blog webempresa

¿Qué es subdominio y para qué sirve?

por | May 15, 2024 | Wiki

Adquirir un nombre de dominio va más allá de llevar a los usuarios hasta un sitio web. Uno de los beneficios adicionales radica en la capacidad de crear subdominios, considerados como extensiones o complementos de la dirección principal.

Es posible que al explorar diferentes páginas en Internet, hayamos notado URLs precedidas por términos como “tienda” o “blog”. Estas direcciones son ejemplos claros del uso de subdominios.

A continuación, describiremos de manera sencilla qué es un subdominio y en qué casos podemos aprovecharlo al máximo.

 ¿Qué es un subdominio?

 

navegador subdominio

Si tuviesemos que definir qué es un subdominio de forma simple, podríamos decir que se trata de una forma de organizar y segmentar un sitio web o dominio principal en secciones separadas. Técnicamente, un subdominio es un prefijo que se agrega al dominio principal.

Por ejemplo, si el dominio principal es “misitioweb.com”, algunos subdominios válidos podrían ser: blog.misitioweb.com, tienda.misitioweb.com, soporte.misitioweb.com. A fin de cuentas, los subdominios nos permiten separar diferentes secciones o áreas de un determinado sitio web.

Los subdominios son usados en una gran variedad de situaciones por las facilidades que nos otorgan, por ejemplo, ayudan a organizar el contenido y las funciones de un sitio web de forma lógica. Además, un subdominio puede tener diferentes configuraciones de seguridad que pueden diferir del dominio principal, lo que puede ser beneficioso desde el punto de vista de la seguridad.

Entre los otros motivos por los que podemos considerar usar un subdominio podría ser para probar nuevas funcionalidades en un ambiente de pruebas antes de ser implementadas en el sitio principal. De esta manera, los desarrolladores tienen la libertad de experimentar sin afectar el sitio principal.

Grandes empresas y corporaciones suelen también utilizar subdominios para alojar sitios web separados bajo el mismo dominio raíz. Esto resulta realmente útil para empresas con múltiples divisiones o productos.

 ¿Para qué sirve un subdominio?

 

Hemos observado que los subdominios son una herramienta práctica para organizar, segmentar y gestionar sitios web extensos y complejos. El uso de subdominios nos brinda flexibilidad, seguridad y la capacidad de separar diversas secciones o funciones de un sitio web en direcciones web distintas.

Sin embargo, en ocasiones, los propietarios de múltiples nombres de dominio pueden no estar aprovechando al máximo las capacidades que ofrecen los subdominios. Por ello, vamos a presentar algunos casos de uso comunes.

Organización de contenido: como sabemos, los subdominios nos permiten organizar y separar el contenido de un sitio web de manera lógica. Por ejemplo, supongamos que ya tenemos un sitio corporativo establecido, pero necesitamos agregar un blog con una estructura diferente.

En este caso, podemos crear una nueva instalación para el blog utilizando el subdominio “blog.misitioweb.com”, por ejemplo. Este mismo enfoque puede aplicarse a otras necesidades, como una tienda en línea o una página adicional. Las opciones son amplias y pueden adaptarse según sea necesario.

Mejoras en la seguridad: cada subdominio puede configurarse con diferentes niveles de seguridad según sean las necesidades del proyecto o el sitio web. De esta manera se ve beneficiado el apartado de seguridad al mantener aisladas partes sensibles del sitio y protegerlas mejor.

Pruebas y desarrollo: un subdominio como “dev.misitioweb.com”, puede ser usado para establecer una versión duplicada de un sitio web que ya se encuentre publicado, en este ambiente podemos probar nuevos complementos o características del sitio web sin afectar la versión principal en producción.

Múltiples sitios bajo un dominio: cualquier ente que tenga un dominio sea una persona o una empresa dependiendo de las capacidades de su proveedor de hosting web, tiene la capacidad de hospedar varios sitios web diferentes bajo subdominios del mismo dominio raíz, en lugar de comprar dominios separados.

Localización y traducción de contenido: otro uso valioso de los subdominios es ofrecernos la posibilidad de tener versiones localizadas de un sitio web específico, como “es.misitioweb.com” para español, “en.misitioweb.com” para inglés, etc.

Además de permitirnos tener varios sitios dirigidos a diferentes regiones, también nos evita la necesidad de adquirir dominios de nivel superior (TDL) con terminaciones regionales (.co, .es, .mx, etc.).

Aplicaciones y servicios independientes: seguramente hemos podido apreciar servicios segmentados que usan subdominios, como cuando revisamos el correo (mail.ejemplo.com), páginas web con blogs, foros, tiendas, entre otros apartados. Cualquier sitio web puede tener su propio subdominio separado del sitio principal.

Si aún no has definido el nombre de dominio para tu nuevo proyecto web, puedes comprar un dominio a precios increíbles, además de contar con la validación y el acompañamiento de Webempresa.

comprar dominio webempresa

(Visita el plugin haciendo clic en la imagen ↑)

 Casos en los que se puede usar un subdominio

 

Probablemente, ya debemos tener una buena idea de como usar subdominios en nuestros sitios web, sin embargo, presentaremos varios casos prácticos en los cuales es totalmente válido el emplear subdominios.

Sitios web corporativos: las medianas y grandes empresas suelen usar subdominios para separar diferentes partes de su sitio web. Por ejemplo:

  • www.empresa.com (sitio principal)
  • soporte.empresa.com (área de soporte técnico)
  • blog.empresa.com (blog corporativo)
  • empleados.empresa.com (portal interno para empleados)
  • prensa.empresa.com (sala de prensa)

Proyectos o productos específicos: si una compañía tiene múltiples productos o proyectos, puede asignar un subdominio a cada uno de ellos. Por ejemplo:

  • app.empresa.com (para su aplicación web)
  • software.empresa.com (sitio de software específico)
  • tienda.empresa.com (sitio de la tienda en linea)
  • service.empresa.com (sitio de un servicio en la nube)

Sitios web multilingües: los subdominios como hemos citado en puntos anteriores nos facilitan tener versiones localizadas del mismo sitio en diferentes idiomas, como si de traducir la pagina web se tratase. Por ejemplo:

  • es.ejemplo.com (versión en español)
  • fr.ejemplo.com (versión en francés)
  • en.ejemplo.com (versión en ingles)

Entornos de pruebas: uno de los usos más comunes con subdominios es establecer un ambiente temporal de pruebas antes de pasar los cambios al entorno de producción. Por ejemplo:

  • pruebas.ejemplo.com (versión de prueba)
  • dev.ejemplo.com (entorno de desarrollo)

Portales o áreas específicas: para separar ciertas secciones del sitio principal y que sean gestionados por separado suelen usarse también subdominios. Por ejemplo:

  • miembros.ejemplo.com (portal exclusivo para miembros)
  • empleo.ejemplo.com (área de ofertas de empleo)
  • comunidad.ejemplo.com (foros y comunidades)

Servicios independientes: por lo general, dependiendo de las herramientas que proporcione el hosting web, si el dominio principal ha sido asignado, estas herramientas pueden soportarse bajo subdominios. Por ejemplo:

  • webmail.ejemplo.com (cliente de correo web)
  • ftp.ejemplo.com (servicio de FTP)
  • vpn.ejemplo.com (acceso a VPN corporativa)

 Subdominio vs subcarpeta

 

Los subdominios y las subcarpetas, también conocidas como subdirectorios, son dos métodos diferentes para organizar y estructurar un sitio web, cada uno con sus propias características y usos específicos.

Aunque ambos métodos ayudan a organizar el contenido de un sitio web, funcionan de manera distinta. Un subdominio es un prefijo que se agrega al dominio principal, mientras que una subcarpeta es una carpeta que se encuentra dentro del dominio principal y se accede a su contenido a través de una ruta que deriva del dominio principal.

En contraste, un subdominio puede ser apuntado a una carpeta o directorio específico y solo puede ser accesible desde ese subdominio. Además, un subdominio puede contener subcarpetas sin ningún problema.

Para ilustrar las diferencias entre subdominios y subcarpetas, vamos a presentar claras y simples comparaciones a continuación:

Estructura de URL:

  • Subdominio: siendo un prefijo, se sitúa antes del dominio principal, como por ejemplo, “blog.misitioweb.com”.
  • Subcarpeta: se va agregando como parte de la URL determinando la ruta de carpetas después del dominio, como “misitioweb.com/blog”.

Configuración del servidor:

  • Subdominios: para establecer un subdominio son requeridas configuraciones adicionales tanto en el servidor web como en el sistema de nombres de dominio (DNS) para apuntar a ubicaciones concretas que pueden ser un determinado directorio o carpeta.
  • Subcarpetas: las subcarpetas pueden ser creadas y configuradas directamente en el servidor web sin necesidad de realizar cambios en el DNS.

Aislamiento:

  • Subdominios: dependiendo de la configuración del hosting web, los subdominios pueden estar alojados por el mismo proveedor o ser externos, por lo que esto plantea una mayor separación entre sí, lo que facilita la gestión de permisos, configuraciones y entornos independientes.
  • Subcarpetas: las subcarpetas se encuentran limitadas a que solo pueden ser creadas bajo el mismo entorno y configuración que el sitio principal.

Seguridad:

  • Subdominios: los subdominios pueden tener configuraciones de seguridad (SSL/TLS) que difieran a las previamente configuradas en el dominio principal.
  • Subcarpetas: por defecto, las subcarpetas al depender netamente del dominio principal heredan la configuración de seguridad previamente establecida.

SEO y autoridad de dominio:

  • Subdominios: los motores de búsqueda pueden considerar los subdominios como dominios separados e independientes, lo que puede impactar en la transferencia de autoridad y ranking en el posicionamiento del sitio web.
  • Subcarpetas: al igual que con los parámetros de seguridad, las subcarpetas heredan la autoridad y el ranking del dominio principal.

Escalabilidad:

  • Subdominios: los subdominios por defecto se presentan como más flexibles y escalables, ya que se pueden migrar o separar fácilmente del dominio principal.
  • Subcarpetas: las subcarpetas por su parte al encontrarse ligadas al sitio principal, se encuentran mas limitadas, pudiendo hacerlas más difíciles de separar o migrar.

Branding y marketing:

  • Subdominios: por lo general los subdominios pueden considerarse más memorables e identificables, esto hace que puedan ser promovidos como productos o servicios independientes.
  • Subcarpetas: las subcarpetas en este caso son más apropiadas para secciones o contenido relacionado directamente con el sitio principal.

 Cómo crear un subdominio

 

Por lo general, no hay un límite en la cantidad de subdominios que podemos crear. Sin embargo, este aspecto puede verse limitado según el proveedor de hosting web y las características del plan que tengamos asignado.

Si no tenemos límite en cuanto a sitios web o bases de datos, como muchas de las opciones que ofrece Webempresa, entonces no es un factor por el que debamos preocuparnos.

Básicamente, hay dos métodos para crear subdominios. Uno es a través de las herramientas proporcionadas por el proveedor de alojamiento, que permiten crearlos de manera visual e intuitiva.

Por otro lado, tenemos la opción convencional, que consiste en la edición e ingreso de registros en la zona DNS. Vamos a examinar ambos casos.

 Crear subdominio a través de WePanel

 

Al contar con un plan de hosting con Webempresa vamos a poder acceder a WePanel, panel de administración desde donde vamos a realizar el ejemplo, sin embargo, este proceso y sus opciones son muy similares a otros gestores como CPanel en otros proveedores de alojamiento.

Desde WePanel vamos a ubicar la opción de “Gestión de Dominios”.

wepanel gestion de dominios

En la vista global de dominios vamos a la opción “Subdominio”.

wepanel vista subdominio

Al seleccionar “Añadir” se va a desplegar una nueva sección en la cual vamos a poder ingresar los campos correspondientes al prefijo que tendrá el subdominio, el dominio principal, la carpeta o directorio que apuntará el subdominio, si no hay una carpeta definida se va a crear desde este apartado.

Por último, hay una casilla para activar/desactivar si queremos crear una cuenta FTP asociada al nuevo dominio.

Solo bastará con rellenar los campos con la información necesaria y hacer la solicitud con el botón “Añadir”.

wepanel crear subdominio

Una vez creado el subdominio nos arrojará un resumen de la dirección que recién hemos creado, en unos pocos clics ya tenemos nuestro subdominio creado.

wepanel subdominio creado

 Crear subdomino a través de la zona DNS

 

Otra manera de crear subdominios es mediante la edición de los registros DNS del dominio. Estas opciones pueden variar según el proveedor del dominio o si es el mismo proveedor del alojamiento. En este ejemplo, continuaremos desde WePanel para ilustrar el proceso.

Desde WePanel vamos a ubicar la opción de “Editor de zona DNS”.

wepanel editor dns

Ya en la vista del editor de zona DNS vamos a seleccionar un dominio para poder desplegar sus opciones.

wepanel seleccionar dominio

Una vez seleccionado el dominio principal vamos a proseguir a ingresar un registro de tipo A, el cual nos permitirá apuntar el subdominio a una dirección IP en concreto.

Para darle un sentido al registro A que vamos a introducir debemos entender que corresponde cada campo.

wepanel subdominio desde registro dns

Registro: en este campo colocaremos el prefijo que tendrá el subdominio, por ejemplo “blog”.

Tipo: este selector indica el tipo de registro que vamos a ingresar. Hay varios tipos de registros, pero en este caso utilizaremos el tipo A.

TTL: este apartado generalmente puede dejarse con la configuración predeterminada, aunque también puede ajustarse según nuestras preferencias. TTL se refiere al tiempo durante el cual se almacena en caché una consulta antes de ser descartada y solicitada nuevamente.

Valor: en este campo, debemos ingresar la dirección IP del servidor al que deseamos que apunte el subdominio. Por lo general, al adquirir un servicio de hosting web, recibimos una dirección IP en la información proporcionada. En el caso de WePanel, podemos consultarla directamente desde el panel general.

wepanel saber direccion ip

Una vez que hemos ingresado el nuevo registro, solo nos queda esperar a que este ajuste se propague en todo el dominio.

Si deseamos verificar el estado de la propagación en los servidores de todo el mundo, podemos realizar una búsqueda del subdominio desde la siguiente página.

Simplemente debemos ingresar el subdominio y seleccionar el tipo de registro A. De esta manera, podremos visualizar la dirección IP a la que apunta, así como también identificar las regiones donde el cambio aún no se ha cargado o propagado completamente.

usar whatsmydns

(Visita el sitio web haciendo clic en la imagen ↑)

  Conclusión

 

A lo largo del artículo, hemos destacado las numerosas ventajas que a menudo pasan desapercibidas al utilizar subdominios en nuestro favor.

Por otro lado, tanto los subdominios como las subcarpetas, aunque son recursos valiosos para organizar y estructurar sitios web, a menudo generan confusión al ser utilizados, y cada uno cuenta con sus propias ventajas y casos de uso específicos.

Los subdominios ofrecen una mayor flexibilidad, seguridad y capacidades de configuración independiente, lo que los hace ideales para segmentar contenido, productos o servicios de manera aislada. Sin embargo, es importante tener en cuenta que pueden tener implicaciones en el SEO y la autoridad del dominio principal.

Por su parte, las subcarpetas son más fáciles de configurar, heredan la autoridad del dominio principal y son adecuadas para organizar secciones o contenido estrechamente relacionado con el sitio web principal, aunque ofrecen menos opciones de aislamiento y configuración independiente.

En última instancia, la elección entre utilizar subdominios o subcarpetas dependerá de los requisitos específicos del proyecto, como el tamaño del sitio web, la necesidad de separar el contenido y las consideraciones de seguridad y posicionamiento SEO.

Los subdominios son sin duda una excelente opción tanto para sitios web pequeños con una estructura diferente y no relacionada con el sitio principal, así como para versiones multilingües, como también para sitios web grandes y complejos que requieren una mayor segmentación y flexibilidad.

En cualquier caso, los subdominios son herramientas poderosas para organizar y administrar de manera efectiva el contenido de nuestros sitios web.

También te puede interesar:

¿Te ha resultado útil este artículo?

Promo hosting 70% de descuento