través del email.

Conocer los diferentes tipos de protocolos de correo, te ahorrará más de un bloqueo en tu conexión de Internet o evitará algún susto a tu cliente si no le funciona el correo.

Te sorprenderías al saber que muchos de los errores que se cometen a la hora de configurar una cuenta de correo en el ordenador o móvil, incluso el sistema de notificaciones que gestiona tu tienda online, aparecen porque se desconoce qué es lo que se está configurando.

No te puedes imaginar cuántas veces los clientes nos han reportado que un barco lleno de piratas cibernéticos habían robado sus correos cuando realmente estaban descargados en uno de sus dispositivos debido a una mala configuración en el gestor de correo..

El objetivo de este artículo es invitarte a conocer el mundo maravilloso de los protocolos POP, IMAP, SMTP y los MX. Estoy seguro de que ya te suenan estas palabras, o al menos, las has escuchado antes a algún amigo o conocido.

Si estás empezando en Internet, eres manitas tecnológic@ que hace webs o eres la persona encargada de mantenerlas, es obligatorio que te pares unos minutos a conocer qué son cada uno de estos conceptos.

Pero… ¿Qué significan?, ¡empecemos por lo básico!

  • DKIM (DomainKeys Identified Mail): Se trata de un protocolo de autenticación de correo electrónico que permite a los destinatarios verificar que un mensaje de correo es legítimo y no ha sido modificado en tránsito. DKIM se basa en una firma digital que se agrega al encabezado del mensaje de correo electrónico y se utiliza para verificar la autenticidad del remitente. Un ejemplo de uso de DKIM sería cuando un servidor de correo electrónico utiliza DKIM para verificar la autenticidad de un mensaje de correo electrónico y determinar si debe ser entregado o no.

  • DMARC (Domain-based Message Authentication, Reporting & Conformance): Protocolo de seguridad que permite a los remitentes establecer políticas para la autenticación de correo electrónico y notificar a los destinatarios si un mensaje no cumple con estas políticas. DMARC se utiliza para prevenir el correo no deseado y el phishing. Un ejemplo de uso de DMARC sería cuando un remitente utiliza DMARC para establecer políticas para la autenticación de correo electrónico y notificar a los destinatarios si un mensaje no cumple con dichas políticas.

  • ESMTP (Extended Simple Mail Transfer Protocol): Es una extensión de SMTP que añade características adicionales al protocolo original. Este protocolo permite el uso de comandos y respuestas adicionales que proporcionan un mayor control sobre el envío de correo electrónico. Un ejemplo de uso de ESMTP sería cuando un servidor de correo utiliza ESMTP para aceptar un mensaje de correo electrónico con una encriptación específica.

  • IMAP (Internet Message Access Protocol): Se usa para acceder a mensajes de correo electrónico almacenados en un servidor. Permite a los usuarios ver, organizar y gestionar sus mensajes de correo electrónico en un servidor remoto. Un ejemplo de uso de IMAP sería cuando utilizas tu cliente de correo electrónico para acceder a tu bandeja de entrada y leer mensajes almacenados en un servidor remoto.

  • MAPI (Messaging Application Programming Interface): Es un protocolo utilizado para conectar programas de correo electrónico con servidores de correo. MAPI permite que los programas de correo electrónico accedan a las funciones de correo electrónico en el servidor, como el envío y la recepción de mensajes. Un ejemplo de uso de MAPI sería cuando un programa de correo electrónico utiliza MAPI para conectarse con un servidor de correo y enviar un mensaje.

  • MX (Mail Exchanger): Se trata de un protocolo de DNS utilizado para determinar el servidor de correo electrónico responsable de recibir correos para un dominio específico. Cuando un cliente de correo electrónico envía un correo electrónico a un destinatario en un dominio específico, el servidor de correo del cliente busca en los registros MX del dominio para determinar a qué servidor de correo debe entregar el correo electrónico. Un ejemplo de uso de MX sería configurar el registro MX para dominio.com para apuntar a mail.dominio.com como el servidor de correo responsable de recibir correos electrónicos para ese dominio.

  • POP (Post Office Protocol): Es similar a IMAP, pero tiene algunas diferencias en cuanto a cómo se manejan los mensajes de correo electrónico. POP descarga los mensajes de un servidor remoto a un cliente de correo electrónico local, eliminando los mensajes del servidor remoto una vez descargados. Un ejemplo de uso de POP sería cuando utilizas tu cliente de correo electrónico para descargar mensajes de un servidor remoto a tu computadora local.

  • SMTP (Simple Mail Transfer Protocol): Un protocolo estándar utilizado para el envío de correo electrónico. Es responsable de transferir mensajes desde el remitente al servidor de correo del destinatario. Un ejemplo de uso de SMTP sería cuando utilizas tu cliente de correo electrónico para enviar un mensaje a otra persona.

  • S/MIME (Secure/Multipurpose Internet Mail Extensions): Protocolo de seguridad para correo electrónico que permite la encriptación de mensajes y la verificación de la autenticidad del remitente. Se utiliza para proteger la privacidad de los mensajes de correo electrónico y garantizar que solo el destinatario legítimo pueda leer el mensaje. Un ejemplo de uso de S/MIME sería cuando un usuario utiliza S/MIME para encriptar un mensaje de correo electrónico antes de enviarlo.

Los citados son algunos de los protocolos de correo electrónico más utilizados, pero hay muchos otros disponibles también. Cada uno tiene sus propias características y usos específicos.

A continuación te voy a detallar mejor algunos de los más utilizados.

  Protocolo de correo DKIM

 

El protocolo DKIM (DomainKeys Identified Mail) es utilizado para la autenticación del remitente de un correo electrónico. Se trata de un mecanismo de autenticación que permite a los servidores de correo verificar que un mensaje de correo electrónico ha sido enviado desde un dominio específico y que no ha sido alterado durante su viaje por Internet desde el punto de origen al punto de destino.

Un ejemplo de uso del protocolo DKIM sería el de un usuario que necesita asegurar que todos los correos electrónicos enviados desde su dominio no han sido modificados por terceros durante la transmisión.

Este usuario podría implementar el protocolo DKIM añadiendo una firma digital a los encabezados de todos los correos electrónicos salientes, y configurando su servidor de correo para que verifique la firma en los mensajes entrantes. Los destinatarios de los correos electrónicos podrían entonces verificar la autenticidad del remitente comparando la firma DKIM en el mensaje con la clave pública registrada para el dominio.

Ejemplo de registro DKIM creado en WePanel

¿Cómo puedes crear un registro DKIM para una cuenta de correo?

Ten en cuenta que la configuración específica varía dependiendo del servidor de correo que estés utilizando, del servicio para el que vayas a crear DKIM, como MailRelay, Mailchimp u otro servicio externo.

  Protocolo de correo IMAP

 

Cuando configuras el protocolo IMAP y añades una nueva cuenta de correo en tu gestor de correos, significa que cada vez que tus cuentas se conecten y se sincronicen con el servidor (no importa cuántos ordenadores o dispositivos electrónicos usen la misma cuenta), tu gestor de correo siempre va a leer los emails que hay en tu Hosting, pero en ningún caso los descargará.

Esta característica hace de este protocolo que sea de los más utilizados, sobre todo hoy día, que con tantos dispositivos, queremos tener acceso a una misma cuenta de email desde el ordenador de sobremesa, una tableta o un dispositivo móvil o smartphone sin perder el acceso a todos los correos y evitando en todo momento que el primer cliente de correo desde el que se consulte un email lo almacene de forma local, lo elimine del servidor de correo y con ello deje de estar disponible para leer desde otros dispositivos.

A diferencia de POP (Post Office Protocol), que descarga los mensajes del servidor de correo a un dispositivo local, IMAP permite a los usuarios ver y manejar los mensajes directamente en el servidor de correo. Esto significa que puedes acceder a tus correos desde cualquier dispositivo con conexión a Internet, y también puedes sincronizar tus carpetas de correo entre dispositivos, sin que ninguno de ellos los almacene y estén siempre disponibles desde cualquier dispositivo o equipo desde el que se acceda.

Un ejemplo de uso de IMAP es cuando quieres acceder a tu correo electrónico desde varios dispositivos, como un teléfono móvil, una tableta y un ordenador de sobremesa o portátil.

Puedes configurar tu cuenta de correo electrónico en cada dispositivo utilizando el protocolo IMAP, lo que significa que cada dispositivo tendrá acceso a los mismos mensajes de correo electrónico y las mismas carpetas de correo en el servidor.

Si lees un mensaje en tu móvil, por ejemplo, el mensaje también se marcará como leído en tu tableta y ordenador. Además, si creas una nueva carpeta de correo en tu tableta, la nueva carpeta también aparecerá en tu móvil y en el ordenador.

Debes de usarlo con precaución, ya que si superas la cuota de disco de tu Hosting los correos no se entregarán y rebotarán a sus remitentes tras varios de intentos de entrega fallidos.

Este protocolo realiza la escucha de peticiones a través del puerto 143, si bien lo recomendable es hacerlo mediante la capa SSL a través del puerto 993.

Sin duda es el protocolo ideal en los tiempos que corren, donde el que más y el que menos tiene uno o varios dispositivos desde los que suele consultar las cuentas de correo electrónico.

  Protocolo de correo MX

 

En el momento en que te decides a comprar un dominio, cambias los nameservers y lo añades a tu panel de Hosting empieza toda una aventura en Internet.

Por defecto, se establece una configuración básica que hace que tu dominio pueda cargar una web y tenga capacidad de gestionar el correo.

Existe un apartado en donde se almacenan una cantidad de registros y, concretamente, uno de ellos indica desde dónde se gestiona el servicio de correo de tu dominio, es decir, su función será la de determinar la ubicación en Internet del apartado de correos de tu dominio.

En el momento que envías o recibes emails, el cartero digital siempre va a preguntar primero a tu dominio dónde está el buzón de correo para depositar el correo procedente de otras cuentas de correo y/o recoger esos emails que están en cola para ser enviados a otras direcciones con el fin de que lleguen a su destino.

Esa dirección que tu dominio le devuelve -que pueden ser una o varias- se conoce como los registros MX de tu dominio (intercambiador de correo, del inglés mail exchanger) y estos se crean, editan y/o eliminan desde un bloque llamado zona DNS que se encuentra dentro del panel de Hosting o también puede estar dentro de un panel del proveedor del dominio.

Si estás usando un panel de Hosting WePanel, lo encontrarás en el bloque Dominio, Zone Editor (editor de zona).

Editor de Zona DNS en wePanel

Los registros MX tienen dos partes: la prioridad y el destino. El primero sirve para establecer qué buzón se consultará antes, en el caso de que haya varios configurados; el segundo indica la dirección virtual donde se encuentra ese buzón en Internet.

Por defecto solo tendrás configurado un registro MX en tu dominio y este tendrá asignado la prioridad “0” siendo el de mayor prioridad y cuyo destino será el propio dominio.

     Un dominio no puede tener configurados 2 o más registros MX, únicamente se puede configurar el registro MX de un dominio hacia un servidor.

Un ejemplo de uso del protocolo MX es cuando alguien envía un correo electrónico a usuario@dominio.com, su servidor de correo busca el registro MX para el dominio dominio.com y entrega el correo electrónico a mail.dominio.com para su entrega al destinatario final.

  Protocolo de correo POP

 

Cuando añades una cuenta de correo en tu gestor y seleccionas POP en el servidor entrante, significa que a la hora de sincronizar el gestor de correo (por ejemplo Outlook, Thunderbird, etc.) con tu Hosting, se descargará el correo que pertenezca a la cuenta de correo que se consulta sin dejar copia en tu Hosting.

Esto es especialmente útil cuando tienes un gran volumen de correo, tienes problemas de espacio en tu Hosting y necesitas liberar ese espacio. También puedes usarlo si te gusta tener todo en un solo lugar en tu ordenador para centralizar todos los emails.

Uno de los grandes inconvenientes de utilizar este protocolo de correo es que si una misma cuenta es consultada por dos ordenadores y uno de ellos está en POP3 al sincronizar el correo, si el que está en POP3 es el primero en hacerlo, el otro ordenador verá que no hay correos porque estos emails ya se descargaron en el anterior ordenador donde está la cuenta configurada con POP3.

¡Ojo!, cuando digo ordenador puede ser una tablet, el portátil o incluso el móvil. Todos ellos son válidos si tienes la cuenta de correo configurada

No obstante, este protocolo dispone de una opción que te permite conservar el correo en el servidor hasta pasado un número de días concretos antes de descargarlo al ordenador y borrarse. Aunque si eres de los que necesita tener el correo siempre disponible no te recomiendo esta opción

 

  Protocolo de correo SMTP

 

Cuando el buzón de correo de tu dominio está listo para su uso, si echas un ojo dentro de él, verás que su estructura es parecida a una oficina de correos y esta se divide en dos partes: el servidor de entrada y el servidor de salida.

Para que te hagas una idea rápida y básica, sin entrar en tecnicismos, te diré que el servidor de entrada es la zona donde se reciben los correos y se almacena en forma de cola procedente de otras direcciones de correo y, a medida que se vayan procesando, se entregarán a cada una de tus cuentas de correos.

Existen dos formas diferentes de consultar el correo: POP o IMAP.

¡Es superimportante que diferencies entre protocolos de correo POP e IMAP, ya que es clave para que los correos no se pierdan y estén bien localizados!

Por otro lado, el servidor de salida o SMTP, tal y como su nombre indica, es la zona donde se listan en forma de cola todos los correos que van a ser enviados a sus correspondientes destinatarios.

Lectura recomendada:
SMTP en WordPress: cómo configurarlo para realizar envíos.

Tanto el servidor de entrada como de salida tienen una configuración particular (puertos, dirección, cifrado de seguridad, etc.) que siempre debes consultar cada vez que migres a un nuevo proveedor o agregues una nueva cuenta de correo, ya que estos parámetros pueden ser diferentes de unos a otros.

Si eres cliente de Webempresa, recuerda que dentro de tu Panel de Hosting WePanel ➜ Correo electrónico ➜ Configuración gestores de correo tienes esta magnífica herramienta que no solo te dirá los datos necesarios, sino que además, dependiendo del gestor, te dará las instrucciones precisas con capturas para que no te quede ninguna duda.

Configuración gestores de correo en el Panel de Hosting wePanel

Como información extra, debes saber que todos los correos que se envían y se reciben dejan huella en un fichero en el servidor y este contiene la fecha, el título, quién lo envía, quien lo recibe, el estado de ese envío, etc.

Esto es muy útil cuando tienes problemas de recepción, envío o correos SPAM.

No te olvides de activar la casilla de requerir SSL y el cifrado de conexión SSL cada vez que configures una cuenta de correo o similar para que toda la información siempre viaje de un servidor a otro de forma segura y no se vea comprometida en ningún caso.

  ¿Cuándo usar protocolos de correo IMAP o POP?

 

IMAP (Internet Message Access Protocol) y POP (Post Office Protocol) son ambos protocolos de correo electrónico que se utilizan para acceder a los correos electrónicos almacenados en un servidor de correo.

Estos protocolos son como la noche y el día y dependiendo de tus necesidades usarás uno u otro.

  • IMAP es un protocolo más reciente y mejorado, ya que te permite acceder y manejar tus correos directamente en el servidor, sin tener que descargarlos primero a tu dispositivo local. Además, IMAP permite la sincronización en tiempo real de varios dispositivos, lo que significa que cualquier cambio realizado en un dispositivo se reflejará automáticamente en todos los demás dispositivos.

  • POP, por otro lado, descarga los correos electrónicos desde el servidor a tu dispositivo local, lo que significa que no tienes acceso a los correos desde otro dispositivo a menos que vuelvas a descargarlos. Sin embargo, POP es una opción adecuada si necesitas descargar y almacenar todos tus correos en tu dispositivo local y no desde varios dispositivos.

Si a estas alturas te preguntas, si puedes alternar unas cuentas con POP y otras con IMAP la respuesta es un sí, sin problemas. Solo tienes que tener cuidado con la sincronización y los dispositivos que usarás en cada cuenta.

Si eres de los que tienen mucho consumo de correo y no te encaja ninguna de estas dos opciones aún, dispones de una más que es externalizar el correo a otro proveedor como por ejemplo Gmail.

En este podrás añadir las cuentas de tu dominio de forma gratuita con una cuota de espacio bastante grande y totalmente gratis, ¿no está nada mal verdad?

En resumen, se recomienda utilizar IMAP si necesitas acceder y manejar correos desde varios dispositivos y tener sincronización en tiempo real. Utiliza POP si necesitas descargar y almacenar correos en un dispositivo local desde un único equipo o dispositivo.

  Diferencia entre los protocolos

 

Dentro de los protocolos más comunes como SMTP, POP3 e IMAP, por citar 3 de los más usados, cada uno tiene sus propias características y usos específicos, y entre ellos todos son diferentes y no es posible realizar una comparación, ya que no compiten entre sí, salvo IMAP y POP.

El protocolo SMTP se usa para enviar correos electrónicos. Su principal ventaja es que es un protocolo estándar y compatible con la mayoría de los clientes de correo electrónico.

Por otro lado, POP3 su ventaja es que te permite descargar y almacenar correos electrónicos en tu dispositivo local (ordenador, tablet o móvil), lo que significa que luego podrás acceder a los correos incluso si no tienes acceso a Internet.

El anterior es muy similar a IMAP, aunque este último es más avanzado que POP3, ya que te permite ver y organizar tus correos en el servidor remoto, y también sincronizar las acciones realizadas en el servidor y el cliente. La principal ventaja de IMAP es que puedes acceder a tus mensajes desde cualquier dispositivo con conexión a internet.

En resumen, SMTP es principalmente para el envío de correo, POP3 es para descargar correo y almacenarlo localmente, e IMAP es para acceder y gestionar correo almacenado en un servidor remoto.

  Puertos predeterminados de correo electrónico

 

Cada protocolo necesita utilizar un puerto, de los 65535 existentes, para poder comunicarse con origen o destino, dependiendo de su uso y especificaciones. Actualmente, el uso de SSL hace necesario que se trate, por todos los medios, de configurar siempre para uno de estos haciendo uso de la capa de seguridad (Secure Sockets Layer) para encriptar la comunicación y garantizar con ellos los datos entre el origen y el destino.

Los protocolos de correo electrónico más comunes y sus puertos predeterminados son los siguientes:

  • SMTP (Simple Mail Transfer Protocol):

    Sin SSL: el puerto 25 es el predeterminado para SMTP sin SSL.
    Con SSL: el puerto 465 es el predeterminado para SMTP con SSL.

  • POP3 (Post Office Protocol version 3):

    Sin SSL: el puerto 110 es el predeterminado para POP3 sin SSL.
    Con SSL: el puerto 995 es el predeterminado para POP3 con SSL.

  • IMAP (Internet Message Access Protocol):

    Sin SSL: el puerto 143 es el predeterminado para IMAP sin SSL.
    Con SSL: el puerto 993 es el predeterminado para IMAP con SSL.

Algunos proveedores de correo electrónico y servidores pueden usar puertos diferentes a los predeterminados, por lo que es importante consultar con tu proveedor y asegurarte de que estás utilizando el puerto correcto para cada protocolo.

  Conclusiones

 

Conocer los protocolos de correo POP, IMAP, SMTP y los MX es fundamental para no caer en los típicos errores a la hora de configurar una cuenta de correo de tu dominio, los correos dentro de tu tienda, etc.

Por supuesto, estoy seguro de que la próxima vez que tengas que configurar una cuenta de correo no tendrás ningún problema al conocer todos sus engranajes e incluso tú mismo podrás detectar una mala configuración respecto al correo.

Cada correo es único e importante, ¡no te la juegues!

Eso si, la próxima vez que veas un barco pirata no dudes en huir porque seguro que será de verdad. 😜

¿Te ha resultado útil este artículo?

Promo Junio Webempresa